OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 6 de octubre de 2008 - 21:35 GMT
Islandia se derrite
Redacción BBC Mundo

Calle de Reikiavik
La economía de Islandia llegó a crecer a un ritmo del 7%.

Hasta hace unas décadas Islandia, un país con apenas 300.000 habitantes y una superficie similar a la de Cuba, contaba con una economía basada en la pesca.

Pero en los años 90 su industria bancaria empezó a expandirse rápidamente en el extranjero, creciendo en volumen ocho veces por encima del Producto Interior Bruto del país.

Fue entonces cuando las compañías islandesas desembarcaron en Europa, en países como el Reino Unido, donde poseen desde cadenas de supermercados hasta clubes de fútbol.

Pero ahora, como señala el corresponsal de la BBC, Steven Duke, la tierra del hielo y el fuego está sufriendo a consecuencia de la crisis crediticia.

Siguiendo la estela de otros gobiernos europeos, este lunes el gobierno islandés anunció que garantizará la totalidad de los ahorros bancarios de sus ciudadanos.

Plan de emergencia

La medida se hizo pública después de que se suspendiera la cotización de los seis bancos e instituciones financieras más importantes del país y el mismo día en que la corona islandesa perdió un tercio de su valor frente al euro.

El primer ministro islandés, Geir Haarde
Geir Haarde dio a conocer en una dramática intervención pública los detalles del plan emergencia.

Además, el primer ministro, Geir Haarde, dio a conocer en una dramática intervención pública los detalles del plan emergencia que van a adoptar para salvar a los bancos del país, después de un fin de semanas de reuniones en las que participaron los principales líderes políticos, financieros y sindicales del país.

Según Haarde, la actual crisis puede llevar al Estado islandés a la bancarrota.

Según los detalles que han trascendido del plan para hacer frente a la crisis, el gobierno podría tomar el control de las instituciones financieras con problemas, incluso obligándoles a que se fusionen o a que se declaren en bancarrota.

Anteriormente había anunciado que los principales bancos del país han acordado vender algunos de sus activos en el extranjero para traer dinero a casa.

El gobierno también quiere que los sindicatos trasladen al país una parte importante de los fondos de pensiones que tienen fuera del país.

A cambio, los sindicatos piden que Islandia presente la solicitud para convertirse en miembro de la Unión Europea (UE), algo a lo que se han resistido durante décadas.

Recesión

Sigurjon Arnason, director general del banco islandés Landsbanki
Este lunes se suspendió la cotización de los seis bancos más importantes del país.

Tras crecer a un ritmo del 7% anual, para el año próximo se ha pronosticado que la economía islandesa entrará en recesión, con unos tipos de interés del 15,5% y una inflación por encima del 12%.

Hace una década, los bancos islandeses utilizaron los ahorros nacionales como su principal fuente de financiación.

Pero hacia 2006 esos mismos bancos dependían de los mercado extranjeros para obtener liquidez. Ahora esos mercados se han congelado, dejándoles con importantes deudas que pagar.

Según el corresponsal de la BBC, si en Islandia hace seis años hubieran querido pagar las deudas que tienen sus bancos en el extranjero, les habría constado a cada uno de sus 310.000 habitantes unos US$26.000.

Actualmente, según nuestro corresponsal, cada hombre, mujer y niño en Islandia necesitaría cerca de US$280.000 para pagar esas deudas.



NOTAS RELACIONADAS
Wall Street recupera terreno
30 09 08 |  Economía
Otro lunes negro
30 09 08 |  Economía
Rechazan plan de rescate
29 09 08 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen