OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 26 de septiembre de 2008 - 19:11 GMT
Los minerales de la discordia
Gilberto Lopes
Antigua, Guatemala

Rafaela Justo Elías, indígena náhua del municipio de Ayotitlán
Las autoridades dicen que los minerales son propiedad de la nación. Serán muy de la nación, pero ahí vivimos y tenemos derecho a defender lo que es de nosotros
Rafaela Elías, indígena náhua
La minería a cielo abierto no pasa por su mejor período en América Latina, no tanto por los precios de los minerales, que en meses recientes han subido de forma imparable, sino por la creciente resistencia de los pueblos indígenas a la explotación de esos recursos.

"La situación está muy candente, la gente está enojada, ha despertado más en torno a la cuestión de defender sus derechos y ya no les importa enfrentarse a las empresas ni al gobierno", le dijo a BBC Mundo Rafaela Justo Elias, indígena náhua del municipio de Ayotitlán.

Rafaela asistió en la ciudad de Antigua, Guatemala, a la V audiencia del Tribunal Latinoamericano del Agua (TLA), donde presentó el caso de su comunidad, en representación de la " Unión de Pueblos de Manantlán".

"Lo más reciente es una minera china que ha llegado a explorar una concesión de oro y cobre en las márgenes del río Las Marías, y se llevó muchísimo material en contenedores directamente al puerto de Manzanillo, sin haber ninguna autorización del ejido", afirmó.

La gente, entonces, "paró las máquinas y secuestró las camionetas. Duraron dos semanas paradas ahí. Después nos buscaron para hacer un acuerdo, pero no hubo ningún acuerdo".

En la zona ya opera la empresa minera de hierro Peña Colorada.

Tiene un convenio con el ejido por 30 años o hasta que se acabe le mineral, pero sus planes de ampliación también quedaron frustrados, por la resistencia de la comunidad, explicó Rafaela Justo.

"Llagas en la piel"

Un túnel pasa por debajo de varias comunidades y las explosiones para sacar el mineral provocan rajaduras en las casas. La minera dice que es por el volumen muy fuerte de la música en una iglesia Evangélica
Carlos Loarca, asesor legal de comunidades mayas
Una de las principales causas de la resistencia es por el uso del agua. "Hay pozos donde la empresa toma el agua para un proceso de lavado del mineral. Están trabajando las 24 horas.

"En tiempo seco, el río no tiene agua, porque toda la sustraen", agrega.

"En el municipio de Cuautitlán todas las huertas y cultivos están llenos de plagas y la gente tiene llagas en la piel", afirma Rafaela Justo.

Bastones de maderas nobles encastados en plata
La situación está muy candente, la gente está enojada, ha despertado más en torno a la cuestión de defender sus derechos y ya no les importa enfrentarse a las empresas ni al gobierno
Rafaela Justo Elias
En Guatemala, el caso de resistencia a la minería más conocido es el de pueblo de Sipacapa, a poco más de 200 km de la capital.

La empresa minera Montana Exploradora de Guatemala, propietaria del proyecto minero de oro Marlin, llevó a cabo dos fases de perforación en los años 2000 y 2002, para la prospección de vetas en los municipios de Sipacapa y San Miguel Ixtahuacán.

Carlos Loarca, asesor legal de comunidades mayas locales, le dijo a BBC Mundo que el tajo a cielo abierto tiene ya unos 300 metros de diámetro, donde hacen unas 60 explosiones diarias.

"La solución de cianuro que usan para procesar el mineral se esparce en el aire para que se evapore. Por las noches hacen descargas periódicas de la laguna de lixiviado, cuando la lluvia es demasiada, para que no se rebalse", explica.

"Un túnel pasa por debajo de varias comunidades y las explosiones para sacar el mineral provocan rajaduras en las casas. La minera dice que es por el volumen muy fuerte de la música en una iglesia Evangélica", agrega Loarca.

Lluvia de reclamos

En la audiencia del Tribunal entran, solemnes, los miembros del Consejo del Pueblo Maya, con sus bastones de maderas nobles, encastados en plata. La audiencia se pone de pie.

Abundan en los reclamos: actividades mineras, deposiciones inadecuadas de desechos sólidos, deforestación, secan, poco a poco, los ríos.

Miembros del Consejo del Pueblo Maya, con sus bastones de maderas nobles encastados en plata
En juicios anteriores ya se reiteraron denuncias de los efectos de la minería en territorios indígenas.

En audiencias anteriores del Tribunal, un órgano de resolución alternativa de conflictos, se reiteraron denuncias de los efectos de la minería en territorios indígenas: en el 2006, en una audiencia realizada en México, se analizaron casos en Guatemala, El Salvador y Nicaragua, pero también el de la minera Yanacocha, en Cajamarca, Perú, entre otras.

Esta semana, la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) informó que la Corte Constitucional colombiana admitió el 8 de septiembre una acción de inconstitucionalidad que había presentado contra el Código de Minas, que permite la exploración y explotación minera en ecosistemas de especial interés ecológico, como los páramos andinos.

"Las autoridades dicen que los minerales son propiedad de la nación. Serán muy de la nación, pero ahí vivimos y tenemos derecho a defender lo que es de nosotros", dijo Rafaela Elías.

"Lo que preocupa a la gente -enfatizó, la dirigente náhua- es lo que está sobre el suelo, no lo que está adentro", agrega Elías.



NOTAS RELACIONADAS
La nueva fiebre del oro
23 05 08 |  Economía
El oro sigue subiendo
13 03 08 |  Economía
Bolivia: oro "maldito"
13 05 08 |  Amazonas
El dólar pierde nueva pulseada
27 02 08 |  Economía
Otro récord para el oro
14 01 08 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen