Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 23 de febrero de 2005 - 14:27 GMT
El banano y el dilema europeo
Bananeros en Colombia.
América Latina es el principal exportador de bananos hacia los países de la Unión Europea.
John Stanley analiza el dilema europeo en la "guerra" del banano y las dificultades de encontrar una fórmula que satisfaga a todas las partes involucradas.

John Stanley es coordinador internacional de Probanano, un proyecto financiado por la Unión Europea en República Dominicana.


Como nos ocurre a casi todos, cuando voy de compras al supermercado de mi barrio, no tengo ni idea de las batallas que se han tenido que librar para que lleguen los productos a los estantes del comercio local.

Me pregunto: ¿cuántas vidas se han visto afectadas para que yo tenga la oportunidad de comprar, por ejemplo, uvas de Chile o sandía de Brasil?

Sin embargo, sí hay un producto que yo conozco muy bien: la humilde banana.

Las importaciones de bananas a la Unión Europea (UE) han sido y continúan siendo el foco de una seria y amarga disputa comercial entre la Unión Europea y los países de América Latina, apoyados también por Estados Unidos y varias compañías multinacionales; disputa que lleva en ebullición más de diez años.

Llámesele el drama de la banana o la guerra de la banana, es un conflicto que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Aunque esta disputa tiene sus raíces en la creación de un mercado único en la Unión Europea en 1993, está ahora entrando en una etapa crucial.

La Unión Europea está obligada a cambiar el régimen actual de tarifa/cuota (que restringe el monto total de la cantidad de fruta que entre al mercado) a uno de tarifa única (sin restricciones) para el 1 de enero de 2006.

Antecedentes
A favor de una tarifa baja
Productores de América Latina y gobiernos
Multinacionales de EE.UU.
Gobiernos en nueve de los nuevos miembros de la Unión Europea y gobiernos que no tienen ese fuerte historial ligado a la producción de banana
Los estados ACP o productores de banana como Alemania

Desde el 1 de enero de 1993, con la creación de un mercado único de la UE, el mercado de la banana ha estado regulado por una series de tarifas y cuotas diseñadas para proteger a los productores de África, Caribe y el Pacífico -agrupados en la ACP-, de las importaciones más baratas procedentes de América Latina.

El sistema de tarifas y cuotas establecidas por la Unión Europea en 1993 ha sido cuestionado en varias ocasiones por los gobiernos de Estados Unidos y de varios países de América Latina.

En cada una de esas ocasiones, la UE ha sido acusada de violar las reglas del GATT o de la OMC. En cada ocasión la Unión Europea se ha visto presionada para modificar el régimen existente y hacerlo compatible con las reglas comerciales internacionales.

En julio del 2001 las partes interesadas acordaron una nueva tarifa/cuota con la condición de que a partir del 1 de enero de 2006, esta sería remplazada por una tarifa fija y no un sistema de cuotas.

La situación actual

En este momento, la UE limita la cantidad de fruta que entra al mercado europeo a unos 3.7 millones de toneladas y como consecuencia de esa restricción el precio de la banana, dentro de la Unión, es entre un 50% y un 90% más alto que en otras áreas de apertura comercial, como Estados Unidos.

En este orden de cosas, la UE se encuentra ahora en la difícil posición de tener que proponer una tarifa a la OMC que sea aceptable.

Esencialmente, la UE está decidida a mantener el precio de la banana al mismo nivel de hoy en día, sin embargo, para lograr esto, sólo tiene como herramienta el nivel de arancel que se impondrá a la fruta que entra al territorio de la Unión proveniente de países que no pertenecen a la ACP (es decir, América Latina).

A favor de una tarifa alta
Productores ACP y gobiernos
Gran Bretaña, por su enlace historial con las Islas de Windward
Francia, por su producción en Martinica y Guadalupe
España, por su producción en las islas Canarias
Portugal, por sus producciones en Madeira
Si la UE propusiera una tarifa demasiado baja, el efecto podría ser un exceso de fruta en el mercado, provocando la caída de los precios y en consecuencia la destrucción de la industria bananera de la UE (localizada principalmente en las Islas Canarias, Martinica y Guadalupe), y en los países de la ACP más vulnerables -principalmente Santa Lucía, San Vicente, Dominica, Jamaica y Belice-, es decir un resultado grave política y socialmente para esas naciones.

En contraste, si se estableciera una tarifa demasiado alta, entonces habría un aumento en los precios de la banana y los consumidores, particularmente en los nuevos estados miembros y Alemania, se quejarían, pero, y lo que es más importante, los productores de América Latina serían los verdaderos perdedores y potencialmente verían reducida su cuota de mercado en la UE.

Por lo tanto, en este escenario, estos países probablemente se negarían a conceder a la Unión Europea una exención -condición requerida por la OMC- y así la disputa continuaría.

Como se puede ver en detalle en los cuadros que acompañan a las fotografías, hay dos grupos, ambos compuestos por consumidores, productores, políticos y exportadores, que abogan por niveles de tarifas tangencialmente opuestas.

Tarifas y grupos de interés

En su propuesta a la OMC la UE ha decidido básicamente no complacer a nadie y ha propuesto un nivel de tarifa de 230 euros por tonelada.

Esta cifra es la que diversos estudios han concluido que permitiría a los precios permanecer más o menos al nivel actual.

Se han realizado muchos estudios para determinar el nivel arancelario que permitiera que los precios del banano permanezcan a su nivel actual.

El problema es que cuando hay tanto dinero involucrado (alrededor de 3.000 millones de euros anuales) en la venta de bananos en la Unión Europea muchos de estos estudios están financiados o apoyados por uno de los grupos más arriba mencionados con intereses partidarios en el tema.

Mientras una investigación encargada por el Centro Técnico para la Cooperación Agrícola y Rural de la ACP-UE establece el arancel en 275 euros, un estudio independiente elaborado por Bernard O'Connor y publicado en Sopisco News, en representación de la compañía estadounidense Dole, se refiere a una banda entre 110 y 140 euros.

Esas diferencias son considerables, pero hay elementos que complican las situación aún más.

La ACP

Jamaica forma parte de la ACP.
Algunos miembros de la Unión Europea buscan defender los productores de aquellos países que fueron antiguas colonias.
Uno de los problemas más serios que enfrenta la UE a la hora de tomar una decisión sobre la tarifa es el hecho de que el grupo de la ACP es muy heterogéneo e incluye tanto a países que producen banano a alto y a bajo costo.

Esto es lo que realmente preocupa a los productores de América Latina y por lo que no están muy dispuestos a aceptar la tarifa de 230 euros.

Es verdad que dentro de la ACP hay países como Santa Lucía, San Vicente, Dominica y Jamaica que producen bananas con costos relativamente altos lo que les hace altamente dependientes de esta industria; pero al mismo tiempo hay países como Camerún y Costa de Marfil que son productores de comparativamente bajo costo y ahí es donde los productores de América Latina temen perder si la UE permite a esos países libre, acceso mientras ellos tienen que pagar la tarifa de 230 euros.

El verdadero problema en todo esto, y el que lo convierte en el escollo central de la disputa, es que el grupo de la ACP es una creación política y no puede ser subdividido, a parte de la necesidad política de la Unión Europea de defender a sus propios productores de banana.

La mejor solución y el escenario más probable

Uno no puede dejar de pensar que la mejor solución, aunque ya fue rechazada por Peter Mandelson, Comisario de Comercio de la Unión Europea, sería la de continuar con el sistema de tarifa/cuota (quizás con una leve modificación del formulario), garantizando acceso a los más vulnerables países ACP mientras se limita el acceso a los países ACP africanos y a los productores de América Latina y se mantiene el precio en la Unión Europea alto y probablemente se logra un ingreso más alto también para los productores/importadores.

Sin embargo, esta opción es poco probable y puede que no sea compatible con las exigencias de la OMC, a menos que se obtengan algunas exenciones.

Desafortunadamente el escenario más posible es que continúe el rechazo de la tarifa de 230 euros por parte de los gobiernos de América Latina y que la UE no obtenga ninguna exención de la OMC para esta tarifa y se vea obligada a reducir el arancel a un nivel aceptable para los gobiernos latinoamericanos o arriesgarse a más costosas apelaciones contra el régimen de banana europeo.

Ganadores y perdedores

El escenario planteado anteriormente resultaría en una caída de los precios de la banana en la UE a partir del año 2006.

Esta bajada en el precio vendrá acompañada por un aumento en las importaciones de los exportadores de América Latina, y el colapso de la industria bananera en los más vulnerables países de la ACP y los países productores de la Unión Europea con consecuencias fatales, especialmente para Santa Lucía, San Vicente, Dominica, Jamaica, las islas francesas y las islas Canarias.

Los beneficiarios más obvios serán los consumidores de la Unión Europea que pagarían sus bananas más baratas.

Sin embargo, este beneficio quedaría contrarrestado porque la UE tendrá que financiar más ayuda social a los productores de la Unión Europea (que perderán sus trabajos y sus empresas) y quizá la comunidad internacional también tendrá que gastar más en apoyar a los países más vulnerable de la ACP.

Sin lugar a dudas, los grandes perdedores serían estos países de la ACP, que exportaron solamente el 4.37% del volumen total de las bananas recibidas en la UE en 2003.

Pese a ello, serán quienes pagarán el precio más alto por un nuevo régimen implementado por la Unión Europea, contra su voluntad.

NOTAS RELACIONADAS
Frente común por el banano
23 02 05 |  Economía
UE propone tarifa única al banano
27 10 04 |  Economía
Bananos para la electricidad
27 08 04 |  Ciencia y Tecnología
EE.UU. suspende sanciones a la UE
02 07 01 |  Economía
Ecuador acepta pacto bananero
30 04 01 |  Economía
Acuerdo bananero, entre dulce y agrio
12 04 01 |  Internacional
Fin a guerra del banano
11 04 01 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen