OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 28 de marzo de 2008 - 12:07 GMT
Una crisis en carne propia
GreenwoodEnter alt textBig SpringsEnter alt textEnter alt textLymanEnter alt textProvoBeaverLas VegasEnter alt textYermoEnter alt textLos AngelesEnter alt text

Los mercados financieros tiemblan ante el temor de una recesión en EE.UU., pero ¿qué pasa con la gente? ¿Cómo ha afectado esta crisis a las familias en este país? Matt Frei, corresponsal de la BBC recorrió seis estados, en la ruta de un camionero, en busca de esas historias personales.

GREENWOOD, NEBRASKA

Hace mucho frío en Greenwood. Hoy es un día soleado, cielos azules, pero el hielo es constante y hay nieve a ambos lados de la carretera. En una cafetería llamada Cuby's venden tasas de recuerdo con la imagen de Nebraska que están completamente cubiertas de polvo. Aquí casi no hay turistas. Ann Corey, la encargada del negocio, me dice que sí ha sentido la crisis, al igual que sus clientes.

Ann Corey
"Los sueldos no han cambiado, pero todo se ha encarecido".
"Los sueldos no han cambiado, pero todo se ha encarecido. La comida, los impuestos, la gasolina, todo está subiendo. Ya no es posible sobrevivir si los dos padres no trabajan. Tan sólo ayer un cliente me contó que va a perder su casa porque no la puede pagar. Se te parte el alma. Gente que ha trabajado tan duro".

BIG SPRINGS, NEBRASKA

En este lugar casi nunca llegan periodistas con cámaras y la gente nos mira con desconfianza. No quieren hablar hasta que comenzamos a preguntarles por la situación económica. Dayna Crandall, al igual que todos, dicen que su vida se ha visto afectada por la subida de precios y el temor de perder su trabajo. Muchos, dice, tienen que trabajar más horas por menos sueldo.

Dayna Crandall
"Tengo menos dinero y tengo que pasar más tiempo en casa".

"El negocio es muy lento. Hemos tenido menos clientela. Yo creo que se debe al alto precio de la gasolina y por lo tanto hay menos tráfico en la carretera. Esto significa que tengo menos dinero y tengo que pasar más tiempo en la casa. Mi esposo es camionero y nos da miedo que vaya a perder contratos".

LYMAN, WYOMING

Nebraska me pareció desolador pero Wyoming se siente completamente aislado y muy lejano a todo, sobretodo a Wall Street. Por eso me sorprendó cuando Jim Marshall, que trabaja en una gasolinera "Gas-n-Go" comienza a dar explicaciones sobre los indicadores macroeconómicos y el valor del euro frente al dólar.

Jim Marshall
"Yo no estoy desvalido pero tengo miedo".

"Yo no estoy desvalido, pero tengo miedo. Estoy pensando en dejar este negocio. Tengo 66 años y hasta ahora EE.UU. ha sido muy bueno para mí, pero me preocupa el futuro. Me preocupa la caída del dolar. Me preocupa que la economía estadounidense ya no sea la mayor del mundo. Nos están empujando a una recesión".

PROVO, UTAH

Provo es auténticamente estadounidense, con restaurantes de comida rápida, grandes supermercados y tiendas que venden cualquier cosa que uno puede llegar a desear. En comparación con los otros lugares que hemos recorrido, aquí se ve que la gente tiene más dinero. El pueblo tiene además una importante universidad mormorna. Me encuentro a la familia Hintze a la salida de un restaurante. Ambos se han jubilado, pero tuvieron suerte y tienen bastantes ahorros en el banco. Pero incluso ellos han sentido la presión de la crisis.

Ione, Lehi, Wayne Hintze
"No hay que ser un experto para ver que todo sube".

"Nosotros sentimos que la inflación es el principal problema, por lo menos para nosotros, porque nuestros ahorros no van a aumentar. No hay que ser un experto para ver que todo sube. Estamos un poco inquietos por lo que puede pasar. Sólo esperamos que las cosas mejoren".

BEAVER, UTAH

Beaver es un ejemplo clásico de lo que sucede cuando construyen una autopista y la calle principal comienza a decaer. Aquí los negocios son escasos y no hay mucha vida. A comparación de nuestra anterior parada, aquí la gente no habla de grandes ahorros. Es más, según las cifras oficiales, la tasa de ahorros en esta región es de cero. En tiempos de bonanza el no tener dinero en el banco no es una gran preocupación, pero cuando se acerca la tormenta es como si no se tuviera ni una protección para enfrentarla.

Vicki Hutchings
"Yo acabo de remodelar mi casa y gasto más de lo que tengo".
Vicki Hutchinson, pese a todo, dice que las cosas no están tan mal. "No creo que estemos peor que en otros países. Sé que las cosas están mal, pero el gobierno está tomando alguna medida. De todos modos yo acabo de remodelar mi casa y gasto más de lo que tengo. Creo que en EE.UU. a la gente le gusta gastar más de lo que tiene".

LAS VEGAS

Llegar a Las Vegas es casi surrealista, sobre todo cuando llegas desde el desolado y frío norte. En medio de la noche se ven las luces a lo lejos. Hemos pasado días en la carretera, en medio del campo, donde no había casi nada y ahora nos topamos con este fuego de luces: Las Vegas. La crisis parece no tocarla. Es la ciudad más rica y más capitalista del mundo. Es casi una obscenidad.

YERMO, CALIFORNIA

Ahora estamos en el desierto, es maravilloso. Hace viento, pero igual se ve el sol en su apogeo y hace calor. Penny's Dinner, el típico restaurante estadounidense donde sirven los clásicos desayunos, es todo una joya. Dentro está todo limpio y se siente que la gente vive mejor aquí que en el norte. Por lo menos eso parece, aunque cuando habló con uno de los clientes se nota que aquí también hay muchas quejas sobre la actual situación.

Un diner
"Para la gente que gana el salario mínimo es imposible sobrevivir con un solo trabajo".

"Para los ricos, todo va bien. Yo creo que viven una de sus mejores épocas. Pero para la gente común y corriente las cosas no son tan claras. Todo está subiendo de precio, hay que tan sólo ver la gasolina. Para la gente que gana el salario mínimo es imposible sobrevivir con un solo trabajo. Para los demás, todos estamos sintiendo el pinchazo económico".

LOS ANGELES, CALIFORNIA

Hemos llegado al fin de nuestro recorrido. Aquí el camionero con el que hemos viajado a través de seis estados entrega su carga. Lo hace en un lugar que está lleno de trabajadores extranjeros. Es curioso terminar el viaje en este lugar porque muchos estadounidenses, en este año electoral, se quejan de la globalización de la economía. Los criticos dicen que se perdieron muchos trabajos en este país debido al libre comercio.

Cindy Yamamato
"El negocio va bien pero hemos notado debilidad del dólar".

Por eso lo pregunté su opinión a Cindy Yamamato. "El negocio para nuestra compañía va bien, pero hemos notado alguna debilidad debido a la caída del dólar. Por eso hemos visto que las importaciones han bajado. Pero por el otro lado, hemos visto las exportaciones aumentar, por eso tenemos un equilibrio".



NOTAS RELACIONADAS
"Subprime", la palabra del año
05 01 08 |  Economía
La recesión acecha a EE.UU.
08 03 08 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen