OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 30 de septiembre de 2008 - 02:58 GMT
Otro lunes negro
Redacción BBC Mundo

Índice Dow Jones
La caída de este lunes eleva los temores de que se produzca una congelación del crédito.

Las acciones de la Bolsa de Nueva York experimentaron la peor caída en puntos de su historia en apenas una jornada bursátil, a consecuencia de la negativa del Congreso de aprobar el plan de rescate financiero.

El índice Dow Jones, que registra el comportamiento de las empresas más representativas de Estados Unidos, cayó 6,98%, es decir 777,68 puntos, para cerrar en 10.394,92 unidades.

En términos reales estamos hablando de US$1,2 billones en pérdidas económicas para el aparato productivo del país.

El descenso de las acciones ya se había comenzado a notar horas antes de la votación en la Cámara de Representantes tras saberse que otro banco había sido intervenido, en este caso Wachovia, el cuarto del país, y cuyos activos fueron comprados por Citigroup tras la aprobación de las autoridades federales con el fin de evitar su colapso.

¿Congelación del crédito?

Analistas consultados por la BBC afirman que el impacto más preocupante de este desplome tiene que ver con la congelación del crédito.

YO QUIERO SER RESCATADO

No se sabe hasta qué punto esta caída pronunciada de la bolsa afectará el préstamo, ya que muchos bancos podrían hacer más complicado para cualquiera obtener dinero.

Automáticamente esto también influiría en un adicional descenso de los precios en el mercado de las viviendas, el otorgamiento de tarjetas de crédito y en el aumento de las tasas de interés.

Por otro lado, podría afectar la manera en que las empresas piden prestado dinero a corto plazo para hacer frente a sus compromisos del día a día, como comprar nueva mercancía, pagar sueldos, servicios, etc.

Por ello, los observadores señalan que las consecuencias a mediano plazo podrían ser incalculables ya que, como se sabe, Estados Unidos mueve su economía a través del crédito.

Por otro lado, el corresponsal de la BBC en Nueva York, Greg Wood, informa que algunos expertos concuerdan en afirmar que pese al pronunciado descenso de las acciones en Wall Street el lunes, todo parece indicar que es apenas el comienzo de una nueva fase de desplome en los mercados.

Incluso Wood señala que hay conversaciones para un recorte adicional de medio punto en las tasas de interés como medida de emergencia por parte de la Reserva Federal de EE.UU. cuando se reúna ahora en octubre.

Pero tal es la dimensión de la crisis que es difícil predecir su estas medidas van a ayudar.

Protesta en Wall Street
Muchos estadounidenses creen que Wall Street no debe ser ayudado.
Wall Street

En Wall Street las caras largas fueron el denominador común entre los corredores que no podían digerir la magnitud del desplome, similar al ocurrido días después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 cuando la bolsa cayó 684,81 puntos.

La frenética venta de acciones este lunes fue tal que sólo 162 acciones subieron de cotización, mientras que más de 3.000 descendieron.

En todo caso, la caída no se acerca por mucho al más del 20% que se registró en octubre de 1987 con el famoso lunes negro.

La dimensión de la volatilidad en Wall Street fue tal que, tras saberse que la Cámara de Representantes estaba rechazando el plan de rescate, la bolsa perdió 400 puntos en sólo 10 minutos.

El desplome en América Latina

En América Latina el efecto fue inmediato.

La Bolsa de Sao Paulo cayó 9,36% lo que obligó a la implementación de una pausa bursátil o "circuit breaker" en la segunda mitad de la jornada, un mecanismo que se activa en el mercado paulista cuando hay una excesiva volatilidad de los mercados.

Pese a la medida el índice Ibovespa llegó a caer más del 13%.

Lula da Silva
Estamos tranquilos, pero sabemos que la crisis es grave
Luiz Inacio Lula da Silva
En una frase el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, resumió la situación: "Estamos tranquilos, pero sabemos que la crisis es grave".

Por otro lado, la Bolsa Mexicana de Valores registró su peor caída del año con un descenso del 6,40%.

En Chile fue el desplome más pronunciado en 10 años. La Bolsa de Comercio de Santiago se precipitó 5,49% a consecuencia de la incertidumbre mundial en los mercados de valores.

En Buenos Aires, otro de los mercados representativos del área, el índice Merval cayó 8,68%, destacando el hecho de que sólo tres acciones cerraron en alza frente a 63 caídas.

Fue el derrumbe más grande de los últimos seis años.

Martes de caídas en Asia

Asia también ha reaccionado negativamente a la jornada negra del lunes en Wall Street.

Con los mercados bursátiles abriendo el martes el índice Nikkei en Japón se desplomó 5%, es decir, casi 580 puntos.

En Hong Kong el índice Hang Seng cayó 5,47% apenas empezando la jornada de cotizaciones.

Australia y Nueva Zelanda vieron comportamientos similares, lo que generó expresiones de preocupación en ese lado del mundo.

"Tendrá un gran impacto en la economía de EE.UU. y también tendrá un gran efecto en la economía global", aseguró el ministro de Economía de Japón, Kaoru Yosano.

El primer ministro de Australia, Kevin Rudd, dijo que habló con su contraparte británico, Gordon Brown y acordaron urgir al Congreso de Estados Unidos para que apruebe el plan de rescate.

"La actitud que adoptaremos.... es urgir al Congreso de Estados Unidos a aprobar éste o una medida similar cuando sea presentada al Congreso a finales de esta semana", afirmó Rudd.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen