Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 6 de enero de 2007 - 16:59 GMT
Año crucial para la industria automotriz
Steve Schifferes
BBC, Feria Automotriz de Detroit

Despacho de Jeeps de Chrysler.
Los fabricantes estadounidenses tienen el lastre de sus vehículos de alto consumo.

Cien años después de que la primera Feria Automotriz se realizara en la fría Detroit, el clima ha cambiado y está en aumento en la ciudad de los tres grandes fabricantes (Ford, GM y Chrysler).

Este año, el inoportuno clima cálido no sólo ha dejado vacantes a las máquinas quitanieve de la ciudad: también sirve como una verdadera publicidad para los principales rivales de la industria automotriz estadounidense, Toyota y Honda, que están aquí para mostrar sus carros híbridos.

Con la preocupación por el calentamiento global en un lugar primordial de la agenda política, su estrategia parece estar funcionando.

VENTAS ANUALES DE COCHES EN EE.UU.*
FORD - 2.9m, bajó un 8%
GM - 4m, bajó un 8.7%
CHRYSLER - 2.4m, bajó un 5%
TOYOTA - 2.5m, subió un 12.9%
El año pasado, las ventas de Toyota en Estados Unidos aumentaron un 12.9%, mientras que las de Honda subieron un 3.5%, en un claro contraste con los productos de Detroit, que vieron a los conductores estadounidenses huir en manadas.

Las ventas de Ford cayeron un 8%, las de GM un 8.7% y Chrysler bajó un 5% en 2006, por lo que este año se perderán otros 100.000 empleos.

Retos futuros

Las gigantes automotrices de EE.UU. han sido afectadas por la caída en la demanda de grandes vehículos deportivos y de transporte de pasajeros, pues los altos precios del petróleo han hecho que muchos compradores adquieran automóviles más pequeños y eficientes en términos de combustible.

H2 Hummer
La luna de miel de EE.UU. con los vehículos todo terreno parece estar cerca de su fin.

Es aquí en donde los japoneses son un riesgo mayor para los tres grande de EE.UU.

Mientras que las respuestas de Detroit llenan los salones de la feria de este año, pronto se vuelve obvio que los fabricantes locales no están del todo listos para tomar el camino verde, pues muchos de sus modelos más eficientes aún no están listos para entrar en producción y gran parte de su atención sigue puesta en automóviles grandes y poderosos.

Para revivir a la minivan

Cada fabricante de Detroit tiene una aproximación diferente al tema.

Chrysler, la subsidiaria estadounidense de Daimler Chrysler y la menor de las firmas automotrices de EE.UU, ha puesto sus esperanzas en el relanzamiento de su exitosa minivan Voyager, que ya conforma un quinto de las ventas totales de la compañía.

"Nosotros inventamos la minivan, y vamos a deslumbrar a la industria una vez más", dice el director de Chrysler, Tom LaSorda.

Chrysler dice que perderá US$1.300 millones en sus operaciones en Norteamérica en 2006 y ha prometido recortar US$1.000 del costo de cada vehículo que fabrica.

Sin embargo, aún tiene que anunciar todos los detalles de su plan de su plan de respuesta y aún tiene que obtener una respuesta favorable por parte de los sindicatos a la hora de reducir los beneficios laborales.

También persisten los rumores de que su compañía matriz, Daimler, quisiera vender a Chrysler, de poder encontrar un comprador.

Ford en la encrucijada

Mientras tanto, Ford ha decidido descontinuar por completo la producción de sus modelos Taurus y Freestar.

El Ford Edge en exposición durante la Feria Automotriz de Detroit.
Ford espera que su Edge tenga un buen año.

En cambio, Ford está contando con la salida de sus nuevos "vehículos utilitarios todo terreno", versiones más pequeñas de sus camionetas 4x4, pero con más características de automóvil como el Edge, presentado el año pasado.

También espera sacar un nuevo modelo sus exitosas pick-up, como también tiene puestas sus esperanzas en una versión sedán del Focus.

Ford tiene un nuevo director ejecutivo, Alan Mulally, antiguo director de Boeing, quien asumió su cargo en octubre. Su reto es dirigir a la compañía hacia la rentabilidad después de anunciar pérdidas netas por US$7.000 millones durante los primeros nueves meses de 2006, según las cifras más recientes.

Mulally dice que Ford está "claramente en un momento decisivo". También dice que está pensando en vender Aston Martin y Jaguar, las subsidiarias de Ford de vehículos de lujo.

Mulally ha recolectado US$25.000 millones en efectivo para financiar los planes de Ford y sacar adelante los planes presentados hace un año bajo a la administración de Mark Fields.

La compañía planea recortar 50.000 empleos y cerrar 14.000 plantas con el fin de ahorrar US$4.000 millones anuales.

Sin embargo, muchos analistas dicen que pasarán varios años antes de que las operaciones norteamericanas de Ford vuelvan a ser rentables y que la compañía podría haber gastado US$17.000 millones de su pila de efectivo hacia 2009.

El auge de los híbridos

Toyota se propone sobrepasar a Ford como la segunda compañía automotriz en EE.UU. en 2007 (mundialmente ya es más grande que Ford) y muchos predicen que también sobrepasará a GM para convertirse así en la mayor compañía de automóviles del mundo.

Camry híbrido
Toyota presentará su nuevo Camry híbrido.

En Detroit, Toyota planea edificar sobre el éxito del Prius, su modelo híbrido de electricidad y gasolina, y también presentará un nuevo concepto de automóvil híbrido deportivo, así como una nueva versión , también híbrida de su exitoso Camry. El modelo de alta gama Lexus también ofrecerá una versión híbrida de sedán.

La compañía abrió una nueva planta en Texas en 2006 y está estudiando una nueva apertura en 2007. Su valor en el mercado es de más de US$200.000 millones, 12 veces más que el de GM que, según el mercado, vale menos que muchos de sus rivales más pequeños.

En competencia con Toyota

GM tiene su propio plan de respuesta, revelado el año pasado, que incluye un recorte de 34.000 empleos y 12 cierres de plantas para ahorrar US$9.000 millones en sus operaciones en EE.UU.

Ya ha vendido su subsidiaria de partes, Delphi, y está ofreciendo su unidad financiera, GMAC.

El director de GM, Rick Wagoner
Los problemas de GM tienen bajo presión a su director, Rick Wagoner.

GM también es uno de los tres de Detroit que planea retar directamente a Honda y Toyota en su dominio del mercado del sedán familiar, mediante una nueva versión del Chevy Malibu para competir contra el Camry y el Accord.

La compañía también presentará otros modelos, incluido el Cadillac CTS y el Saturn Astra, y añadirá otros vehículos a su fuerte línea de vehículos utilitarios todo terreno como el Buick Enclave.

Sin embargo, su mayor reto en 2007 puede estar en el campo de las relaciones laborales. GM necesita obtener más concesiones por parte del gran sindicato UAW para poder competir en costos contra los fabricantes japoneses, y empezará las negociaciones este año para un nuevo contrato de un año.

Con una reestructuración adicional esperada en el rubro automovilístico mundial, este año puede ser tan turbulento como decisivo en la industria automovilística mundial.

NOTAS RELACIONADAS
2006: tendencias en la economía
30 12 06 |  Economía
Renuncia el presidente de la Ford
06 09 06 |  Economía
Toyota produce el doble en China
31 07 06 |  Economía
Ford lucha por levantar su imperio
20 04 05 |  Economía
Toyota: segundo en el mundo
26 01 04 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen