Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 3 de enero de 2006 - 18:59 GMT
Argentina suelta la mano del FMI

Carlos Ceresole
BBC Mundo, Londres

Protestas contra el FMI en Brasilia
El FMI y sus "recomendaciones" económicas son un blanco histórico de críticas en Latinoamérica.
Con el desembolso de poco más de US$9.500 millones, el gobierno argentino puso punto final este martes a medio siglo de tormentosa relación con el Fondo Monetario Internacional.

La decisión de adelantar el pago de la deuda con el organismo multilateral de crédito refleja sin duda la magnitud de la recuperación del país, a sólo cuatro años de la mayor crisis económica en toda su historia.

Pero la decisión también despierta temores de que el margen de maniobra ganado sea utilizado en la implementación de políticas populistas y la profundización de la intervención del estado en la economía.

Medios internacionales que habitualmente reflejan el ánimo de los centros financieros mundiales tratan la noticia con evidente preocupación.

Argentina apuesta a independizarse del FMI y a perseguir dudosas políticas económicas
Revista británica Economist
"Argentina apuesta a independizarse del FMI y a perseguir dudosas políticas económicas", afirma el editorial de la revista británica Economist.

Mientras que para el New York Times, el presidente Néstor Kirchner "parece estar concentrando mayor poder en sus propias manos y empujando su gobierno hacia la izquierda".

Al fin solos

Para Argentina, el rescate anticipado de los compromisos que debían saldarse hasta 2008 implicará un ahorro de casi US$850 millones en intereses.

Y no menos importante, el alivio de deshacerse de las misiones de monitoreo del Fondo y las "recomendaciones" que venían atadas a los préstamos.

Néstor Kirchner, presidente de Argentina
Con este pago estamos enterrando buena parte de un pasado ignominioso
Néstor Kirchner, presidente de Argentina
Para Kirchner es una señal de fortaleza evidente, en un país donde la inmensa mayoría de la gente asocia al FMI con el sometimiento económico en general y con las políticas que llevaron al país a la crisis terminal de 2001 en particular.

Al anunciar la decisión de cancelar la deuda, el presidente argentino afirmó que "con este pago estamos enterrando buena parte de un pasado ignominioso".

"Ahora podremos marchar hacia el futuro sin imposiciones, con autonomía y tranquilidad, sin urgencias impuestas ni presiones indebidas", aseguró.

Claro que ahora, esta recién ganada libertad también implicará que ya no podrá culparse al Fondo si la economía entra en picada, un recurso incontablemente utilizado por casi todos los gobiernos argentinos para explicar los fracasos.

Los números de la operación

Argentina le debía al FMI exactamente 6.656 millones de DEG (Derechos Especiales de Giro), una denominación monetaria que utiliza el organismo de préstamo para sus operaciones internacionales.

El valor del DEG se calcula diariamente a partir de una canasta de divisas conformada por el dólar, el euro, la libra y el yen, y este martes cotizaba según la propia página del FMI en internet a US$1,43258.

Cuartel general del FMI en Washington
Brasil y Argentina estaban entre los mayores deudores del FMI.
Por eso recién el mismo día de pago los argentinos se enteraron de la cifra precisa de lo que debían utilizar para cancelar sus obligaciones con el Fondo: US$9.535 millones.

El desembolso corrió por cuenta del Banco Central de la República Argentina (BCRA), que utilizó las llamadas "reservas de libre disponibilidad" en la operación, esto es la parte del tesoro nacional que excede la cantidad necesaria para cubrir la base monetaria (el dinero en circulación).

El pago redujo en aproximadamente un tercio las reservas monetarias del país, que hasta el lunes eran de US$28.045 millones.

El gobierno espera poder recuperar el dinero utilizado para la cancelación en el transcurso de 2006, con la compra de dólares por parte del BCRA y la venta de nuevos títulos públicos a Venezuela.

Señales políticas

En la práctica, buena parte del pago no implicó movimiento físico de dinero sino sólo un asiento contable.

El dinero utilizado ya estaba depositado en el FMI en Washington y en el Banco Internacional de Pagos en Basilea, Suiza, para evitar que fueran embargados por los acreedores cuando el país entró en cesación de pagos.

La medida tiene un significado más político que económico, ya que las obligaciones con el Fondo representaban sólo un 10% del endeudamiento argentino.

El país aún mantiene deudas con acreedores privados por más de US$50.000 millones -parte de ella recientemente reestructurada y parte aún con títulos en default- así como créditos pendientes con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Argentina hizo pública su decisión de adelantar los pagos al FMI apenas dos días después de que Brasil anunciara idéntica medida.

Ambos países, junto con Turquía, eran los mayores deudores del organismo financiero.

NOTAS RELACIONADAS
Argentina: comienza el pago al FMI
30 12 05 |  Economía
Argentina pagará deuda al FMI
16 12 05 |  Economía
Se va Lavagna
28 11 05 |  Economía
Argentina: adiós al "default"
02 06 05 |  Economía


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen