OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 28 de julio de 2008 - 22:20 GMT
Propuesta de Doha en peligro
Redacción BBC Mundo

Negociadores discuten en la OMC
Las negociaciones continúan pese a todo.

Con la Ronda de Doha, la historia parece girar en círculos.

Luego de que el viernes pasado se lograra un acuerdo para extender la negociación, los ánimos se caldearon de nuevo este lunes y ahora los esfuerzos por relanzar la propuesta que intenta liberalizar el comercio mundial están en peligro.

Es decir, Doha está de nuevo en un momento crítico, algo que ha ocurrido varias veces en los últimos siete años.

Las esperanzas de un nuevo acuerdo comercial mundial se redujeron agudamente este lunes debido al cruce de culpas por parte de las economías más poderosas y por una fractura en el bloque de la Unión Europea (EU).

Estados Unidos ha criticado enérgicamente a China e India, mientras que Francia amenaza con no firmar el acuerdo.

Fuentes cercanas a las negociaciones consultadas por la BBC indicaron que si no hay progresos pronto la Ronda de Doha podría colapsar.

El corresponsal de la BBC en Ginebra, Theo Leggett, informó que el futuro de esta ronda depende de la posibilidad de que los países desarrollados puedan proteger a sectores industriales vulnerables de la competencia si las importaciones aumentan a niveles peligrosos.

"Inaceptable"

El gobierno francés señaló que el acuerdo que se está negociando en Ginebra es inaceptable, ya que no muestra un progreso real en proteger los intereses de la industria europea frente a las economías emergentes.

Por su parte, un miembro de la delegación estadounidense, David Shark, dijo que China e India han dejado a la entera Ronda de negociaciones de Doha en grave peligro.

"Sus acciones han dejado las negociaciones de la Ronda de Doha en el estado de peligro más grave en sus casi siete años de vida", indicó Shark.

DOHA: ¿ACUERDO POSIBLE?
Eduardo López, México

Además, las acusó de ser sobreprotectoras con sus granjeros mientras que no hacen lo suficiente para abrir sus mercados.

India replicó culpando de los problemas a lo que llamó demandas no razonables por parte de las naciones ricas.

Descontento general

Corresponsales de la BBC dicen que, si no se llega a un acuerdo esta semana, las negociaciones podrían frenarse debido a las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

El descontento parece general y no sólo toca el tema de los aranceles a los productos agrícolas. También el de productos industriales, donde Brasil y Argentina se encuentran -por ahora- en orillas opuestas.

El viernes pasado, los países en desarrollo aceptaron la propuesta de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de rebajar sus aranceles a cambio de la posibilidad de subirlos si había un aumento abrupto de las importaciones.

Sin embargo, el fin de semana empezó un tira y afloja por el porcentaje a partir del cual podría decretarse un aumento.

El viernes se acordó que, cuando las importaciones aumentaran en un 40%, los gobiernos podían levantar los aranceles con el Mecanismo de Salvaguardia Especial (MSE).

India dice que el nivel del MSE tiene que ser del 10%, o de lo contrario sería condenar al hambre a cientos de sus agricultores.

Desilusión

Ministro Indio habla con la prensa
"No voy a condenar a la pobreza a 600 millones de indios", dijo el ministro Nath.
"Estamos negociando, pero yo no voy a condenar a la pobreza a 600 millones de indios", dijo a la prensa el ministro indio de Comercio, Kamal Nath.

Los negociadores, que iniciaron las reuniones hace ocho días para salvar la Ronda de Doha, no ocultan su desilusión.

"Teníamos un acuerdo el viernes con un resultado exitoso, no era perfecto, pero tenía un equilibrio relativo, respaldado por la mayoría de los participantes", aseguró la representante de Comercio de Estados Unidos, Susan Schwab.

Pero si India no está conforme, los países desarrollados tampoco lo están. Una de sus condiciones en la propuesta era que se evitara que algunos países quisieran proteger un sector entero.

China dice que no abrirá su mercado a productos sensibles como el algodón, el arroz y el azúcar, sectores que EE.UU. había pedido claramente que fueran incluidos en el acuerdo.

Argentina vs. Brasil

Los países latinoamericanos no son ajenos al descontento. En la propuesta se incluyó un recorte promedio de 54% a los aranceles de la mitad de los productos industriales que importan los países en desarrollo.

A pesar que Brasil admitió el trato, "a fin de salvar la Ronda", Argentina dijo que era inaceptable.

Según explicó la enviada de la BBC a Ginebra, Marcia Bizzotto, los diplomáticos argentinos están luchando para que se pueda proteger por lo menos el 16% de los productos más sensibles del impacto de una reducción de aranceles, mientras que el gobierno brasileño aceptó que la protección fuera sólo del 14%.

Este desacuerdo ocasionó tensión entre los socios del Mercosur, aunque el canciller brasileño, Celso Amorim, intentó limar asperezas y señaló a la prensa que ellos harán "todo lo que sea necesario para ayudar" a la posición argentina.

De todos modos, la Ronda de Doha no podría ser implementada si uno de los países esta en desacuerdo. Según las reglas de la OMC, los 153 países tienen que aprobar la propuesta por consenso y es por eso lo difícil de las negociaciones.



NOTAS RELACIONADAS
Doha: "progreso" en negociaciones
25 07 08 |  Economía
Doha: ¿última oportunidad?
21 07 08 |  Economía
Mandelson contra el proteccionismo
06 07 08 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen