Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 12 de febrero de 2007 - 20:22 GMT
EE.UU., Bush y la guerra
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

George W. Bush
El presupuesto presentado por Bush para el 2008 asciende a US$2,9 billones.

Estados Unidos gasta unos US$183.000 dólares por minuto en la guerra de Irak o lo que es lo mismo, US$11 millones por hora, lo que asciende a unos US$264 millones diarios que salen de los bolsillos de los estadounidenses para financiar un conflicto que está por cumplir cuatro años.

Hasta el momento, el país ha gastado un total de US$378.000 millones por concepto de gasto militar en Irak, según cifras el gobierno estadounidense, y todo parece indicar que seguirá haciéndolo por un largo rato.

Al menos, así lo ha manifestado el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, quien presentó recientemente ante el Congreso el presupuesto para el 2008 y en el que reveló que está dispuesto a seguir gastando más y más en la guerra en Irak.

Efectivamente, el mandatario aseguró que dentro de sus planes presupuestarios está el aumentar el gasto militar, así como también reducir el déficit fiscal en 2012 mediante el recorte en programas sociales.

La noticia no fue muy bien recibida por el ciudadano común. Según la mayoría de las encuestas, el presidente ha perdido recientemente el apoyo popular para su campaña militar en Irak.

Al mismo tiempo, los planes de Bush de implementar recortes en los programas sociales, tales como aquellos orientados a la salud y la educación, cayó como balde de agua fría, fundamentalmente entre los estadounidenses más necesitados.

Fuerte gasto militar

En su presupuesto, Bush prevé que el gobierno federal gaste US$2,9 billones en el próximo año fiscal, que comienza el primero de octubre próximo.

Soldado estadounidense en Irak
EE.UU. gasta unos US$183.000 por minuto en su guerra en Irak.

Su propuesta supone un gasto en defensa de unos US$624.000 millones, lo que significa un aumento del 62% respecto a 2001 -primer año de gobierno de Bush- y uno de cada cuatro dólares de los impuestos que pagan los estadounidenses anualmente.

Esta cifra, aunque abultada, no contempla el costo de las operaciones en Irak, Afganistán y la llamada lucha contra el terrorismo, ni el envío de más tropas a las zonas de conflicto.

Para ello, el mandatario estadounidense ha pedido más fondos. Unos US$93.000 millones para este año fiscal y otros US$141.000 millones para el próximo, monto que se suma a los ya US$70.000 millones aprobados por el Congreso.

Eso elevaría el gasto por concepto de guerra a unos US$683.000 millones o unos US$2,276 por estadounidense.

EE.UU, entre los que más gastan

La cifra llama la atención, pero lo cierto es que desde hace un buen rato Estados Unidos se ha convertido en la nación del mundo que encabeza la lista de los países que más dinero gastan en concepto militar.

Según datos del Instituto Internacional de Investigaciones para la Paz (SIPRI), Estados Unidos fue el responsable del 80% del aumento en el gasto militar y del 48% invertido a nivel mundial en 2005.

La denominada "guerra contra el terrorismo" -seguridad nacional y operativos en Irak y Afganistán- fue, según el informe, la responsable de un marcado aumento en el gasto militar por parte de Estados Unidos.

¿Imparable?

El abultado gasto militar no hace más que demostrar que el conflicto en Irak le está costando al país más de lo calculado inicialmente.

Soldado estadounidense en Irak
Según la mayoría de las encuentas, el apoyo popular a la guerra en Irak entre los estadounidenses ha bajado.

Los asesores del gobierno habían pronosticado que la guerra en Irak ascendería a unos US$50.000 millones pero, desde los últimos casi cuatro años, la cifra va en aumento.

Mientras los costos a futuro -pago de intereses por concepto de deudas, el retiro o jubilación de los veteranos de guerra, entre otros- también se multiplican a diario.

Es por eso que el plan del presupuesto de Bush podría no contar con todo el apoyo necesario en un Congreso que ahora cuenta con mayoría demócrata, y donde hasta algunos republicanos parecen mirar con "malos ojos" los proyectos del mandatario.

Por el momento, lo cierto es que la guerra en Irak le está costando cada día más a los bolsillos de los estadounidenses y que, mientras eso pase, cada día le será más difícil a presidente encontrar el apoyo necesario para continuar con sus planes en Irak.

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen