OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 1 de mayo de 2008 - 21:45 GMT
Las pérdidas no son tan graves
Redacción BBCMundo

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King teme que el mercado del crédito siga congelado.

Los bancos han exagerado su exposición a las inversiones vinculadas a la crisis hipotecaria, y como resultado podrían retrasar el fin del problema, advirtió el Banco de Inglaterra.

En su Informe sobre la Estabilidad Financiera, el banco dice que los temores sobre un desplome financiero podrían convertirse en una auto profecía.

Los bancos, antes excesivamente dispuestos a prestar, están ahora demasiado cautelosos, incluso con prestatarios con buenos antecedentes crediticios, sugirió el organismo emisor británico.

El temor es que con semejante cautela, los bancos podrían privar a consumidores y empresas de la financiación que tanto necesitan.

Temores

Un incremento del miedo al riesgo, provocado por una caída en el valor de inversiones vinculadas a las hipotecas, ha minado la confianza de las instituciones financieras que en consecuencia están menos dispuestas a prestarse entre ellas y prestarle a los consumidores, dijo el banco.

El Banco de Inglaterra cree que los temores de los bancos han sido exagerados
Robert Peston, editor de temas económicos de la BBC

Los mercados financieros "probablemente han exagerado de manera considerable las pérdidas que en última instancia serán sentidas por el sistema financiero y la economía en su conjunto", señaló el Banco de Inglaterra.

"Esto aumentará en un grado aún mayor el daño potencial a la economía real".

Howard Davies, director de la London School of Economics y ex director de la Financial Services Authority, dijo que el informe del banco era una señal de que lo peor de la crisis crediticia podría haber terminado.

Pero afirmó que todavía la economía podría enfrentar otros problemas.

"Podemos estar entrando directamente en recesión económica, donde todos los demás activos comienzan a deteriorarse en calidad y en precio".

Temores exagerados

El especialista en temas empresariales de la BBC Robert Peston explica que el informe marcó un cambio importante de enfoque para el Banco de Inglaterra.

Existe 'un aumento significativo' del riesgo de que un gran banco se quiebre, o que la renuencia para seguir prestando dinero interrumpa el sistema financiero.


Banco de Inglaterra

"Las instituciones financieras actualmente asumen que las pérdidas de la crisis subprime tendrán una escala sin precedentes" dijo Preston.

"El Banco de Inglaterra cree que los bancos han exagerado sus temores".

"El banco cree ahora que el precio del mercado de los productos de inversión subprime exagera posibles pérdidas futuras en los préstamos hipotecarios en cerca del 100%".

El informe estima que los bancos del Reino Unido todavía tienen una exposición potencial de US$192.000 a productos de crédito estructurados -como valores apoyados en hipotecas-, que ellos están encontrando difíciles de vender.

Es una exposición aún mayor en relación con el tamaño de la economía que entre bancos estadounidenses (US$490.000 millones) o entre instituciones financieras europeas (US$235.000 millones)

¿Regreso de la confianza?

El informe que se publica dos veces al año, dice que hay "un aumento significativo" en el riesgo de que un gran banco entre en quiebra, o que la renuencia a seguir prestando dinero interrumpa el sistema financiero.

Clientes de Northern Rock esperan para retirar sus ahorros.
Víctima de la crisis crediticia global, el banco Northern Rock tuvo que ser nacionalizado.

Y afirma también que el proceso de ajuste está resultando "más difícil y prolongado" de lo que se esperaba.

Pero el tamaño del problema ayuda a explicar por qué el banco estaba preparado para proveer crédito adicional por US$100.000 millones, para aliviar la crisis crediticia que enfrentan los bancos británicos.

El Banco de Inglaterra también advierte que hay potencialmente grandes exposiciones que no han sido declaradas por las instituciones financieras.

Y agrega que la crisis financiera demostró que los sistemas de gestión de riesgos de los bancos eran débiles, y que ellos no se habían dado cuenta de que los riesgos no podían dispersarse fácilmente alrededor del sistema financiero, y que se devolverían contra los mismos bancos.

El Banco de Inglaterra indica que, actualmente, hay un riesgo de que "la elevada prima de riesgo en algunos mercados" persistirá.

Esto podría conducir a que se cumpla la auto profecía de un ciclo adverso en el que la iliquidez persistente del mercado y la caída de los precios de los activos mine la confianza en los bancos, y el resultado sea un mayor endurecimiento de las condiciones de crédito", dijo.

Se agota el préstamo

En el informe se demuestra con qué rapidez los préstamos se están secando.

La encuesta trimestral del ente encargado de la política monetaria británica sobre las condiciones del crédito muestra que los proveedores de préstamos están endureciendo abruptamente sus condiciones no sólo para dar hipotecas, sino también para el crédito a los particulares y los préstamos comerciales a las empresas.

Y las fuentes de los futuros préstamos de dinero en los mercados mayoristas también se han contraído drásticamente.

El mercado para "inversiones respaldadas con acciones", tales como las subprime y otras hipotecas se derrumbó y el valor de esos valores pasó de US$700.000 millones por trimestre, a mediados de 2007, a sólo US$100.000 millones en el primer trimestre de 2008.

El Banco de Inglaterra argumenta que para reconstruir la confianza financiera seguirá permitiendo que los bancos británicos intercambien valores, sin tener liquidez, con el respaldo de valores seguros del gobierno.

Y señalan que los bancos necesitan reforzar su capital y revelen aún más sus posiciones financieras y expliquen de una manera más clara como valoran instrumentos financieros complicados.

A largo plazo el organismo emisor quiere cambiar las reglas bajo las cuales operan las entidades para que reconozcan los riesgos y tengan la posibilidad de apartar dinero extra durante los tiempos buenos, en previsión contra los riesgos de las malas épocas.

Agrega que se necesita un sistema más efectivo para que los bancos puedan responder más rápidamente en casos de crisis como la del Northern Rock, entidad bancaria que tuvo que ser rescatada por el gobierno británico.



NOTAS RELACIONADAS
"Subprime", la palabra del año
05 01 08 |  Economía
Glosario financiero
04 04 08 |  Crisis financiera
Cronología de una crisis
31 03 08 |  Crisis financiera
Reino Unido: "¿Stalin o Mr. Bean?"
01 12 07 |  Internacional
US$20.000 millones para la crisis
06 10 07 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen