Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 14 de mayo de 2007 - 14:39 GMT
A. Latina pierde competitividad
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Trabajador de la construcción camina entre barras de hierro
Para medir la competitividad de un país, el estudio toma en cuenta el desempeño económico, la eficacia del gobierno, la eficiencia en los negocios y la infraestructura y conocimiento del país.
Poco alentadoras noticias recibió América Latina al divulgarse los datos del ranking de competitividad elaborados anualmente por la escuela de administración de empresas, IMD, con sede en Lausana, Suiza.

Los resultados del Anuario Mundial de la Competitividad 2007 muestran que las seis principales economías de la región -Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Venezuela- perdieron terreno, mientras que los restantes mercados emergentes se acercan cada día más a Estados Unidos en cuanto a nivel de competitividad se refiere.

Para medir la competitividad de un país, el estudio toma en cuenta el desempeño económico, la eficacia del gobierno, la eficiencia en los negocios y la infraestructura y conocimiento del país.

El puntaje del ranking es también asignado por la percepción de unos 3.700 dirigentes a nivel mundial sobre cómo los países ponen en práctica y mantienen condiciones favorables a la hora de hacer negocios.

Chile entre las mejores

Una vez más, el informe anual de la IMD deja ver que Chile es la economía más competitiva de la región, ocupando el puesto número 26 de los 55 escaños posibles.

RANKING MUNDIAL
Chile 26
Colombia 38
México 47
Brasil 49
Argentina 51
Venezuela 55
Sin embargo, aunque este país continúa liderando la competitividad en América Latina, este año volvió a perder terreno, esta vez, tres escaños, respecto al puesto número 23 que ocupó en 2006.

El informe plantea que la pérdida de competitividad de Chile se debe tanto a agentes externos -entre ellos, la fuerte escalada en el ranking de países como Alemania e Israel- como a factores internos, como el desempeño económico, el fortalecimiento del peso chileno y los bajos niveles de productividad.

Por otro lado, Venezuela volvió a ocupar este año el último lugar del ranking, con el puesto número 55 (tras perder dos puestos), debido, entre otros factores, a la menor percepción favorable de los empresarios a la hora de hacer negocios.

Los que más cayeron

La caída más pronunciada en la región la sufrió Brasil, con una pérdida de 5 peldaños, del puesto 44 al 49.

México, por su parte, logró llevarse el tercer lugar entre las economías más competitivas de América Latina, mientras que Argentina sufrió un fuerte descenso, una caída de cuatro peldaños, hasta el lugar 51 o quinto en el ranking regional.
Brasil deberá, según la IMD, iniciar reformas en el área tributaria, en las pensiones y las leyes laborales, así como también mejorar las leyes penales y criminales, para reducir la corrupción y la violencia en el país; y, de esa forma, mejorar su competitividad.

La pobreza y la desigualdad, dice el informe, siguen siendo un problema para Brasil.

Tras Chile, y pese a perder cuatro lugares, se encuentra Colombia, la segunda economía más competitiva de la región.

México, por su parte, logró llevarse el tercer lugar entre las economías más competitivas de América Latina, mientras que Argentina sufrió un fuerte descenso, una caída de cuatro peldaños, hasta el lugar 51 o quinto en el ranking regional.

El informe de la IMD dice que estas economías deberán instrumentar reformas en el área fiscal, laboral y de pensiones, mejorar la infraestructura pública, monitorear la política monetaria, y potenciar el ambiente empresarial para escalar peldaños en el nivel de competitividad.

EE.UU. a la cabeza

Dólar
EE.UU. logró mantener su liderazgo como la economía más competitiva del mundo debido al fuerte dinamismo de su mercado financiero
La cabeza del ranking mundial continúa liderada por Estados Unidos, pese a que este país sigue afectado por un déficit comercial récord, los altos tributos que pagan las corporaciones y la menor confianza en el gobierno a la hora de manejar las finanzas.

Según datos del departamento del Comercio, el déficit comercial de EE.UU. subió 10,4% en marzo, el mayor salto en cuatro años, para alcanzar la cifra de US$63.891 millones, debido a los altos precios del petróleo y la adquisición por parte de los consumidores estadounidenses de más bienes producidos en el exterior.

Sin embargo, EE.UU. logró mantener su liderazgo como la economía más competitiva del mundo debido al fuerte dinamismo de su mercado financiero, el motor de la economía más vigorosa del mundo, dice el informe.

Singapur ocupó el segundo lugar del ranking, tras EE.UU., seguido por Hong Kong, Luxemburgo y Dinamarca.

La lista de las 10 economías más competitivas del mundo se completa con Suiza, Islandia, Holanda, Suecia y Canadá.

¿Qué hacer para mejorar?

Los datos de la IMD no hacen más que mostrar que las principales economías de América Latina se alejan cada día más de Estados Unidos y los países más desarrollados, en el ranking mundial de países por su nivel de competitividad, mientras que los restantes mercados emergentes se acercan cada vez más.

Eso nos hace pensar que la región deberá instrumentar de forma rápida y eficiente una serie de reformas orientadas a mejorar el ambiente de negocios, los sistemas tributarios, de pensiones y laborales; reducir la violencia y la corrupción, así como también impulsar los niveles de infraestructura y el desempeño económico.

Porque está claro que, al mejorar su competitividad, los países logran mejorar la calidad de vida de su población, disminuir la pobreza y alcanzar el desarrollo sustentable.

Una tarea todavía pendiente para muchos gobiernos en América Latina.






 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen