Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 17 de julio de 2004 - 02:41 GMT
Banco Mundial: ¿obedecer o no obedecer?
Mariana Martínez.
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

El Banco Mundial (BM) dijo en un informe que debería conceder préstamos sólo a aquellos países que sigan al pie de la letra sus recomendaciones. O, lo que es lo mismo, que habría que restringir el acceso al crédito a aquellos que no aplican las políticas de reforma macroeconómicas sugeridas por el banco.

Banco Mundial
Su meta inicial fue la reconstrucción de las naciones europeas al finalizar la II Guerra Mundial.
Según el Departamento de Evaluación de Operaciones (OED) -una unidad independiente de evaluación del BM y encargada de calificar la efectividad de las políticas de la entidad-, los programas del Banco Mundial funcionan mejor en aquellos países que "aplican las políticas recomendadas".

Para que tenga una idea, el informe señala que los países que han aplicado las "buenas políticas y reformas macroeconómicas" sugeridas por el BM han mostrado un mejor desempeño económico que aquellos que no las han seguido.

Aquellos que sí han aplicado las recomendaciones han registrado en igual período un crecimiento económico más alto que aquellos que no las han seguido.

Ante esta aseveración, y si usted vive en Latinoamérica y lo ha hecho por los últimos 20 años, a esta altura estará un poco confundido y se estará preguntando si alguna vez le ha servido de algo a su país seguir al pie de la letra las recomendaciones del BM y de su entidad hermana, el Fondo Monetario Internacional (FMI), o si no ha sido todo lo contrario.

Pero antes de adelantar conclusiones, es importante analizar en qué se basa el OED para asegurar que aquellos que siguen las políticas del BM están mejor que los que no las han seguido. O lo que se puede desprender de esa afirmación, que si su país se apega a las recomendaciones del banco tendrá más posibilidades de crecer.

Impacto de recomendaciones

Para medir el impacto de las recomendaciones del BM, el OED calcula un índice que recibe el nombre de Evaluación Institucional y de Política del País (CPIA, por su sigla en inglés) y que toma en cuenta aspectos económicos (pago de deuda, comercio, pobreza, etc.), políticos (corrupción, instituciones, etc.), ambientales, sociales y desigualdad.

Banco Mundial
El Banco Mundial quiere establecer condiciones más estrictas para préstamos.
Si un país obtiene una calificación general de 3 o más puntos en el índice CPIA, entonces ha aplicado relativamente bien las políticas sugeridas por el BM para el desarrollo y la reducción de la pobreza.

De 136 países estudiados en 2003, entre los que se encuentra la mayoría de las naciones latinoamericanas, 116 obtuvieron al menos 3 puntos en el índice general CPIA.

Según el informe de la OED, entre los años 1999 y 2003, los países que aplicaron "malas políticas", es decir, no siguieron las recomendaciones del BM, tuvieron en promedio un crecimiento del 7% en el producto interno bruto (PIB), mientras que aquellos que siguieron "buenas políticas" (las sugeridas por el BM), crecieron en promedio un 20%.

El BM enfatiza que estas "buenas políticas" han permitido que los países que las aplican hayan reducido la pobreza de cara a los objetivos del milenio y alcanzado un crecimiento sostenible.

Las conclusiones reportadas por la OED coinciden con las elaboradas por cuatro índices externos que buscan justamente medir lo mismo y que fueron elaborados por la Heritage Foundation, la Unidad de Inteligencia de la revista The Economist, el Índice Internacional de Riesgo País y el diario The Wall Street Journal.

Ante tanta afirmación, a esta altura seguramente se estará usted cuestionando si usted realmente ha vivido en Latinoamérica todo este tiempo o si todo ha sido una "simple" ilusión óptica, porque sin dudas la realidad de su país no se acerca en nada a los índices y las estadísticas profesadas por la mayoría de los organismos internacionales.

La experiencia latinoamericana

Es de conocimiento general que, en los últimos 20 años, América Latina no ha hecho más que seguir las "buenas políticas" o reformas macroeconómicas recomendadas por el BM y el FMI, y la realidad muestra que todavía existen en la región 220 millones de personas que viven en la pobreza - el 43% de la población-, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Banco Mundial
El BM sostiene que las "buenas políticas" ayudan a reducir la pobreza.
Así mismo, más de 95 millones en la región no pueden ni siquiera cubrir sus necesidades básicas (alimento y vivienda). Ni hablar de las crisis económicas constantes que ha vivido la región, los problemas para pagar las deudas y un sin fin de dificultades más.

Países como Argentina, donde el BM y el FMI se sienten orgullosos de sus "buenas políticas", se han tenido que declarar en quiebra, la clase media ya casi no existe y los pobres son cada vez más en número. En el área urbana argentina, los pobres casi se duplicaron entre 1999 y 2002, pasando del 23,7% al 45,4% y la indigencia se multiplicó por 3, subiendo del 6,7% al 20,9%.

En Uruguay, país que fue considerado alguna vez la Suiza de América, el 15% de su población es pobre, y se llegan a ver casos de niños que mueren por desnutrición. Algo nunca antes pensado.

La deuda externa latinoamericana, que en los años 80 fue motivo de crisis financiera, ascendía por esas fechas a unos US$320 mil millones, hoy ya está en US$830 mil millones, según datos de la CEPAL.

Y estos son sólo algunos pocos ejemplos.

Entonces, yo me pregunto, ¿será que realmente los latinoamericanos no sabemos apreciar las buenas intenciones de estas "buenas políticas" y vivimos en una ilusión óptica constante que nos lleva a ver problemas por todos lados? ¿O será que, por el contrario, los que viven en una ilusión óptica constante son justamente otros?

Yo me inclino por la segunda hipótesis y ¿usted?



NOTAS RELACIONADAS
Mercosur, entre puñales y rosas
10 07 04 |  Economía
ABC del Banco Mundial
24 07 03 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen