OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 16 de septiembre de 2008 - 00:28 GMT
Impacto en América Latina
Redacción BBC Mundo

Mercado bursátil de Sao Paulo el 15 de septiembre de 2008
La peor pérdida la sufrió el índice Ibovespa de Sao Paulo, con una caída de más del 7,5%.

Los mercados bursátiles de América Latina han sido escenario de nerviosismo este lunes, tras las noticias del colapso del banco Lehman Brothers y de la consecuente turbulencia financiera en Estados Unidos.

Los principales mercados de la región registraron pérdidas similares a la de sus contrapartes en otras en el resto del mundo.

La peor pérdida la sufrió este lunes el índice Ibovespa de Sao Paulo, Brasil, con una caída de más del 7,5%.

Mientras que el índice Merval de Buenos Aires, Argentina, perdió más del 5% de su valor.

En la Ciudad de México hubo un descenso menos dramático, donde el mercado de valores retrocedió un 3,8%, mientras que en Lima, Perú, fue del 2,5%.

El índice de Santiago de Chile fue el menos afectado por la turbulencia financiera, con una pérdida de poco más de 0,5%.

Impacto limitado

Sin embargo, estos datos no deben engañar, afirman analistas consultados por BBC Mundo: la región se encuentra en un momento económico que permitirá que la crisis financiera estadounidense no afecte a las economías de América Latina.

Mercado bursátil de Sao Paulo el 15 de septiembre de 2008
Pese a escenas de nerviosismo en los mercados bursátiles, la región saldría indemne de la crisis.

Habrá sí un impacto en las filiales en la región de Lehman Brothers o de la recién vendida Merrill Lynch -que hace poco anunció una reestructuración de su creciente presencia en la región-, no obstante, como explica Peter West, de Poalim Asset Management en Londres, este será limitado a inversionistas y no tendrá un efecto generalizado.

"Habrá inversionistas en América Latina que tendrán acciones o bonos de Lehman Brothers que han perdido valor", explica West.

"Ellos sufrirán pérdidas, pero pertenecen al sector de la sociedad que mejor puede absorber pérdidas financieras", agrega.

En sentido macroeconómico, las perspectivas son totalmente distintas.

Sin contagio

"El contagio vía financiero de la cesación de pagos de Lehman Brothers o de las intervenciones recientes de la Reserva Federal no debería modificar sustancialmente la percepción general de que las economías emergentes como las de América Latina tienen bastante solidez", opina Federico Steinberg, economista del Real Instituto Elcano de Madrid.

"Las fortalezas intrínsecas de los mercados emergentes hacen que las expectativas sean razonablemente positivas", dice Steinberg.

El contagio vía financiero de la cesación de pagos de Lehman Brothers o de las intervenciones recientes de la Reserva Federal no debería modificar sustancialmente la percepción general de que las economías emergentes como las de América Latina tienen bastante solidez
Federico Steinberg, economista del Real Instituto Elcano de Madrid

Esto se debe, como le explica West a BBC Mundo, a que los bancos de los mercados emergentes no están particularmente expuestos al mercado hipotecario y de créditos de bajo riesgo estadounidense, como sí lo están, por ejemplo, las economías europeas.

Al depender más de los actualmente altos precios de los commodities que de la especulación financiera sobre los mercados de créditos, podría decirse que las economías de la región están "protegidas" ante a una crisis financiera que algunos analistas califican de inédita.

Eso no quita, sin embargo, que esa fuerte dependencia de los precios de los commodities pueda transformarse en una trampa si estos precios descienden culpa de una desaceleración del mercado estadounidense, advierte West.

En este caso, economías como la mexicana -cuyas exportaciones a Estados Unidos son un factor clave de su balanza comercial y donde las remesas de los inmigrantes juegan un importante papel- tienen una mayor exposición a esa desaceleración y por ello, podrían verse más afectadas.

Ese posible impacto en el crecimiento de algunos países -afirma Alfredo Coutiño, analista de Moodyseconomy.com- no será detectable hasta finales de año.

Protección

Pero aún en este escenario, explica Coutiño, América Latina se encuentra en una posición favorable.

Barco carga trigo en el puerto de Rosario, Argentina
Los altos precios de los commodities han beneficiado a la región.

"Hay una diversificación del comercio de América Latina con el mundo", asegura. "En los últimos años, países como Brasil, Argentina, Chile e incluso México han hecho esfuerzos para alejarse un tanto de Estados Unidos y profundizar sus lazos con Europa y Asia".

"Y mientras Asia -especialmente China e India- continúe creciendo, eso le permitirá a América Latina contrarrestar una posible desaceleración de EE.UU."

Todo esto permite a los analistas creer que el crecimiento que ha logrado América Latina en los últimos años, con una relativa estabilidad de precios y con disciplina fiscal y monetaria, le permitirá navegar las aguas de una tormenta financiera con relativa seguridad.

Y así, los mercados emergentes, tanto de América Latina como de Asia, parecen estar transformándose en el pilar más firme de la economía global.

"A lo que estamos asistiendo es a un reequilibro del poder y la influencia en la economía mundial a favor de los países emergentes", dice Steinberg.

"El peso que tienen en la economía mundial es más fuerte y significativo que hace años, y se encuentran en posición más sólida que Estados Unidos y la Unión Europea. Y estos cambios están aquí para quedarse", concluye.



NOTAS RELACIONADAS
Lehman Brothers en bancarrota
15 09 08 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen