OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 1 de junio de 2006 - 21:59 GMT
OMC: el ultimátum a los subsidios
Juan Carlos Rincón, análista político de BBC Mundo
Juan Carlos Rincón
BBC Mundo

Alejandro Jara
Lo ideal es que a más tardar a fines de junio tengamos definido lo que se llama modalidades en agricultura y en lo no agrícola, es decir, ahí se va a definir en cuánto se recortan los aranceles, los subsidios y cómo se hace
La Organización Mundial de Comercio fijó el final de junio como fecha limite para llegar a un acuerdo preliminar en la reducción de los subsidios agrícolas y las barreras arancelarias a los productos industriales.

Según el director general de la OMC, Pascal Lamy, el entendimiento es necesario para que se avance en otras áreas de las negociaciones comerciales de la ronda de Doha y puedan concluirse a fin de año.

BBC Mundo entrevistó a Alejandro Jara, director general adjunto de la OMC, sobre la importancia de este nuevo plazo.


¿Cuál es el alcance de este ultimátum planteado por la OMC?

Lo que se ha hecho es ordenar, organizar un proceso para poder lograr resultados. No es un ultimátum, sino que es una reflexión conjunta con los miembros de la OMC, con los gobiernos, de tal suerte que podamos tener todos claridad de cuál es la secuencia de los eventos para la próxima semana.

Hay procesos muy intensos que se han estado desarrollando en Ginebra en distintas áreas y éstos tienen que culminar primero en el área de agricultura y para los productos no agrícolas, no es necesariamente un "deadline" (plazo final).

Sobre la base de textos que se desarrollen deberán venir ministros a Ginebra para tomar las decisiones y buscar los consensos apropiados en esta materia.

¿Diría usted que éstos son los cuellos de botella iniciales de las negociaciones de la ronda de Doha, agricultura y bienes industriales?

Campesino indio
Economías más abiertas son una condición necesaria para crecer, desarrollarse y eliminar pobreza, pero no es suficiente
Yo diría que cada área de las que están sujetas a negociación presenta sus propias complejidades, pero es indudable que las áreas más sensibles en este momento se definen principalmente en agricultura, y en menor grado, en lo no agrícola.

Pero hay muchos países que no se van a mover en ningún área hasta no tener claridad de qué es lo que sucede en agricultura.

Entonces si eso se mueve primero, eso despeja la cancha para que también se muevan otras áreas como la disciplina antidumping, los subsidios pesqueros, como facilitación de comercio, servicios, etcétera.

Puede decirse que, de cierta forma, este llamado del señor Lamy es la urgencia de que se establezca una prioridad, que en agricultura haya un acuerdo o preacuerdo, para que empiece a funcionar la ronda en la parte final

Tenemos que terminar esta negociación a finales de este año y lo ideal es que a más tardar a fines de junio tengamos definido lo que se llama modalidades en agricultura y en lo no agrícola, es decir, ahí se va a definir en cuánto se recortan los aranceles, los subsidios y cómo se hace.

¿Usted diría que están muy lejos los acuerdos políticos que permitan que la ronda funcione y que se descongele el tema agrícola?

Cada economía presenta una estructura productiva distinta a la otra y niveles de competitividad diferentes, sin embargo, hoy día las economías están mucho más abiertas y creo que esto las ha hecho más competitivas
Yo creo que en todo proceso de negociación, a medida que uno se aproxima al final se notan mucho más las dificultades. Son decisiones que no son fáciles porque son muy sensibles, política o económicamente. Por lo tanto, yo creo que estamos en esa etapa en que ese tipo de sensibilidades se hacen muy presente en la mesa de negociaciones.

El tema del libre comercio en América Latina en ciertos sectores es visto como peligroso en la medida en que los tratados que varios países latinoamericanos están suscribiendo, principalmente con EE.UU., pueden generar una asimetría mayor en las economías y de pronto una destrucción o eliminación gradual de la pequeña y mediana industria latinoamericana. ¿Cómo analiza esto la OMC?

Nosotros no tenemos un punto de vista sobre si esto es malo o bueno. Además cada acuerdo es distinto y depende de los instrumentos, de la calidad de las disciplinas y los plazos.

Cada economía presenta una estructura productiva distinta a la otra y niveles de competitividad diferentes, sin embargo, hoy día las economías están mucho más abiertas y creo que esto las ha hecho más competitivas, y por tanto preparadas para enfrentar no solamente a una economía como la estadounidense, sino cualquier otra.

Sin embargo, los índices económicos y de desarrollo social muestran que, a pesar de que efectivamente ha habido un incremento del comercio, una apertura, una liberalización en América Latina, varios de los países han aumentado sus niveles de pobreza y los niveles de marginación han crecido...

Puede ser cierto que en algunos países eso puede haber sucedido, la pregunta está en si eso se debe a aperturas comerciales o no. Yo creo que más bien la evidencia indicaría que los países que se han mantenido con economías más cerradas son los que menos han crecido y han tenido menos oportunidad de superar la pobreza.

Economías más abiertas son una condición necesaria para crecer, desarrollarse y eliminar pobreza, pero no es suficiente, esto tiene que ser acompañado de otras políticas que ya están fuera del marco de la política comercial propiamente tal.

¿No temen ustedes en la OMC que economías débiles o digamos medias, pequeñas en América Latina y en otros continentes tengan que reducirse simplemente a convertirse en maquiladoras, en vez de ser realmente productores industriales?

Un delegado chino en la OMC revisa sus notas.
"La economía china presenta desafíos, pero también oportunidades nuevas", dice Jara.
No veo por qué ello tenga que suceder. No creo que sea automático, cada país tiene sus ventajas comparativas, muchos de ellos son excelentes productores y procesadores de recursos naturales, otros tienen una base industrial más diversificada, etcétera.

Entonces, cuando se abren las economías, una mayor vinculación con otros países en desarrollo o desarrollados dentro o fuera de la región, los países diversifican su mercado, su estructura productiva, se abren nuevas posibilidades de inversión y creo que a la larga lo que se está dando es ese fenómeno.

¿Como evalúa la OMC el ingreso masivo de productos chinos al mercado mundial?, ¿Ello podría generar un desbalance en las posibilidades de producción de muchísimas regiones del mundo que no tendrían capacidad de competencia con los productos chinos?

Si bien es cierto que la economía china presenta desafíos, también es cierto que presenta muchas oportunidades nuevas y hay muchos países en desarrollo justamente que se han aproximado a China, que están abriendo su mercado bilateral o plurilateralmente, muchos países del sureste asiático, Australia, Nueva Zelandia, Chile por ejemplo que ya negoció un acuerdo de libre comercio con China.

En el caso que amenace causar un serio perjuicio a una industria de un país, la OMC tiene instrumentos que permiten hacer frente a esas situaciones de la competencia.



NOTAS RELACIONADAS
OMC a EE.UU.: último aviso
13 02 06 |  Economía
¿Habrá otra ronda comercial?
19 12 05 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen