OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 29 de septiembre de 2008 - 06:19 GMT
Claves del plan de emergencia
Redacción BBC Mundo

Un hombre entrando en la sede de AIG en Nueva York
El plan puede ser la mayor intervención estatal en la economía del país desde los años 30.

Los líderes del Congreso de Estados Unidos y funcionarios del gobierno acordaron una propuesta final del plan de rescate de US$700.000 millones, impulsado por el presidente, George W. Bush, para paliar la crisis financiera del país.

El plan ha sido enviado para su aprobación a ambas cámaras legislativas.

Si el voto es positivo, marcará el comienzo de la mayor intervención estatal en la economía del país desde la Gran Depresión de los años 30.

¿Por qué los bancos ricos necesitan un plan de rescate?

Los mercados financieros del mundo están en un gran problema, porque demasiados bancos han invertido grandes sumas de dinero en el enorme mercado hipotecario de Estados Unidos.

Pero, desde que la burbuja hipotecaria estadounidense reventó, los bancos no saben cuántos de estos préstamos serán devueltos.

Lo que empezó como un pequeño inconveniente a nivel local, se ha extendido ahora a bancos de todas partes del planeta.

Los bancos simplemente ya no saben cuánto valen sus inversiones, lo que hace que estas inversiones sean difíciles de vender, provocando que algunos bancos supuestamente seguros se queden sin efectivo.

Además, los bancos ya no confían el uno en el otro. No saben qué bancos podrían meterse en problemas y son reticentes a prestarse mutuamente.

Esto ha llevado al sistema financiero global a una paralización, disparando las tasas de interés y dañando a consumidores y empresas.

La crisis crediticia ha resultado en el colapso de muchas y grandes instituciones financieras, tanto en Estados Unidos como en Europa.

¿Cómo funcionará el plan de rescate?

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, usará el dinero para comprar muchas de las deudas hipotecarias incobrables.

A cambio, los contribuyentes recibirán acciones de los bancos rescatados. Si los bancos se recuperan, los contribuyentes hasta podrían obtener ganancias.

Pero si los contribuyentes pierden, el resto del sector de servicios financieros deberá hacerse cargo del costo del rescate.

Los altos ejecutivos de las entidades financieras que se beneficien con el plan tendrán límites en sus salarios y las indemnizaciones millonarias estarán prohibidas.

Los bancos estarán obligados a adherirse a un sistema de seguro que los protegerá contra las pérdidas de los títulos que se sustentan en hipotecas.

Habrá cuatro agencias para controlar el dinero otorgado a los bancos.

¿Me afectará el plan de rescate?

Lo más probable es que sí le afectará.

Si usted vive en Estados Unidos, otros US$2.300 se le agregarán a su parte de la deuda nacional.

Se prevé que la totalidad de los planes de rescate añadirán la suma exorbitante de US$1.800 billones. Lo que se traduce en US$15.000 por hogar en Estados Unidos.

Pero hay que considerar que, sin este plan de rescate financiero, probablemente la crisis económica mundial se profundizaría.

En el peor de los casos, se podría haber provocado un efecto dominó de bancos desmoronándose en el mundo.

Eso no sólo hubiera sobrecargado cualquier sistema de protección de ahorristas e inversionistas, sino que podría haber disparado una crisis económica global, con millones de empresas yéndose a la bancarrota y decenas de millones de empleos perdidos.

Si el plan funciona, se evitará la peor de las crisis, aunque es improbable que todo vuelva a la normalidad.

¿Puede tambalear la aprobación del plan?

A pesar de muchas idas y venidas, tanto los líderes republicanos como los demócratas y el gobierno estadounidense se han puesto de acuerdo en un paquete de emergencia detallado y por escrito.

El proyecto de ley está "congelado", lo que significa que sus críticos no pueden cambiar ningún punto que no compartan.

Considerando el fuerte apoyo que ha recibido -incluyendo a los candidatos presidenciales Barack Obama y John McCain- lo más probable es el plan sea aprobado.

¿Cómo financiará el gobierno de Estados Unidos la compra de la deuda?

El gobierno estadounidense pedirá el dinero prestado a los mercados financieros mundiales. El proyecto de ley le da al Tesoro la autoridad para emitir instrumentos financieros (como bonos y acciones) por el valor US$700.000 millones para respaldar dicho préstamo.

Lo que se espera es que, eventualmente, el Tesoro pueda vender la cartera de deudas "malas" una vez que el mercado hipotecario se estabilice y que, quizás, hasta pueda obtener una ganancia en la transacción.

A algunos les preocupa que la emisión de más deuda federal -que virtualmente duplicaría el monto del déficit presupuestario- pueda crear inflación.

La venta también podría hacer que Estados Unidos se vuelva más dependiente de los bancos extranjeros, los que pueden convertirse en los compradores más grandes de los instrumentos financieros del Tesoro.





 

banner watch listen