OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 18 de diciembre de 2008 - 15:05 GMT
Tres décadas que transformaron a China
Redacción BBC Mundo

El Gran Palacio del Pueblo decorado para la ocasión.
Todos los líderes políticos asistieron a la celebración.
Para muchos, los últimos y vertiginosos cambios en China tienen fecha precisa: el 18 de diciembre de 1979, cuando empezó la reunión del partido comunista en la que se dieron los primero pasos para introducir en el país la economía de mercado.

El actual presidente chino, Hu Jintao marcó la fecha este jueves en una ceremonia oficial en el Gran Palacio del Pueblo, donde estuvieron presentes todos los líderes políticos de su país.

Hu elogió las reformas de su predecesor Deng Xiaoping y dijo que la apertura económica revitalizó a China "en un momento crucial".

El máximo líder chino, sin embargo, descartó cualquier posibilidad de reformas políticas y dijo que China nunca adoptaría el sistema político de los países Occidentales.

"La experiencia de las pasadas tres décadas nos cuenta que la decisión sobre la aprobación de la reforma y apertura ha estado de acuerdo con los pensamientos del pueblo, compatible con la modernización, y es totalmente correcta", afirmó el mandatario en referencia a la política de "un país, dos sistemas".

Socialismo a la china

Este sistema fue impulsado por Xiaoping, llamado el "Pequeño Timonel", cuando decidió abandonar la economía planificada de Mao Zedong (el "Gran Timonel") e incorporar reglas del libre mercado.

La estatua de Deng Xiaoping
Una familia se toma una foto junto a la estatua de Deng Xiaoping

Fue así como China, en estas décadas, se convirtió en la cuarta economía del mundo en términos de PIB (Producto Interior Bruto). En 1978, era la trigésimo segunda, comparable con Somalia.

Hace dos semanas, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó un informe sobre China donde indica que la vida de sus habitantes también ha mejorado sustancialmente durante las últimas tres décadas.

Entre 1978 y 2007 la pobreza en las áreas rurales cayó del 30,7% al 1,6%, según cifras de la ONU.

En el informe se señala que el índice de pobreza ha disminuido, el alfabetismo ha aumentado y los chinos ahora tienen mayor expectativa de vida que nunca antes.

Brecha entre ricos y pobres

Nadie duda del progreso de China, incluso el Banco Mundial señala que en 1985 el ingreso per capita promedio era de US$ 293, en el 2006 la cifra aumentó a US$ 2.025.

Sin embargo, a pesar del rápido crecimiento económico, nuevos problemas han aparecido. Uno de ellas es la brecha entre ricos y pobres.

La ONU, por ejemplo, advierte que los niños en edad escolar en la rica ciudad costera de Shangai reciben diez veces más ayuda económica que algunos estudiantes en las zonas rurales.

Unos campesinos llegan a trabajar a la ciudad.
Pese al crecimiento económico, la brecha entre ricos y pobres aumentó.

Por eso, a pesar que muchos están contentos con el cambio, otros añoran el sistema del pasado.

Las reformas, por ejemplo, encarecieron los beneficios sociales que antes proveía el estado, como salud y educación. La riqueza, también, ha aumentado la corrupción en todos los sectores de la sociedad.

"De repente la gente se dio cuenta de que tenía que preocuparse por la educación de sus hijos y por conseguir un empleo. También se dieron cuenta que ir al médico sale caro y mucha gente no puede pagar", explicó a la periodista Li Xing.

En una entrevista con la BBC, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, advirtió que un de los retos más grandes que enfrentará el gobierno chino será, precisamente, distribuir mejor los beneficios del crecimiento económico.

"El éxito de estos 30 años ha aumentado las expectativas en China. Hay muchas ganas y orgullo por parte de la población, pero al mismo tiempo, llega una nueva generación y ellos se mostrarán más impacientes", dijo Zoellick.

Por ahora, el gobierno también se tiene que preocupar por la caída de exportaciones y el efecto que tendrá la crisis económica mundial en China. El lunes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que el crecimiento chino podría reducirse a casi la mitad el próximo año.

El primer restaurante

Guo Peiji a la salida de su restaurante
Guo Peiji y su esposa abrieron el primer restaurante privado en Pekín

Pese a todo, en la calles de Pekín hay mucha gente que está contenta con el cambio que ha vivido el país, cómo explica el corresponsal de la BBC en China, Michael Bristow .

Uno de ellos es el dueño del primer restaurante que abrió sus puertas en la capital china, en 1980, una vez que las reformas permitieron tener negocios.

"Algunos dijeron que el restaurante era capitalismo, pero después de un año muchos de los que criticaron abrieron sus propios negocios y comenzaron a vender lo que podían", dijo Guo Peiji.

Este anciano de 75 años recuerda que en los primeros días instaló unas mesas en su salón y cocinaba con su esposa lo que encontraban en el mercado.

No fue fácil, sobre todo porqué aún recordaban lo que le pasó a aquellos que eran acusados de capitalistas durante la época de Mao. Ahora, esos tiempos quedaron atrás.



NOTAS RELACIONADAS
Crecen temores por crisis en China
15 12 08 |  Economía
Chinos "viven más que nunca"
16 11 08 |  Internacional
Crisis también golpea a China
11 12 08 |  Economía
China hala la oreja a EE.UU.
05 12 08 |  Economía
Un billete se queda sin Mao
07 07 08 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen