Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 6 de diciembre de 2007 - 23:39 GMT
Bush: plan contra crisis hipotecaria
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Washington

President Bush (left) and Treasury Secretary Henry Paulson
No existe una solución perfecta. Pero es una respuesta sensata a un desafío serio
George W. Bush, presidente de EE.UU.

No existe una solución perfecta para lidiar con la crisis hipotecaria en EE.UU. Este fue el mensaje del presidente George W. Bush al anunciar un plan para congelar los intereses de algunas hipotecas de alto riesgo en los próximos cinco años, con la esperanza de evitar que más personas sigan perdiendo su casa.

"No existe una solución perfecta. Pero es una respuesta sensata a un desafío serio", explicó.

Las hipotecas de alto riesgo se otorgan a personas con mal historial de crédito o recién llegadas a este país, y las minorías étnicas, tanto latinos como afroamericanos, son las más afectados por los problemas generados con estas hipotecas.

El anuncio de Bush coincidió con la publicación de un informe de la Asociación de Bancos Hipotecarios, que reveló que el número de decomiso de viviendas en Estados Unidos alcanzó en el tercer trimestre un récord histórico.

"Sólo un porcentaje"

Hasta ahora, el gobierno de Bush había evitado involucrarse en lo que se considera un problema de mercado, pero al final tuvo que proponer un plan para evitar que empeore la crisis hipotecaria, que sería fatal para la economía en su conjunto.

Construcción de una casa en California
La Agencia Federal de la Vivienda va a coordinar la asistencia.
Por eso, al hacer el anuncio del plan, que ha causado mucha polémica, el mandatario insistió en que su propuesta no viola los fundamentos del libre mercado.

"No deberíamos rescatar a los prestamistas, a los especuladores del sector inmobiliario o a los que tomaron la insensata decisión de comprar una casa que sabían no podrían pagar", indicó Bush.

La ayuda, y el congelación de las tasas de interés, sin embargo, sólo se dará a la gente que lo solicite.

La Agencia Federal de la Vivienda va a coordinar la asistencia y Bush calcula que unas 1,2 millones de personas podrían beneficiarse de este plan.

Además, sólo un porcentaje del total podrán beneficiarse del congelamiento de intereses cómo explicó Aracely Panameño, directora de los Asuntos Latinos del Centro de Prestamos Responsables.

Llega tarde y no es suficiente. Este plan solamente ayuda a un bajo porcentaje
Aracely Panameño, Centro de Prestamos Responsables

"Sólo podrán recibir estos beneficios aquellos que no hayan dejado de pagar las hipotecas hasta ahora. A los que retrasaron sus pagos, ya de nada les sirve este anuncio", señaló la analista a la BBC, y consideró como un "insulto" que no se haya pensando antes en evitar que tanta gente perdiera sus hogares.

"Llega tarde y no es suficiente. Este plan solamente ayuda a un bajo porcentaje y simplemente está contando con el trabajo voluntario de las casa prestamistas, que hasta ahora no han mostrado mucha voluntad", enfatizó Panameño.

¿Optimismo?

El anuncio, más allá de las consecuencias que tendrá para algunos, es una clara señal de que la crisis hipotecaria podría afectar a otros sectores.

"Es un reconocimiento del gobierno de que hay temor a que se produzcan más decomisos y que se profundice la crisis. Lo que se intenta evitar es que la desaceleración de la economía se convierta en una recesión", señaló a la BBC Isaac Cohen, analista y ex director de la Oficina en Washington de la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina.

Es un reconocimiento del gobierno de que hay temor a que se produzcan más decomisos y que se profundice la crisis. Lo que se intenta evitar es que la desaceleración de la economía se convierta en una recesión
Isaac Cohen, analista

En los últimos días el presidente aseguró que los "fundamentos económicos de Estados Unidos" son fuertes, a pesar del "viento en contra" que representa el debilitamiento del mercado de la vivienda.

"La base de la economía es buena," dijo Bush en conferencia de prensa el martes cuando le preguntaron sobre la crisis.

El mandatario aseguró que la inflación es baja, el mercado laboral se mantiene sólido y el aumento de las exportaciones continúa.

Pero su optimismo no es compartido por los economistas que ven graves señales del desaceleramiento de la economía estadounidense.



NOTAS RELACIONADAS
Ayuda por crisis hipotecaria
04 12 07 |  Economía
¿Al rescate crediticio?
12 11 07 |  Economía
EE.UU.: habrá desaceleración
08 11 07 |  Economía
Greenspan, para nada sorprendido
28 09 07 |  Economía
Subprime: ni los suizos se salvan
01 10 07 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen