Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 26 de septiembre de 2006 - 23:01 GMT
Critican política económica de Lula
Bruno Garcez
BBC Brasil, Washington

Brasil debe poner fin a su actual política antiinflacionaria, que está teniendo efectos "destructivos" sobre la industria e impidiendo que el país vuelva a alcanzar el nivel de crecimiento logrado en las décadas del '60 al '80, dice el economista Mark Weisbrot.

Reales
La tasa de interés brasileña es de cerca del 11%.

Ésa es también una de las principales conclusiones de un estudio titulado "La elección presidencial brasileña: contexto de temas económicos".

El documento fue publicado recientemente por el Centro de Investigación Económica y Política, con sede en Washington, Estados Unidos, del que Weisbrot es codirector.

A pesar de su título, el estudio evalúa el escenario económico brasileño de los últimos 25 años, sugiere caminos para el futuro y destaca las acciones de la administración del presidente Luiz Inácio Lula da Silva y los supuestos errores del actual gobierno.

Según la investigación, la meta inflacionaria del Banco Central de Brasil, basada en intereses elevados, ha logrado bajar los niveles de inflación, pero puede ser extremamente negativa para la economía del país.

Política antiinflacionaria

"La política antiinflacionaria está destruyendo los sectores industriales y manufactureros", afirma Weisbrot.

La política antiinflacionaria está destruyendo los sectores industriales y manufactureros
Mark Weisbrot
"La tasa de interés brasileña, de cerca del 11%, es una de las más altas del mundo", añade.

El analista considera que las políticas actuales "ahuyentan las inversiones, encogen la economía y sobrevaloran el real, abaratando falsamente las importaciones y dificultando que se pueda obtener beneficios de las inversiones en el sector manufacturero".

El informe sostiene que "el mantenimiento de una moneda supervalorizada causará daños a las perspectivas de crecimiento de Brasil".

"El descenso de las exportaciones desde 2004, en un 1,4% del producto interno bruto, ya contribuyó a la desaceleración de la economía e hirió a una serie de industrias, como las textiles, las de calzado, muebles, cuero y madera", añade.

Camino errado

Weisbrot afirma que, debido a la dificultad de obtener inversiones en el sector industrial, Brasil se volcó a la producción agrícola y minera.

Luiz Inácio Lula da Silva
Lula espera ser reelecto el 1 de octubre.
"Pero ningún país se mantiene rico invirtiendo sólo en la agricultura y en la minería de hierro", dice el analista.

De acuerdo al estudio, si Brasil hubiese mantenido la meta de crecimiento económico que obtuvo en las décadas del '60 al '80, hoy tendría un nivel de vida similar al europeo.

"Pero en los últimos 25 años, el crecimiento del producto interno bruto per cápita fue de 0,5% anual, lo que es pésimo, especialmente si se le compara con los índices del periodo entre 1960 y 1980, que fue de 123%", comenta el economista.

Crecimiento

La investigación concluye que el crecimiento del producto interno bruto per cápita fue similar durante los mandatos de Fernando Henrique Cardoso y Lula.

Lula ha hecho mucho por diversos brasileños, especialmente los más pobres, como el aumento del salario mínimo y el programa para la reducción de la pobreza Bolsa Familia
Mark Weisbrot
En el gobierno del primero, quedó en la franja del 1,6%. En el de Lula, cayó ligeramente al 1,4%.

"No hay mucha redistribución de la renta que se pueda hacer con un crecimiento de este tipo. No es suficiente para mejorar el nivel de vida de la gente", señala Weisbrot.

El economista reconoce que "Lula ha hecho mucho por diversos brasileños, especialmente los más pobres, como el aumento del salario mínimo y el programa para la reducción de la pobreza Bolsa Familia. Es más de lo que obtuvieron de la administración anterior".

No obstante, en su estudio afirma que "frente a un crecimiento lento y un presupuesto apretado", es "imposible sacar a personas de la pobreza en gran escala o generar suficientes empleos para reducir el desempleo".

Resistencia

Según el analista, el país necesita bajar sus tasas de interés, pero enfrenta la resistencia del mercado financiero nacional e internacional.

"El mercado financiero tiene absoluto control del Banco Central. Pero el propósito de tener un Banco Central es que responda a los intereses de toda una sociedad. Tenemos el mismo problema en Estados Unidos. Hay congresistas con una enorme influencia en el Fed (La Reserva Federal), lo que conlleva a que muchas veces tome la decisión equivocada", dice Weisbrot.

Antonio Palocci
El analista considera que Lula prestó oído a las personas equivocadas, como Antonio Palocci.
Además de las presiones, el analista considera que Lula prestó oído a las personas equivocadas.

"Tuvo asesores como Antonio Palocci, que pensaban que lo mejor era caerle bien al mercado financiero a cualquier precio".

"El gobierno anterior duplicó la deuda pública, lo que constituyó una gran carga para Lula. Es cierto que si uno recibe un país en crisis, debe tomar ciertas medidas durante algunos meses, pero no debería sacrificar la economía de un país durante cuatro años", señala.

En su opinión, si Lula fuera elegido para un segundo mandato, debería "librarse de la meta inflacionaria como una política macroeconómica, relajar la política fiscal -algo que ya comenzó a hacer- y buscar estrategias de desarrollo, educación, infraestructura y políticas industriales".

Todo esto, dice el analista, "estaba en la plataforma de Lula, pero no fue implementado. Fue una gestión muy decepcionante y tendrá que mejorar".

NOTAS RELACIONADAS
Lula despide a su jefe de campaña
21 09 06 |  América Latina
Oposición brasileña fustiga a Lula
19 09 06 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen