OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 7 de enero de 2009 - 12:56 GMT
Un año duro para el mundo
Marcelo Justo
Marcelo Justo
Analista BBC Mundo

Nadie pone en duda que este 2009 será un año más que difícil para la economía.

Celebración de año nuevo
¿Lo último que festejaremos de 2009?

El Fondo Monetario Internacional calcula una caída del 2% a nivel mundial, pero la celeridad de la crisis ha sido tal que las usinas de análisis mundial corrigen sus pronósticos mes a mes.

En noviembre, la Unidad de Inteligencia de la revista The Economist había vaticinado un 2% de crecimiento global promedio para 2009.

En diciembre cambió este pronóstico y predijo una contracción del 0,4%, es decir crecimiento negativo de promedio, equivalente a recesión.

En cuanto a América Latina, la CEPAL no lo duda:

"Los motores del crecimiento en estos años se han ido apagando uno a uno, sea el comercio externo de productos primarios o las remesas o el turismo. El crecimiento que queda por delante es pura inercia", le indicó a BBC mundo Osvaldo Kacef, director de la División de Desarrollo Económico de la CEPAL.

La organización anticipa un crecimiento regional de un 1,9%.

Adiós al boom

Es posible que en la amplia franja de pobreza mundial (cerca de 1.500 millones de personas, viven con menos de US$1,25 diarios, segun el Banco Mundial), no se hayan dado cuenta, pero los últimos años fueron de extraordinaria bonanza, con un crecimiento promedio del Producto Interno Bruto (PIB) mundial de entre el 4 y el 5%.

Hay que distinguir entre recesión y depresión. Nuestra predicción es que tendremos una recesión profunda
Robert Ward, The Economist

Ahora la única duda es si enfrentaremos una profunda recesión o nos sumergiremos en el infierno más temido: la depresión.

"En una depresión hay una contracción economica durante varios años seguidos, como la sucedida en los años '30. Nuestra predicción es que tendremos una recesión profunda", le dijo a BBC Mundo Robert Ward, director de Global Projection del Economist Intelligence Unit (EIU).

El pronóstico generalizado es que en la segunda mitad del año se verán ciertos avances, pero que para hablar de recuperación habrá que esperar hasta 2010.

El impacto sobre el comercio mundial será muy fuerte.

Según el Banco Mundial, el comercio disminuirá en un 2%, la primera vez que hay una caída del intercambio internacional de bienes en 27 años.

Este impacto ya se siente en países tradicionalmente exportadores como Japón, segunda economía a nivel mundial.

En 2008, este país experimentó una caída de casi el 27% en sus exportaciones y registró un deficit comercial de US$2.500 millones en noviembre, algo asombroso en una economía que basó su despegue posterior a la Segunda Guerra Mundial, en el poderío de su sector externo.

La caída del comercio mundial afectará especialmente a las vigorosas economías asiáticas, entre ellas, China, particularmente importante para América Latina.

Sobre bancos y coches

La crisis se sentirá más que nunca en sectores emblemáticos de la economía moderna, como el financiero y el automotriz.

Tarjetas de crédito
¿Volverá el crédito?

"El boom crediticio que estuvo detrás del fuerte crecimiento de estos años no se va a recuperar. El proceso de reestructuración será muy lento. Si pensamos que faltan apenas 12 meses para que llegue 2010, diría que sólo en 2011 habrá una recuperación de la situación crediticia", comentó Ward.

En la medida en que el crédito es fundamental para la producción y el consumo, la velocidad de esta recuperación será fundamental para evaluar la temperatura de la economía mundial en su conjunto.

El sector automotriz también está en la cuerda floja.

El paquete de rescate del ejecutivo estadounidense de US$17.000 millones para dos símbolos del capitalismo y la modernidad como General Motors y Chrysler no garantizan la supervivencia de las compañías en un marco de profunda caída del consumo mundial.

Por ello, de Argentina a Francia, de Japón a Alemania, la industria automotriz ha sido una de las grandes receptoras de ayuda estatal.

Si esta ayuda logrará mantener a flote a este sector es uno de los grandes enigmas del 2009.

Mundo dispar al revés

A diferencia de las otras crisis que ocurrieron después de la caída del Muro de Berlín (efecto Tequila, Vodka y Caipiriña), la actual está afectando mucho más al mundo desarrollado que a las llamadas economías emergentes.

Barack Obama
Carisma tiene, varita mágica no.

En los países del BRIC (Brasil, Rusia, India y China) se prevé una caída del crecimiento, pero manteniendo guarismos positivos para China (9,4%), India (6,9%) Brasil (2,4%) y Rusia (3%).

Esta disparidad favorable para economías menos desarrolladas, tendrá un impacto político-diplomático al darles mayor peso a estos países en la búsqueda de un nuevo orden internacional.

Como decía el escritor mexicano Octavio Paz, el futuro es un territorio que por definición nadie ha pisado: toda nota anticipatoria de lo que todavía no sucedió tiene una mezcla de cálculo y adivinanza respecto a enigmas conocidos y desconocidos.

Uno de ellos es el impacto que tenga la presidencia de Barack Obama a la hora de solucionar la profunda crisis económica estadounidense, una de las claves para que el mundo salga del actual estupor.



NOTAS RELACIONADAS
Rusia y EE.UU. discuten A. Latina
22 12 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen