OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 30 de julio de 2008 - 22:10 GMT
EE.UU. lanza rescate inmobiliario
Redacción BBC Mundo

La sede de Fannie Mae
La caída de estas instituciones financieras tendría graves consecuencias.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, promulgó este miércoles una ley que ayudará a unos 400 mil familias que podrían perder su casa por no poder pagar la hipoteca.

La ley también incluye un rescate multimillonario para las compañías hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac.

"Ahora nos enfocaremos en establecer nuevas autoridades regulatorias que mejore la confianza y la estabilidad en los mercados y que brinden una mejor supervisión para Fannie Mae y Freddie Mac", explicó el portavoz presidencial, Tony Fratto.

Fannie Mae, oficialmente la Federal National Mortgage Association, es una empresa privada patrocinada por el gobierno que compra hipotecas residenciales para su cartera de inversiones.

Mientras que Freddie Mac, la Federal Home Loan Mortgage Corp., compra hipotecas a bancos y las convierte en garantías de inversión.

Ambas estuvieron a punto de naufragar, lo que hubiera complicado aún más el panorama económico en los EE.UU. Las dos firmas tienen en sus manos casi la mitad del endeudamiento hipotecario nacional de 12 billones de dólares.

Una negro panorama

La recesión del sector de la vivienda es la peor desde los años 30.

Según el informe más reciente de RealtyTrac, un grupo inmobiliario, las ejecuciones hipotecarias se duplicaron en el segundo trimestre en comparación con año el pasado.

Una casa en venta.
Muchas casas ahora en venta pertenecen a los bancos.

Esto significa que cerca de 740.000 hogares, uno de cada 171, ingresaron en el periodo abril-junio en alguna etapa de la ejecución hipotecaria.

Ante la premura de la situación el Congreso -dominado por la oposición demócrata- aprobó la ley de rescate, uno da las pocas legislaciones que han logrado avanzar en un ambiente de enfrentamiento con la Casa Blanca ante la cercanía de las elecciones.

La ley tiene como objetivo contener las ejecuciones hipotecarias y detener la caída libre de los precios de la vivienda mediante un fondo por 300.000 millones de dólares.

Se trata de permitir a los propietarios que no pueden afrontar los pagos refinanciar sus hipotecas mediante préstamos federales.

El Congreso también asignó 3.900 millones de dólares en donaciones a los estados para que compren y reparen las propiedades ejecutadas o rematadas, que han causado un grave problema en distintas ciudades.

Hay barrios completos que parecen fantasma.

Nuevo fenómeno

La Administración Bush, sin embargo, no ha escapado de las fuertes criticas por no haber actuado con anterioridad. El descontento se suma a los altos precios del petróleo y al deterioro del mercado laboral.

La gente hace cuentas y ve que no tiene sentido seguir pagando por una casa que vale la mitad de lo que hipoteca y se van. Algunos ni siquiera informan que se van
Kevin Morales, agente inmobiliario en California

En la época de crisis ha surgido incluso un nuevo fenómeno: el "Walk away" (Escápate), donde muchos propietarios deciden simplemente abandonar su casa y dejar al banco que se encargue del problema.

Este fue el caso de una pareja que habló con la BBC en California.

"Compramos nuestra casa a US$500.000, ahora cuesta US$300.000, pero nosotros seguimos debiéndole al banco US$500.000. Es ridículo, cada mes pagamos intereses y éstos subían cada vez más. Al final, decidimos que no valía la pena", señaló Karen.

Los bancos, muchas veces, no pueden hacer otra cosa que intentar revender esas casas para recuperar algo de sus activos, aunque las pérdidas son numerosas.

Ella no es la única. Kevin Morales, un agente inmobiliario que trabaja en California, asegura que más del 70% de su portafolio son casas que pertenecen a los bancos de gente que decidieron salir de sus casas de manera voluntaria.

"La gente hace cuentas y ve que no tiene sentido seguir pagando por una casa que vale la mitad de lo que hipoteca y se van. Algunos ni siquiera informan que se van", explicó este agente.

Para los analistas este es un reflejo de la poca confianza que tiene la gente en una mejora económica a corto plazo.

Para las instituciones financieras esta tendencia también es muy peligrosa. El paquete de rescate promulgado por Bush ayudará a muchas familias, pero todavía es incierto si logrará revertir el ánimo pesimista.



NOTAS RELACIONADAS
Venta de casas continúa en picada
25 07 08 |  Economía
Ayuda por crisis hipotecaria
04 12 07 |  Economía
Intentan paliar crisis hipotecaria
11 04 08 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen