Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 19 de marzo de 2007 - 12:52 GMT
EE.UU.: menos ahorro, más consumo
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Alcancía con forma de cerdo
Es una paradoja que en un mundo capitalista no se pueda ahorrar, dice la economista Mariana Martínez.
Doña Mirta trabaja ya desde hace un buen tiempo en el edificio en el que vivo. Y desde que la conozco, se queja de que "en este país -Estados Unidos- no se puede ahorrar".

"Ayer llovió y descubrí un 'liqueo' (gotera) en el techo de mi casa. ¿De dónde se supone que voy a sacar para el arreglo?", me preguntó Doña Mirta, recordándome que tiene que pagar la hipoteca, los gastos de la casa y hacer su envío mensual de remesas a Cuba.

Y, aunque la preocupación de Doña Mirta poco pueda preocuparle a políticos, economistas y/o creadores de políticas públicas, lo cierto es que su realidad no está muy alejada de la que enfrentan diariamente miles de personas en Estados Unidos.

Aunque cueste creerlo, en este país apenas 40% de la población tiene dinero ahorrado para una emergencia como un arreglo imprevisto en la casa, la reparación del auto o un simple dolor de muelas.

Si bien Estados Unidos es una potencia económica mundial, con un Producto Interno Bruto (PIB) de US$43.500 per capita en 2006, y a la que llegan anualmente miles de inmigrantes en busca del "sueño americano" -es decir, una vida sin tantas complicaciones económicas-, buena parte de su población podría poner su situación financiera en riesgo a la hora de enfrentar un evento inesperado. Y no precisamente una emergencia muy complicada.

Según un reporte publicado por la Federación de Consumidores de Estados Unidos (CFA, por sus siglas en inglés), aquellos que menos ahorran son las minorías -entre ellos los inmigrantes-, los pobres y los más jóvenes, y son precisamente también aquellos que más sufren ante una emergencia económica.

El ahorro, en su nivel más bajo

Centavo estadounidense
Enseñar que cada centavo cuenta y que estos pueden sacar de un apuro tanto en emergencias como a la hora de cumplir sueños más grandes.
El estudio asegura que la tasa de ahorro de los estadounidenses está en su nivel más bajo desde la época de la Gran Depresión, en los años treinta.

Esto se debe fundamentalmente a que los estadounidenses están ahorrando ahora mucho menos que en décadas pasadas e, incluso, han tenido que recurrir a fondos de ahorro y otros préstamos para financiar su nivel de consumo actual.

Es decir, están consumiendo mucho más de lo que ganan y financiando ese déficit con el uso de los ahorros y/o endeudándose más, lo que ha ubicado la tasa de ahorro nacional en -1% en 2006, el peor nivel en 73 años.

En otras palabras, el motor del consumo está "encegueciendo" a los consumidores estadounidenses y los está haciendo perder la capacidad de ahorrar.

Los que ahorran menos

La CFA dice que apenas 19% de los estadounidenses entre 18 y 24 años y sólo 23% de hogares con ingresos por debajo de US$25,000, tiene fondos de ahorro para enfrentar una emergencia.

Entre los que menos ahorran están los afroamericanos y los hispanos. Apenas el 31% de los primeros cuenta con ahorros para enfrentar un imprevisto, mientras que sólo el 32% de los hispanos tiene un fondo de ahorro.

En contrapartida, el 58% de los hogares con ingresos de US$75.000 o más cuenta con ahorros para enfrentar imprevistos.

De aquellos que ahorran, 51% dice que tiene ahorros por más de US$2.000 para una emergencia, mientras que 14% no tiene más de US$500.

Es más, 81% de los que tienen ahorros de emergencias aseguran que cuentan con los fondos necesarios para afrontar emergencias todo este año.

Estos números dejan ver que sólo aquellos que tienen un fondo de emergencia tienen mayor probabilidad de cubrir gastos inesperados, lo que los libera de pagar altas tasas de interés por préstamos bancarios adquiridos en momentos de crisis o de tener que utilizar la tarjeta de crédito para salir del paso.

¿Cómo cambiar?

Médicos en quirófano
El dinero ahorrado puede servir para resolver una emergncia, principalmente médica.
Si bien es difícil pedirle que ahorren más a aquellos que, como Doña Mirta, viven con el sueldo "al día", lo importante es crear la cultura del ahorro en todos los estratos socioeconómicos.

Al menos ése es el objetivo que se han puesto las instituciones financieras a nivel nacional: enseñar que cada centavo cuenta y que estos pueden sacar de un apuro, tanto en emergencias como a la hora de cumplir sueños más grandes.

Porque no deja de ser una paradoja que en un país capitalista por excelencia no se pueda ahorrar, y que el "sueño americano", que tanto nativos como inmigrantes persiguen, se desvanezca con una simple emergencia.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen