Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 18 de julio de 2006 - 13:48 GMT
Líbano: economía bajo fuego
Un depósito de combustible en el aeropuerto internacional de Beirut arde tras un ataque israelí
Los daños a la infraestructura israelí se calculan en US$500 millones hasta ahora.

Más allá de las pérdidas humanas que ha causado ya la operación de Israel en El Líbano, sus más fuertes efectos se hacen sentir ya en la frágil economía de un país que apenas estaba regresando a la normalidad.

La mayor parte de la infraestructura productiva ha quedado paralizada, incluyendo la Bolsa de Beirut y el gobierno libanés calcula pérdidas en infraestructura de unos US$500 millones.

La agencia internacional de medición de riesgos Fitch rebajó la perspectiva de "positiva" a "estable" indicando que una de las principales industrias afectadas será la del turismo.

A pesar de que el banco central libanés está manteniendo con sus reservas la estabilidad de la moneda, los bancos limitaron los retiros ante el pánico de sus clientes que todavía no olvidan la dureza de la guerra civil de 1975-1990.

Otra vez hacia abajo

Tras los devastadores efectos de aquel período, la economía libanesa había logrado recuperarse en los últimos años y para el corriente, se esperaba un crecimiento de entre 4% y 5%.

Libaneses revisan escombros de casas destruidas por un bombardeo de Israel
Más allá de las muertes, la operación israelí ha devastado varias industrias libanesas.
Poco antes de los primeros bombardeos, El Líbano buscaba reducir su deuda externa gracias a estas perspectivas y la creciente atracción de la inversión extranjera.

Todos coinciden que en esta recuperación jugó un papel clave el multimillonario ex primer ministro asesinado, Rafik Hariri, que impulsó inversiones y la reconstrucción de infraestructura en algunos casos a costas de su fortuna personal.

En noviembre pasado, incluso Fitch había elevado la calificación del país tras la elección del nuevo gobierno beirutí, aduciendo que se incrementaban las "posibilidades de reformas económicas y estructurales exhaustivas".

Los economistas predicen ahora que la economía libanesa corre el riesgo de contraerse de continuar la operación de Israel contra el Hezbolá, o peor aún si la crisis se extiende e involucra otros Estados del Medio Oriente.

Se apagan las pantallas

Israel ha bombardeado el aeropuerto de la capital libanesa, puentes, puertos, silos y carreteras vitales en varias zonas del país.

El puerto de Beirut está bloqueado, lo que significa que importaciones y exportaciones deben encontrar rutas más caras, probablemente a través de Siria.

Turistas huyen de Beirut
Contrariamente a lo que se esperaba, los turistas no llegan, se van.
Tiendas y oficinas permanecen cerradas. Las que son normalmente concurridas áreas de cafés y restaurantes están desiertas. Los hoteles, prácticamente vacíos.

Una fábrica de papel, estaciones generadoras de electricidad, plantas transmisoras de comunicaciones y varias estaciones de servicio han sido también objetivos de los aviones israelíes.

Esta semana las pantallas de la Bolsa de Beirut están apagadas. "El mercado de valores está cerrado debido a los bombardeos", anunció un portavoz este lunes.

El principal índice, el Blom se desplomó un 13% el viernes pasado, llegando a su más baja cotización en lo que va del año.

Por primera vez en más de un año, las acciones de Solidere, una de las principales compañías inmobiliarias fundadas por Rafiq Hariri, llegaron a cotizarse por debajo de los US$20.

A playas vacías

La Asociación Libanesa de Industriales expresó que los ataques israelíes "tienden a destruir todos los sectores de la economía del país, incluyendo la industrias del turismo y la construcción".

La primera de esas industrias contribuye con el 15% del Producto Bruto Interno, atrayendo especialmente a visitantes de los ricos países petroleros del Golfo.

La operación de Israel golpeó el corazón de la temporada turística de este año, cuando se esperaba más de un millón y medio de personas y un ingreso de US$2.500 millones.

La gente en la calle dice que estos ataques de Israel están buscando golpear al gobierno libanés en su billetera
Martin Patience, BBC
La difícil construcción de una imagen de El Líbano, como un destino turístico seguro en el Medio Oriente, ya había sido castigada por el asesinato de Hariri en febrero de 2005.

Ahora su reputación ha quedado tan destruida como varios puntos donde cayeron las bombas israelíes. Playas y centros turísticos normalmente llenos de jóvenes en esta época del año, están completamente vacíos.

Según un informe regional del FMI de mayo pasado, la deuda pública libanesa excedió el 174% de su PBI en 2005. El actual gobierno había expresado su compromiso de hacer todo lo posible para reducir esos números.

"La gente en la calle dice que estos ataques están buscando golpear al gobierno libanés en su billetera", comentó Martin Patience, uno de los reporteros de la BBC enviados a Beirut.

NOTAS RELACIONADAS
Israel: no cesarán los ataques
17 07 06 |  Portada
"Hay que resistir"
17 07 06 |  Portada

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen