OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 7 de mayo de 2008 - 22:18 GMT
A diez años del nacimiento del euro
Stephanie Flanders
BBC

Manos contando euros
Los billetes y monedas de euro se comenzaron a usar el 1 de enero de 2002.

Cuando se creó el euro mucha gente aseguró que tenía los días contados.

Diez años después, su papel como moneda global está garantizado, incluso si no ha logrado todo lo que esperaban sus fundadores.

Este miércoles es el décimo aniversario del acuerdo que dio lugar a la moneda única europea.

Sin embargo, los residentes de los primeros 12 países que adoptaron el euro no comenzaron a usarlo hasta el 1 de enero de 2002.

Las cosas no arrancaron muy bien: el euro pasó sus primeros años cayendo cada vez más bajo respecto al dólar estadounidense.

En estos momentos, es el dólar el que va en picada y los turistas y exportadores de la eurozona tienen que arreglárselas con un euro extraordinariamente fuerte.

Posición más fuerte

Muchos en Europa ahora se preparan para los efectos de la desaceleración en Estados Unidos.

Desde el nacimiento del euro, se han creado cerca de 16 millones de empleos en el grupo de países que lo adoptaron y el desempleo ha caído del 9% en 1990 al 7% en 2007

Pero como el órgano ejecutivo del bloque, la Comisión Europea (CE), ha venido repitiendo, las economías de la eurozona enfrentan la actual crisis crediticia desde una posición de relativa fuerza.

Desde el nacimiento del euro, se han creado cerca de 16 millones de empleos en el grupo de países que lo adoptaron y el desempleo ha caído del 9% en 1990 al 7% en 2007.

A diferencia de lo que pasa en el Reino Unido -que decidió mantener su moneda, la libra esterlina- la mayoría de los gobiernos de la eurozona tienen margen, en caso de necesidad, para recortar los impuestos con el objetivo de impulsar el crecimiento.

El déficit presupuestario promedio en la eurozona cayó, el año pasado, a un récord del 0,6% del producto interno bruto (PIB).

Inflación

Por supuesto, ninguno de estos logros se debe necesariamente al euro, de la misma manera que la caída de la inflación promedio y de las tasas de interés a largo plazo no le se puede atribuir directamente al Banco Central Europeo.

Monedas de euro
El déficit presupuestario promedio en la eurozona cayó, en 2007, a un récord del 0,6% del PIB.
Casi todas las economías avanzadas del mundo han experimentado una caída sostenida de la inflación desde finales de los años 80 (por lo menos hasta hace poco), lo que también ha contribuido al descenso de las tasas de interés.

Sin embargo, los partidarios de la Unión Monetaria y Económica plantean que el déficit presupuestario y las cifras del empleo sin duda le deben algo al euro.

Según ellos, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento -que les pide a los países de la eurozona mantener sus déficits presupuestarios por debajo del 3% del PIB- ha impuesto una disciplina presupuestaria.

Aún así, algunas grandes economías, como Alemania, a veces han desacatado abiertamente esas reglas y el pacto tuvo que ser revisado en 2005.

Reforma económica

Los partidarios del euro también dicen que la moneda única ha obligado a los países a reformar sus economías, incluido el mercado laboral, porque al formar parte de la eurozona los gobiernos han perdido la opción de devaluar la moneda para salir de dificultades.

La unión económica y monetaria no parece haber promovido la convergencia de las principales economías
Pero muchos economistas no están de acuerdo.

Alemania ha logrado mantener su competitividad en los últimos años, manteniendo bajos los costos, incluso cuando el euro se ha fortalecido con respecto a otras monedas.

Pero no se puede decir lo mismo de Italia, cuyos productores están luchando por mantenerse en los mercados globales.

Esto esta relacionado con uno de los aspectos decepcionantes del desempeño del euro hasta la fecha, por lo menos para algunos de sus fundadores.

La unión económica y monetaria no parece haber promovido la convergencia de las principales economías.

España e Irlanda

Como lo indica la situación actual, parece que ha ocurrido todo lo contrario.

Mujer en Malta
Malta y Chipre adoptaron el euro en enero de 2008. Ahora la eurozona tiene 15 miembros.
España e Irlanda salieron bien paradas en los primeros años del euro. Demasiado bien paradas, dirían algunos.

Al formar parte de la moneda única, sus tasas de interés eran bajas, por un tiempo más largo de lo que hubiera ocurrido si no hubieran adoptado el euro, y en esos años sus economías crecieron rápidamente.

Eso permitió que se crearan algunos desbalances al estilo de lo que ha pasado en Estados Unidos y el Reino Unido, en especial en el mercado hipotecario.

En estos momentos la economía española y la irlandesa parecen destinadas a desacelerarse rápidamente, como resultado de la crisis crediticia. Es posible que los dos países incluso entren en recesión.

Mientras tanto, Alemania y Francia no experimentaron un crecimiento exagerado y quizás ahora sólo sufran una modesta desaceleración.

¡Pobre Banco Central Europeo, que tiene que establecer la política de las tasas de interés para todos estos países!

Poderes supranacionales

La política monetaria sola no logrará que las economías maduras de la eurozona converjan.

Sería poca realista esperar eso.

La única forma de alcanzar ese tipo de convergencia sería crear un enorme presupuesto central de la eurozona que sirviera para redistribuir el dinero entre los países, con el objetivo de ayudar a limar sus diferencias.

Algunos defensores acérrimos de la Unión Europea apoyarían una medida de este tipo, aunque implicaría un aumento en los impuestos en los países miembros.

Pero es mejor esperar sentados.



NOTAS RELACIONADAS
Cae dólar, sube el petróleo
22 04 08 |  Economía
2008: el dólar, ¿desahuciado?
13 01 08 |  Economía
Malta y Chipre adoptan el euro
02 01 08 |  Economía
Eslovenia adoptará el euro
15 06 06 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen