OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 6 de septiembre de 2008 - 03:08 GMT
Fernández busca pactos en Brasil
Max Seitz
Max Seitz
BBC Mundo, Argentina

La presidenta argentina, Cristina Fernández, inicia este sábado una visita de tres días a Brasil para intentar dar, junto a su anfitrión Luiz Inácio "Lula" da Silva, pasos concretos en la integración bilateral.

Lula da Silva y Cristina Fernández
Los mandatarios discutirán asuntos de interés común y firmarán varios acuerdos.
Los dos principales socios del Mercosur (Mercado Común del Sur) quieren profundizar la cooperación en materia de producción, comercio, energía y aeronáutica.

Se trata de la primera visita de estado de Fernández al país vecino desde que llegó al poder en diciembre pasado.

La mandataria recalará primero en la ciudad de Recife, en el noreste de Brasil, donde asistirá a la inauguración de una fábrica de turbinas de energía eólica perteneciente a un grupo empresarial argentino.

La planta suministrará molinos a diez parques eólicos en el estado sureño de Santa Catarina, con una inversión de US$750 millones.

El domingo, Fernández participará en las celebraciones de los 186 años de la independencia de Brasil, que se llevarán a cabo en Brasilia. Su presencia tendrá un fuerte contenido simbólico, ya que fue especialmente invitada por Lula para expresar el lazo de unión entre ambos países.

Temas sobre la mesa

Los dos mandatarios mantendrán reuniones de trabajo el lunes para discutir asuntos de interés común y firmar varios acuerdos.

Según adelantó el gobierno de Buenos Aires, ese día se suscribirá un convenio de cooperación entre el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), la principal institución de fomento de Brasil, y los bancos Nación y de Inversión y Comercio Exterior (BICE), de Argentina.

La presidenta Fernández dijo que se pondrá en marcha una línea de crédito de US$200 millones proveniente de las tres entidades para que empresas y otros compradores brasileños adquieran mercaderías y bienes de capital argentinos.

Sin embargo, fuentes del gobierno de Brasilia dijeron a BBC Mundo que el acuerdo, de carácter técnico, será para que el BNDES transfiera su experiencia a los bancos del país vecino.

Sea como fuere, Argentina necesita mejorar su competitividad, ya que tiene un déficit comercial de más de US$4.000 millones con Brasil. Se estima que el intercambio bilateral alcanzará este año la cifra récord de US$30.000 millones, diez veces más que hace dos décadas.

Por otra parte, Lula y Fernández intentarán avanzar en iniciativas como el uso de monedas locales -y no dólares- en las operaciones comerciales y la compra de aviones de la compañía brasileña Embraer para Aerolíneas Argentinas, recientemente reestatizada.
Una relación buena con Argentina les permite (a Brasil) fortalecer su posición en Sudamérica, porque se trata de las dos mayores economías del subcontinente
Aldo Abram, economista de CIIMA

Además buscarán profundizar la colaboración en el sector de energía nuclear. Argentina y Brasil son los únicos países sudamericanos que disponen de plantas atómicas para la generación de electricidad.

La visita de Fernández a Brasil se inscribe en un mecanismo de cooperación y coordinación bilateral acordado por los cancilleres de ambas naciones en diciembre.

La idea es realizar encuentros semestrales entre los presidentes, una vez en cada país, y crear grupos de trabajo en áreas de interés mutuo como producción, tecnología, energía, infraestructura, defensa y circulación de personas.

Antes de regresar a Buenos Aires el lunes por la tarde, Fernández se reunirá con representantes del Parlamento y del Supremo Tribunal Federal de Brasil.

¿Conveniencia mutua?

Lo que muchos observadores se preguntan es a quién beneficia más la intensificación de la relación bilateral, que ambos gobiernos suelen calificar de "estratégica", y si realmente contribuye a una mayor integración dentro del Mercosur.
Planta de energía nuclear Angra 2 en Brasil
Brasil y Argentina son los únicos países de la región con plantas nucleares.

"Para empezar, creo que debemos evaluar el vínculo entre los dos países teniendo en cuenta la actitud que ha tenido el gobierno argentino en los últimos años", explicó a BBC Mundo el economista Aldo Abram, director del Centro de Investigación de Instituciones y Mercados de Argentina (CIIMA).

"La presidenta Fernández y su predecesor, Néstor Kirchner, han dado prioridad a la política interna. Esto ha hecho que Argentina pierda participación en el contexto internacional y que, por lo tanto, tienda a seguir a Brasil, que ha tomado un claro liderazgo en la región".

Para Abram, los brasileños necesitan a los argentinos simplemente desde un punto de vista geopolítico: "Una relación buena con Argentina les permite fortalecer su posición en Sudamérica, porque se trata de las dos mayores economías del subcontinente".

"Por su parte, los argentinos ven a Brasil como un gran mercado que hasta ahora no han podido aprovechar por una serie de impuestos y restricciones a las exportaciones que reducen su competitividad", añadió.

Un grupo de analistas, entre ellos Abram, creen que el hecho de que los dos países discutan asuntos de integración por su cuenta, es decir por fuera del Mercosur, "es una señal de que el bloque está funcionando mal".

"Supuestamente todos los socios plenos tienen igual importancia, pero Argentina y Brasil se han movido últimamente como los dueños de la sociedad a expensas de Uruguay y Paraguay. Cabe preguntarse si hay menos confianza en la marcha del Mercosur", concluyó.



NOTAS RELACIONADAS
EE.UU. y Argentina hacen las paces
11 04 08 |  América Latina
Cristina, Evo y Lula hablan de gas
23 02 08 |  América Latina
Critican trato "desigual" del FMI
21 10 07 |  Economía
Argentina: comienza el pago al FMI
30 12 05 |  Economía
Brasil/Argentina: tan cerca tan lejos
10 05 05 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen