Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 21 de mayo de 2007 - 11:53 GMT
A. Latina: ¿original o pirateado?
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Software pirata en China
El informe dice que las pérdidas relacionadas con la piratería del software ascendieron a unos US$3.000 millones en la región.

La industria del software está viviendo momentos difíciles en América Latina.

Y no es para menos. Según datos divulgados por la Business Software Alliance (BSA), una organización internacional que representa a la industria del software comercial, el 66% de los programas instalados en computadores personales en América Latina, son pirateados, es decir, son adquiridos de forma ilegal.

Es una realidad que existe en cualquier esquina de cualquier ciudad de Latinoamérica, donde es posible encontrar vendedores ofreciendo copias falsificadas del más simple hasta el más sofisticado programa de computación que existe en el mercado.

No sólo a cientos de dólares menos del valor de la copia original, sino también a escasos días de ser lanzados al mercado.

Pérdidas millonarias

Si bien el cuarto estudio anual sobre piratería de software en computadores personales, divulgado por la BSA y elaborado por la IDC, una firma líder en investigación tecnológica, asegura que la piratería disminuyó un ligero 2% en la región en 2006, también alerta que todavía genera pérdidas millonarias.

Un hombre prepara miles de discos para su destrucción en Lima
El promedio de software pirateado en América Latina está muy por encima que en el resto del mundo.

El informe dice que las pérdidas relacionadas con la piratería del software ascendieron a unos US$3.000 millones en la región.

Al comprar un software ilegal, no sólo se contribuye a disminuir las ventas o ingresos de las empresas que crean los originales, sino también a recortar la generación de fuentes de trabajo en la industria tecnológica y reducir el potencial de innovación.

Pero no sólo la cifra de pérdidas es abultada en la región. El estudio muestra también que el porcentaje de software pirateado en América Latina está muy por encima del promedio mundial, que se mantiene en 35% desde 2004.

La región sólo quedó por debajo de Europa Central y del Este, donde la tasa de piratería del software es la más alta a nivel mundial, un 68%.

Los más afectados

El estudio toma en cuenta 102 países y asegura que la piratería cayó en 62 naciones en 2006, pero subió en otras 13.

Entre los países en los que la tasa de piratería subió están seis latinoamericanos: Chile, Colombia, El Salvador, Panamá, Republica Dominicana y Venezuela.

La tasa de piratería de software más alta de la región se la llevó Venezuela (86%), seguido por Paraguay, El Salvador y Bolivia, con un 82%, Guatemala (81%) y Nicaragua (80%).

Torres para copias de discos compactos
Muchas veces los programas piratas salen al mercado antes que los originales.

Brasil fue quien se llevó el galardón del país de la región con más pérdidas: US$1.148 millones, pese a que resultó la nación de América Latina que más recorte registró en la tasa de piratería del software, de 64% en 2005 a 60% en 2006.

En países como México, Venezuela y Argentina, las pérdidas por la piratería del software ascendieron a más de US$200 millones en 2006.

Para ser más exactos, México perdió US$748 millones, Venezuela unos US$307 millones y Argentina otros US$303 millones.

Mientras que Colombia perdió US$111 millones y Chile unos US$163 millones.

La BSA asegura que la piratería del software genera pérdidas por unos US$40.000 millones a nivel mundial y que, de no tomarse las medidas adecuadas para combatirla, esta cifra se elevaría a unos US$180.000 millones en cuatro años.

¿Cómo combatir la piratería?

Aunque el estudio divulgado por la BSA muestra que se están haciendo algunos esfuerzos tanto en la región y en el mundo para combatir la piratería del software, es evidente que todavía queda mucho por hacer.

Un camión descarga discos piratas
Mas allá de las leyes, es clave educar al consumidor para que no use copias piratas.

La tarea no es fácil y dependerá de los niveles de protección de los derechos intelectuales en cada uno de los países, así como también de la facilidad que exista en cada uno de los mercados para adquirir estos programas pirateados.

La cultura también es un factor determinante. El dilema de comprar o no comprar una copia falsificada depende de la ética moral de cada consumidor.

Aunque también hay que reconocer que el bolsillo pesa a la hora de decidir por la copia original o la falsificada.

Es por eso que la clave para combatir la piratería del software no sólo pasa por la creación de leyes más duras para penalizar este delito, sino también por educar a los consumidores y por la puesta en práctica de políticas económicas orientadas a generar más puestos de trabajo y mayores ingresos para que los consumidores dejen de pensar en el bolsillo en el momento de comprar un software.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen