Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 4 de julio de 2005 - 13:50 GMT
Sur-Sur como alternativa

Marcelo Risi
Corresponsal BBC

Presidentes del Mercosur tomándose la mano
Varios países sudamericanos han emprendido la alianza comercial de Mercosur.

El discurso económico está dominado por la defensa del libre comercio.
Pero la realidad comercial se realiza precisamente a la sombra del proteccionismo de quienes predican el libre intercambio, los países del Norte.

Para muchos la llamada "cooperación Sur-Sur" se presenta como alternativa y consecuencia lógica, asumiendo que entre sí son concientes de sus necesidades de desarrollo, y que se aplicarán medidas más justas.

A nivel puntual

"En la medida en que la colaboración entre países del hemisferio sur aumente la capacidad de negociación y la presencia en los foros internacionales, debe perseguirse", explica en BBC Mundo el director del Centro Euro-Latinoamericano, Guillermo Cardoza.

Un ejemplo son las exitosas alianzas en las negociaciones en la Organización Mundial del Comercio.

Al mismo tiempo señala que "estas iniciativas no deben ser excluyentes de alianzas en la dirección Sur-Norte".

Los expertos destacan beneficios como transferencia de tecnología o nuevas prácticas de negocio para los países que reciben inversión extranjera.

"No se deben inhibir acuerdos bilaterales o puntuales en sectores específicos", recomienda Cardoza.

No hay fórmula mágica

Que se busque el mejor socio, esté en el Norte o en el Sur
Guillermo Cardoza, Centro Euro-Latinoamericano

Los procesos de integración latinoamericanos pueden ilustrar la integración Sur-Sur.

El Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay), por ejemplo, demostró su éxito en la medida en que aumentó notablemente el comercio entre sus socios.

Pero esta unión aduanera no profundizó su integración y debe salir del estancamiento que padece hace años, fruto de crisis de sus integrantes y globales.

Por temporadas, se priorizaron las necesidades nacionales, incluso en detrimento de la integración.

La fórmula Sur-Sur no implica un automatismo hacia el desarrollo. Para sus críticos asume al "político benévolo" del esclarecimiento y resulta igual de ingenua que la fe ciega en los mercados.

Tampoco las inversiones directas extranjeras del Norte en el Sur son garantía de un empuje al desarrollo, como demuestra la industria maquiladora en Centroamérica y en México, en muchos casos meras plantas de ensamblaje de productos de la alta tecnología que llegan de otras partes.

Un Estado fuerte

Barco con mercancía en un puerto.
El discurso económico está dominado por la defensa del libre comercio.

La integración Sur-Sur puede dar respuestas puntuales, pero no sustituye las tareas pendientes hacia dentro de los países, como demuestra Latinoamérica.

"La crisis argentina puso en evidencia que la fragilidad institucional es una amenaza para la inversión y el desarrollo", explica Cardoza.

El Estado sigue siendo una pieza fundamental para garantizar la educación, la infraestructura y un entorno de fortaleza institucional.

La empresa privada es su complemento para desarrollarse y expresar su pleno potencial.

En América Latina, se padece "la presencia de grupos de interés y una defensa de un estatus quo que beneficia a ciertos intereses", dice Cardoza.

"La falta de transparencia y eficacia hace imposible que en estos países que se opere con cierta claridad", añade.

Los cambios deben ser profundos y abarcan también a "los modelos culturales para que sean sostenibles los cambios institucionales", dice, en alusión a una realidad que "no incluye a la mayoría en el desarrollo y en las ventajas del proceso de globalización".

Se debe enfrentar al mercado desde una postura fuerte. "Latinoamérica requiere gobiernos con capacidad de intervención para crear las condiciones de desarrollo pleno", dice Cardoza.

Retos para Latinoamérica

Niños caminando en un barrio pobre.
La cooperación entre países del sur no garantiza el fin de la pobreza.

No son problemas ni retos nuevos. "Lo que ha cambiado es el sentido de urgencia para abordar estas tareas", es un nuevo contexto.

Así por ejemplo, el acceso a las tecnologías modernas de información y de comunicación crea una barrera adicional.

Cardoza recomienda que se "desideologice (sic) el debate y que se busque el mejor socio, esté en el Norte o en el Sur".

Sin estabilidad económica, política e institucional, las inversiones se desplazarán hacia quienes ofrezcan estas garantías. China, por ejemplo, "compite fuertemente con las economías más desarrolladas de Latinoamérica y ha eliminado empleos y desplazado empresas hacia esa zona", dice Cardoza.

Al mismo tiempo China está invirtiendo en Latinoamérica, pero contrario a lo que algunos suponen, no es un socio del Sur idóneo para la región. Numerosas inversiones pretenden asegurar el suministro de materias primas.

"Esto perpetúa el modelo de inserción internacional basado en la exportación de materias primas, es un modelo empobrecedor", advierte Cardoza.

Por lo tanto América Latina tendrá que abordar los problemas en plazos breves. De lo contrario "se mantendrá la exclusión y aumentarán los niveles de pobreza y de marginalidad que tiene la región".



ESCUCHE/VEA
Entrevista al baterista de Stereophonics
BBC Mundo 02.07.05



NOTAS RELACIONADAS
Live 8 suena en todo el mundo
02 07 05 |  Portada
Tras un Mercosur solidario
21 06 05 |  América Latina


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen