Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 27 de abril de 2006 - 15:37 GMT
Venezuela, en una bonanza petrolera
Greg Morsbach
BBC, Caracas

El gobierno venezolano, dirigido por el presidente Hugo Chávez, se está beneficiando de lo que sólo puede ser descrito como una bonanza petrolera.

Hugo Chávez y Néstor Kirchner
Venezuela tiene planes para un gasoducto transnacional.
En la actualidad un barril de crudo venezolano vale más de US$50 y el país cuenta con una reserva de 78.000 millones de barriles, una cifra saludable.

Por ello, basado en la producción actual oficial de 3,3 millones de barriles diarios, el país tiene garantizados unos 78 años de petróleo.

En el último año el gobierno ha empezado a gastar la riqueza generada de las ventas del crudo en proyectos fuera de sus fronteras.

Algunos analistas creen que el presidente Chávez ha desembolsado unos US$5.000 millones en oportunidades energéticas fuera del país, incluyendo asociaciones con refinerías en Cuba, Uruguay y Brasil.

El motor detrás de estos gastos es el deseo de integrar el sector energético en América del Sur, para hacer la región más autosuficiente y menos dependiente de Estados Unidos como socio comercial. El Ejecutivo venezolano asegura que el objetivo es la integración económica de América Latina.

Proveedor

"Era una situación absurda, en la que por unos 100 años de producción del hidrocarburo en el país no enviamos ni un solo barril al Caribe, Brasil, Argentina o Uruguay", indicó en una entrevista exclusiva con la BBC el ministro de Energía, Rafael Ramírez.

"Pero ahora con el gobierno del presidente Chávez, hemos establecido un sistema para enviar crudo barato a otros países de América Latina, a cambio de productos agrícolas o industriales e incluso servicios médicos", aseveró.

Venezuela está actualmente suministrando un subsidio a varias naciones en la región, incluyendo Argentina, Bolivia, Paraguay, Cuba y Uruguay.

De acuerdo a lo señalado en medios de comunicación locales, Cuba recibe alrededor de 100.000 barriles de petróleo barato diariamente y a cambio presta unos 20.000 médicos que atienden gratuitamente en las barriadas populares del país.

Otras entregas incluyen un nuevo hospital en Uruguay, así como la oferta de millones de dólares en ayuda humanitaria a las víctimas del huracán Katrina en Estados Unidos, o combustible barato para las calefacciones a familias necesitadas en Boston y Nueva York.

"Esfera de influencia"

Algunos analistas políticos advierten que la generosidad de Venezuela tiene algunas consecuencias.

Donativo petrolero de Venezuela en EE.UU.
Hay familias estadounidenses que se benefician del crudo venezolano.
José Toro-Hardy, ex director de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y un crítico del mandatario venezolano, indicó: "Chávez está entregando petróleo y dinero como si no hubiese mañana, pero de vuelta sólo espera lealtad y solidaridad de los presidentes de los países beneficiados".

"El crudo se está utilizando para generar o incluso comprar una esfera de influencia venezolana en América Latina y el Caribe", dijo Toro-Hardy a la BBC.

Sin embargo, tanto Chávez como sus ministros están priorizando cada vez más el negocio del gas natural como la estrategia de largo plazo.

El ministro de Energía -quien también es presidente de PDVSA- pronostica que el gas eventualmente podría suplantar al petróleo como el principal producto de exportación.

El país tiene 148 billones pies cúbicos de gas, las reservas más grandes de la región.

"El crudo gradualmente se acabará en el mundo y más y más países se cambiarán al gas. América Latina se debe cambiar al gas. De hecho, es más eficiente generar energía con el gas que con el petróleo", aseveró.

Largo camino

Venezuela está abordando este tema con un gran proyecto de US$20.000 millones para la construcción de un gasoducto.

Rafael Ramírez
El crudo gradualmente se acabará en el mundo y más y más países se cambiarán al gas
Rafael Ramírez, ministro de Energía
El plan de siete años -que cuenta con el apoyo de Brasil y Argentina- busca llevar una tubería desde Venezuela, al norte del continente, hasta la Patagonia en la punta más sur de la región.

El gasoducto todavía se encuentra en fase de preparación, pero de convertirse en realidad los 8.000 kilómetros de conexión ayudarían a cubrir la mayoría, si no toda, la demanda de gas.

"Argentina es un importador neto de gas y buena parte de la industria está basada en este recurso natural. Argentina necesitará mucho más en el futuro. Brasil también tiene pequeñas reservas. Chile está tan desesperado que está considerando importar gas desde Australia", aseguró Ramírez.

En vista de estos hechos, la única salida lógica para el gobierno venezolano es iniciar la construcción del gasoducto tan pronto como los estudios de ingeniería estén listos.

No obstante, algunos analistas en materia energética, consideran que el proyecto será demasiado costoso en vista de que las tuberías deberán ir por debajo de varios grandes ríos y atravesar además el Amazonas, lo que también genera preocupación por parte de grupos ambientalistas.


RESULTADOS
¿Está usando el gobierno venezolano los ingresos petroleros de la manera correcta?
 45.75% 
No
 54.25% 
1318 votos
Consulta sin valor estadístico.

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen