OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 28 de octubre de 2008 - 22:10 GMT
Argentina: puja en el Congreso
Max Seitz
Max Seitz
BBC Mundo, Buenos Aires

Cristina Fernández anuncia el plan el 21 de octubre
Fernández quiere estatizar los aportes que millones de trabajadores hicieron en las AFJP.

El Congreso argentino comenzó a debatir este martes el polémico plan del gobierno de estatizar los fondos privados de pensiones, en lo que promete ser una dura batalla legislativa.

La presidenta Cristina Fernández quiere que los aportes de 9,5 millones de trabajadores a las llamadas AFJP (Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones) sean traspasados al sistema público de retiro, que ya cuenta con cuatro millones y medio de afiliados.

El proyecto de ley que Fernández envió al Congreso apunta a crear un régimen estatal único denominado Sistema Previsional Argentino (SiPA).

La mandataria justificó su decisión afirmando que era necesaria para contrarrestar el impacto negativo que ha tenido la crisis financiera global sobre las jubilaciones.

El gobierno espera que la norma, que comenzó a ser discutida en comisiones con la participación de funcionarios y representantes de las AFJP, sea votado por la Cámara de Diputados la semana próxima, tras lo cual debe pasar al Senado.

Grupos autoconvocados contra la estatización de las pensiones organizaron una manifestación frente al Congreso, mientras que empleados de AFJP protestaban en algunas provincias argentinas.

Resistencia

Según los analistas, el oficialismo (peronismo) deberá afrontar en el Congreso -donde tiene mayoría- una fuerte resistencia de la oposición y de las AFJP, así como objeciones de algunos legisladores propios.

Empleados de las AFJP protestando frente a la Casa Rosada el 23 de octubre
El oficialismo deberá afrontar en el Congreso una fuerte resistencia de la oposición y de las AFJP.

Los críticos desconfían de las motivaciones del gobierno en su plan de privatizar las jubilaciones privadas. Creen que intenta "apoderarse" de los fondos de la AFJP, que ascienden a unos US$30.000 millones distribuidos en distintas inversiones.

Para los detractores de la presidenta Fernández, el oficialismo quiere el dinero para usarlo con fines políticos, realizar obras públicas o evitar una moratoria de pagos (o default) de su deuda pública ante la obligación de afrontar importantes vencimientos el año próximo.

La líder de la Coalición Cívica, el principal partido de oposición, denunció: "Para mí es un robo. La historia trágica de los gobiernos dice que, cuando están desesperados, saquean la caja de los jubilados".

Todas estas acusaciones, que han sido negadas por la Casa Rosada, amenazan con colarse en las discusiones en el Congreso.

Incluso, dentro de las filas del oficialismo hay diputados como Antonio Morante que, si bien está a favor del proyecto de ley en debate, sostiene que "debería introducirse una cláusula para que los fondos (estatizados) se destinen únicamente al pago de las jubilaciones futuras".

Por su parte, la Unión de AFJP, que reúne a las aseguradoras que operan en Argentina, ha cuestionado con dureza los cambios propuestos por el gobierno.

En un comunicado, la entidad dijo que la norma "no tiene una visión de largo plazo, sino que está basada en un hecho coyuntural, que es la crisis de los mercados financieros".

En contraste, defendió el sistema privado de pensiones afirmando que fue planteado con una perspectiva de décadas y que "ha tenido una tendencia al crecimiento casi constante a lo largo de 14 años".

¿Y los puestos de trabajo?

Los observadores coinciden en que otro de los temas contenciosos es qué sucederá con los más de 10.000 empleados de las AFJP.

(La norma) No tiene una visión de largo plazo, sino que está basada en un hecho coyuntural, que es la crisis de los mercados financieros
Unión de AFJP

El gobierno aseguró que "ninguno se quedará en la calle". Su idea es que aquellos que trabajan en aseguradoras vinculadas a bancos sean absorbidos por estas entidades, mientras que el resto será incorporado al Estado.

Muchos empleados temen que empeoren sus condiciones laborales, pero la viceministra argentina de Trabajo, Noemí Rial, aclaró que a todos "se les va a respetar la antigüedad y el sueldo".

Las AFJP fueron creadas en 1994 a semejanza de las aseguradoras chilenas (AFP, Administradoras de Fondos de Pensiones) y, según el gobierno, son un "resabio del neoliberalismo" de la década de los años 90.

Según datos oficiales, actualmente operan en Argentina 10 de estas empresas, que recaudan más de US$300 millones por mes.

AMÉRICA LATINA
Países con un régimen obligatorio de capitalización de pensiones
Argentina
Chile
Uruguay
Bolivia
Perú
Colombia
Panamá
Costa Rica
Nicaragua
El Salvador
República Dominicana
México
FUENTE: Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP)

Las AFJP han invertido el dinero de los beneficiarios mayormente en acciones, bonos del Estado y depósitos bancarios a plazo fijo con el fin de multiplicar su capital.

Pero como consecuencia del reciente colapso bursátil y crediticio en todo el mundo, los aportes de los trabajadores han sufrido una marcada depreciación, si bien ya registraban un retroceso desde el 2007.

Según estimaciones del gobierno, en los últimos 12 meses las AFJP han acumulado pérdidas del 20% y en el futuro podrían verse en dificultades de pagar las pensiones mínimas.

Hoy, cerca de medio millón de argentinos que ya cobran una jubilación privada reciben menos dinero del esperado.

Por eso, la presidenta Fernández ha calificado la estatización de los fondos de las AFJP como un "salvataje" análogo al que han realizado Estados Unidos y Europa con sus sistemas financieros.



NOTAS RELACIONADAS
Fernández: "Vuelve el Estado"
21 10 08 |  América Latina
Argentina: ¿fin de jubilaciones privadas?
21 10 08 |  América Latina
¿Está seguro de su pensión?
21 10 08 |  Participe
Media Argentina cambia de hora
17 10 08 |  América Latina
Argentina: Videla a la cárcel
10 10 08 |  América Latina
Argentina cobrará a visitantes
09 10 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen