Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 27 de septiembre de 2006 - 17:14 GMT
"Gringos" que dejan huella en Brasil
Robert Plummer
BBC, Sao Paulo

Pantalla de Gringoes.com
Gringoes.com ha llenado un vacío en el mercado brasileño.

Los brasileños que llegan al Reino Unido descubren pronto que sus coterráneos disponen de una gran red de apoyo que les ayuda a ajustarse a un país que para ellos puede ser frío en más de un sentido.

Relucientes revistas en portugués con nombres como Leros, Jungle Drums y Brasil.net son distribuidas gratuitamente en bares británicos, restaurantes y librerías frecuentadas por brasileños.

Pero cuando Kieran Gartlan llegó a Brasil, se sorprendió al encontrar que no había a la mano guías similares, publicaciones u otras fuentes de información que le ayudara a los extranjeros a entender el país.

Gartlan tomó la iniciativa y decidió empezar su propia publicación en el ciberespacio.

Ahora, su sitio gringoes.com es un foro para publicar artículos vivaces de un amplio espectro de colaboradores, y que atrae a unos 200.000 visitantes al mes.

País costoso

Oriundo del condado de Monaghan, en Irlanda, Kieran ha avanzado mucho desde que llegó a Sao Paulo en 1994, al final de un viaje alrededor del mundo.

Kieran Gartlan, propietario de gringoes.com.
Kieran pasó seis años en Brasil antes de empezar sus sitio en Internet.

Para sostenerse, empezó a trabajar como profesor de inglés, después aprendió portugués y consiguió trabajo como traductor.

"Desde los primeros días tenía la idea de tener un boletín o una revista", dice. "Pero los costos de impresión en Brasil son extremadamente altos".

"Así que sólo por el año 2000, cuando aquí empezó a crecer la popularidad de Internet en Brasil, pensé 'bueno, debería poner un sitio y así fue como nació la idea de gringoes.com"

Kieran admite con gusto que sin la ayuda de su novia de entonces y actualmente su esposa, Rose, un abogada brasileña, nunca habría logrado sobreponerse a los obstáculos burocráticos para establecer un negocio en Brasil.

Lenguaje esencial

Un colaborador de gringoes.com que escribe con pasión sobre los aspectos positivos y negativos de Brasil es John Fitzpatrick, quien también tiene su propio sitio en Internet llamado Brazil Political Comment.

Como consultor, periodista y traductor, usa su sitio para "fomentar el debate y la discusión de este país dinámico que, desgraciadamente, sólo suele ser visto en el exterior por medio de los clichés del carnaval y el fútbol".

Centro de Sao Paulo
Según los extranjeros, salir adelante en Sao Paulo es un logro.

John, un escocés que ha vivido en Sao Paulo desde que se trasladó allí en 1995 con Mónica, su esposa brasileña, tiene algunas advertencias para cualquiera que esté pensando en mudarse a Brasil.

"Es absolutamente esencial que sepa hablar portugués si viene aquí. No crea que puede abrirse paso si sólo habla un poquito de español", dice.

"Tiene que hablar portugués y estar preparado para trabajar muy, muy duro".

"Conozco a mucha gente que tiene dos o tres trabajos, sé de algunas personas que tienen trabajos estables y que tienen cualquier tipo de seguridad laboral".

Sociedad jerárquica

Aún así, dedicar la vida a hacer negocios en Brasil puede pagar sus dividendos. Bill Wattie, un neozelandés que llegó a Sao Paulo en 1995 como productor de conferencias, regresó a su tierra natal varios años después y advirtió que su experiencia y habilidades lingüísticas se habían convertido en un gran activo.

Regresó a Brasil como comisionado comercial para la agencia de desarrollo económico del gobierno de Nueva Zelanda y ahora es cónsul general de su país en Sao Paulo.

Bill Wattie, cónsul general de Nueva Zelanda en Sao Paulo.
Bill Wattie se queja de la burocracia brasileña.

Se queja de la burocracia "agotadora" de Brasil y de las altas tasas de interés que dificultan la inversión, pero aún así se siente satisfecho de su labor.

"Es un poco como Nueva York, si sales adelante aquí, sales adelante en cualquier parte", dice.

"A muchas personas de negocios brasileñas les ha ido bien y a menudo son contratadas por multinacionales para dirigir sus operaciones en otros países, así que para mí es un reto".

"Pero al ser de Nueva Zelanda, vengo de una de las sociedades menos clasistas en el mundo a Brasil, que es una sociedad muy jerárquica y estratificada, así que a veces extraño la naturaleza más informal de Nueva Zelanda".

Shock cultural

Un contraste más fuerte fue el que encontró el estadounidense Matthew Shirts, quien ahora es editor general de la edición brasileña de la revista National Geographic y columnista del periódico Estado de Sao Paulo, cuando llegó a Brasil por primera vez en 1976 como estudiante de intercambio de secundaria.

Tras haber crecido en el liberal sur de California, fue tomado completamente por sorpresa cuado llegó al pueblo de Dourados, que se encuentra en el estado de Mato Grosso do Sul.

Matthew Shirts, editor general de National Geographic Brasil
Matthew Shirts ha editado National Geographic en Brasil desde el año 2000.

"Para mí fue una experiencia muy poderosa e interesante porque era muy diferente", dice.

"El sur de California estaba en el extremo de la locura: rock 'n' roll, sexo, drogas, estilos de vida alternativos, fiestas nudistas de jacuzzi, pelo largo y música divertida.

"De repente, llegar a una parte tan rural y conservadora de Brasil durante la dictadura militar (me generó) un impacto cultural formidable y me tomó bastante tiempo acostumbrarme".

Por fortuna, fue algo que inspiró a Matthew quien regresó para estudiar en la Universidad de Sao Paulo y luego a trabajar como periodista.

"Tuve suerte. Conocí a algunas personas", dice sobre su entrada en el mercado laboral brasileño. "Así es como funcionan las cosas en Brasil. Es muy importante a quién se conoce, es una cultura muy personalista. Si uno conoce gente aquí, las cosas suceden y los trabajos aparecen, y si no, es mucho más difícil".



NOTAS RELACIONADAS
Lula culpa a su jefe de campaña
26 09 06 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen