Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 30 de agosto de 2005 - 04:35 GMT
Nueva Orleans: agua y jazz

Carlos Chirinos
BBC, Washington

Cuando en mayo pasado visité Nueva Orleans dos cosas me impactaron de la ciudad: una musicalidad omnipresente y que estaba rodeada de agua por todos lados.

Calle de Nueva Orleáns (Foto Carlos Chirinos)
Nueva Orleans es la cuna del jazz.
Nueva Orleans es la cuna del jazz, lugar de nacimiento de Louis Armstrong, por citar tan sólo uno de sus músicos más famosos. Es como si toda esa población, en gran parte de ascendencia africana, llevara el arte en la sangre.

Eran días del también mundialmente famoso festival de jazz y en cada café y en cada esquina grupos formales, o simples espontáneos que procuraban una moneda para aprovechar la avalancha de turistas, producían la música más maravillosa.

La ciudad está en una franja de tierra limitada al norte por un inmenso lago, al sur por el Golfo de México; además la atraviesa el río Mississippi, uno de los mayores del mundo. Entre él y el mar, al sur, hay pantanos que la ciudad ha ido ocupando en su expansión.

Como casi toda la ciudad está dos metros por debajo del nivel del mar, ha sido descrita por estos días en la prensa como "un recipiente a punto de ser llenado de agua".

Así que para limitar la amenaza de las aguas hay diques que tratan de protegerla y un sistema de bombas hidráulicas para devolver a sus fuentes el agua que pudiera entrar.

Ciudad frágil

La arquitectura de la ciudad es "frágil". Sus zonas históricas, como el turístico Barrio Francés a orillas del Missisippi, son construcciones centenarias de los tiempos en que Louisiana era posesión española y francesa después.

Calle de Nueva Orleáns (Foto de Carlos Chirinos)
Casi toda la ciudad está dos metros por debajo del nivel del mar.
En su cuadrícula de calles se alinean pequeñas casas de ladrillo con balcones de hierro y aceras cubiertas por techados de madera y balcones de hierro.

En tiempos normales por esas calles, como Bourbon Street, se vive la "vida loca" de un permanente carnaval con todo tipo de excesos.

En las zonas menos festivas y más pobres, las más afectadas por las inundaciones y los vientos del huracán Katrina, son casas de madera elevadas sobre pequeños pilotes precisamente para evitar las inundaciones menores y más manejables. Hoy muchas de ellas están con el agua al techo.

Vía de escape

Otra cosa que me llamó la atención de Nueva Orleans es que las principales vías están señalizadas con carteles de "ruta de evacuación de huracanes".

Su utilidad quedó demostrada el domingo cuando cerca de medio millón de habitantes del centro de la ciudad atestaron esas rutas, acatando la orden de evacuación.

Dicen las autoridades que Nueva Orleans está preparada para afrontar un huracán de categoría tres. Katrina era cinco cuando amenazaba pasarle por encima a la ciudad, y tipo cuatro cuando la rozó por el este. Y aún así los daños son inmensos.

Muchos aseguran que esa característica de "recipiente" es la amenaza eterna de la ciudad. Es cuestión de tiempo, de caprichos del clima que una tormenta destructiva arrase la ciudad y sus tesoros.

Si un "mal viento" puede significar el desastre para Nueva Orleans, otros mejores, convertido en notas de jazz, serán siempre su salvación.



NOTAS RELACIONADAS
Otros 5 mueren por Katrina
30 08 05 |  Internacional
Katrina azota sur de EE.UU.
29 08 05 |  Internacional
Petróleo sube por Katrina
29 08 05 |  Economía
Tormenta dispara precio del crudo
25 08 05 |  Economía
Petróleo caro, economía estable
09 08 05 |  Economía


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen