Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 14 de enero de 2007 - 01:22 GMT
Brasil reivindica la cachaza artesanal
Jordi Miró
Río de Janeiro

Botellas de cachaza
La cachaza o pinga es la bebida nacional de Brasil.

Para que la cachaza sea buena al paladar, tiene que estar hecha de manera artesanal.

Éste fue el mensaje más repetido en la I Feria Internacional de la Cachaza (FEICA RIO), que reunió desde el pasado jueves en un lujoso hotel de la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, a profesionales exclusivamente artesanales y a amantes de este aguardiente derivado de la caña de azúcar.

"La cachaza de alambique -nombre con el que se conoce a las fábricas de producción artesanal- es extremamente mejor", explica Paulo Magoulas, presidente de la Academia Brasileira da Cachaça, mientras saborea una dosis ofrecida por uno de los 40 expositores de la feria.

"Está hecha con una técnica más exquisita, una selección más apropiada de materiales y más tiempo de envejecimiento", añade este experto, que lleva más de 40 años probando e investigando sobre la "pinga", como los brasileros conocen al que quizás sea su producto estrella.

Críticas a la industria

Sin embargo, los productores artesanales afirman que la cachaza industrial -la que se produce a gran escala- no presenta tanto esmero en la producción.

La artesanal aprovecha sólo un 80% del líquido de los barriles, sólo la parte noble, mientras que la industrial lo aprovecha todo
Paulo Magoulas, presidente de la Academia Brasileira da Cachaça
"La artesanal aprovecha sólo un 80% del líquido de los barriles, sólo la parte noble, mientras que la industrial lo aprovecha todo, mezcla la parte noble y la parte residual", detalla Magoulas, justo antes de impartir una conferencia de iniciación a la degustación.

"Para mí, la cachaza industrial es un aguardiente de mala calidad", sentencia el especialista brasileño.

Según él, la producción artesanal sufre abusos fiscales: mientras que para la industrial los impuestos son 30 centavos de real (US$0,14) por litro, en el caso de los alambiques son de 2,20 reales (US$1,03) por litro.

Los productores ven en esta carga tributaria el principal obstáculo para la exportación de su "pinga" artesanal.

Según los organizadores de Feica Rio, Brasil produce alrededor de 1.000 millones de litros de cachaza, el 65% de éstos a nivel industrial, en un número reducido de empresas.

El resto es la producción artesanal que sale de los 30.000 alambiques que existen en todo el país.

Buenos bebedores

Tanta experiencia en este aguardiente, le sirve a Magoulas para dar una serie de consejos: para no pasarse con esta bebida que tiene entre 38 y 48 grados, "no se deben tomar más de tres o cuatro dosis", y para tomarla con caipirinha (la bebida que mezcla cachaza, limón y azúcar), "la cachaza tiene que ser blanca o envejecida en madera neutra".

Caipirinha
Aparentemente, no toda la cachaza es buena para hacer caipirinha.
"La que está envejecida en barriles de roble adquiere el sabor de la madera, lo cual no es bueno para la caipirinha", dice.

Otavio Erthal, responsable de producción de Magnífica, de Río de Janeiro, explica el ritual.

"Para saber si la cachaza es buena, se pone un poco en un vasito y luego se tira. Se calienta el vaso entre las manos para que el alcohol se evapore, y tendrás el olor de la esencia de la cachaza".

Para dormir mejor

A la hora de beber, el procedimiento es similar al del vino: "Se toma un pequeño sorbo y lo trabajas con la lengua dentro de la boca".

Therezinha Neuza
Soy de Minas Gerias y como tal he crecido con la pinga en la cabeza. He venido aquí a sorprenderme un poco más
Therezinha Neuza
Multitud de curiosos tuvieron la oportunidad de pasearse por la feria, conocer las marcas, degustar variedades, ya sea pura o en forma de caipirinha.

"Soy de Minas Gerias (uno de los estados brasileños que más cachaza produce) y como tal he crecido con la pinga en la cabeza. He venido aquí a sorprenderme un poco más", explica Therezinha Neuza, una señora mayor, que venía de comprar un libro histórico de la cachaza.

Por su parte, Aureliano, un turista brasileño de Rio Grande du Sul (el estado más al sur de Brasil) confiesa venir a la feria atraído por su condición de simple apreciador de esta bebida.

"Yo prefiero tomarla pura y en invierno, que en mi estado es muy frío. Parece que calienta el cuerpo y puedo dormir mejor".

Con la colaboración de Márcia Bizzotto de BBC Brasil

NOTAS RELACIONADAS
Agria batalla por el pisco
18 08 06 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen