Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 20 de noviembre de 2006 - 10:09 GMT
A. Latina: ¿economía sobre ruedas?
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Pozo petrolero
El alto precio de las materias primas, como el petróleo, ayuda al crecimiento regional.

Buenos tiempos soplan para las economías de América Latina y el Caribe.

Así lo dicen los últimos pronósticos del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismos que han destacado recientemente el buen desempeño en materia económica de la región.

Pese a la incertidumbre que genera los pasos que darán los nuevos presidentes electos en la región y los vaticinios de una posible desaceleración de la economía mundial para el año entrante, ambos organismos consideran que Latinoamérica despedirá el año sobre ruedas y con un futuro bastante alentador.

El BM y FMI estiman que la región seguirá creciendo, aunque a un ritmo menos acelerado, algo de esperar si se piensa que Latinoamérica ha venido creciendo a una tasa promedio del 5% en los últimos tres años, el mejor desempeño en décadas.

Materias primas

El Banco Mundial es quién tiene la mirada más positiva. El economista jefe para América Latina, Guillermo Perry, declaró recientemente en rueda de prensa en México que el organismo al que representa pronostica un crecimiento del 5% en la región para 2006 y otro 4,5% para 2007.

Reales brasileños
Según el FMI, el crecimiento de Brasil y México impulsará el avance del PIB en la región.
Según Perry, el buen rumbo de la economía latinoamericana se debe en parte al fuerte crecimiento que ha venido experimentando la economía mundial y a la abultada demanda, en los mercados internacionales, de las materias primas que produce la región, y su consiguiente alza en los precios.

El FMI tiene una visión un poco más conservadora. Este organismo espera que la región crezca 4,75% en 2006, medio punto porcentual más que en 2005 y cuatro décimas por encima de lo esperado seis meses atrás.

Según el informe del organismo, titulado "Perspectivas Económicas para Latinoamérica y el Caribe", el avance esperado en el Producto Interno Bruto (PIB) de la región se deberá a un mayor crecimiento en las economías de Brasil, México y la mayoría de los países de Centroamérica y el Caribe.

El FMI asegura que las economías del Caribe se han visto beneficiadas en 2006 por un "boom" en la construcción, mientras que las de Centroamérica lo han hecho de las remesas que envían los inmigrantes, dinero que ha ayudado a impulsar el consumo privado.

Crecerá, pero más lento

Para 2007, el organismo prevé que el crecimiento se desacelere un poco, a alrededor del 4,25%, debido a que la región acompañará el menor crecimiento de la economía mundial y se verá afectada por un probable descenso en los precios de las materias primas.

Algunos países de la región continuarán beneficiándose de los altos precios del petróleo, entre ellos Colombia, Ecuador, México, Trinidad y Tobago, y Venezuela
Este enlentecimiento es de esperarse, dice el informe, si se toma en cuenta que la región ha atravesado por un proceso de recuperación que ha llegado a su madurez.

Según el informe, en 2007, algunos países de la región continuarán beneficiándose de los altos precios del petróleo, entre ellos Colombia, Ecuador, México, Trinidad y Tobago, y Venezuela.

En cuanto a la inflación, el FMI calcula que, gracias a una mayor credibilidad en las políticas monetarias aplicadas por la mayoría de los países de la región, ésta rondara el 5,25% en 2006 y un cuarto porcentual menos el año entrante.

¿Qué se puede esperar?

Pero, no todo será color de rosa en 2007. Ambos organismos vaticinan que es probable una desaceleración en la economía mundial -debido a los altos precios el petróleo- y, más que nada, de la estadounidense. La pregunta es cómo ese menor crecimiento podría afectar a la región.

Dólares estadounidenses
Una economía estadounidense más lenta podría afectar a México y a los países de Centroamérica.
Para Perry, la respuesta es clara. De existir una desaceleración en EE.UU, esta no imprimiría a la región el mismo golpe que en 2000, gracias a que América Latina y el Caribe está hoy más preparada.

Esto se debe a que la región ha mejorado su productividad y está registrando una mayor demanda de sus materias primas por el lado de los países asiáticos y las economías europeas.

Pero advirtió que el efecto de un enlentecimiento de la economía estadounidense podría ser "más importante" en países como México y los de Centroamérica, cuyas economías están más ligadas a la de EE.UU.

Para el FMI, una corrección en los precios de las materias primas en los mercados internacionales también sería probable en el futuro, lo que podría imprimir presión en la senda del crecimiento de la región en 2007, debido al alto peso de las materias primas en las exportaciones de América Latina y el Caribe.

Otro punto poco alentador es la escasa inversión en la región. Para el FMI, las entradas netas de capital a la región como porcentaje del PIB continuarán estancados en 2007.

En pocas palabras, los inversores se mostrarán indecisos a la hora de invertir sus capitales en Latinoamérica.

Algo que mucho tendrá que ver con la credibilidad que proyecten los nuevos presidentes electos en la región.

Está claro entonces que ambos organismos internacionales pronostican buenos tiempos en materia económica para América Latina, pero que también auguran algunas piedras en el camino, que la región deberá esquivar si es que quiere continuar por la senda del crecimiento.



Barómetro económico
ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2005

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen