Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 11 de septiembre de 2006 - 11:40 GMT
A. Latina: ¿es fácil hacer negocios?
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Paul Wolfowitz, presidente del Banco Mundial
El Banco Mundial dice que América Latina debe implementar reformas simples.

Concretar o abrir un negocio en América Latina puede llegar a ser todo un dolor de cabeza. Miles de trámites, pocos incentivos y altos costos, son el común denominador de la región. Más que nada si se vive en países como Haití, Brasil, Bolivia o Venezuela.

Muchos potenciales empresarios en la región mueren en el intento, agobiados por tanto papeleo y trabas burocráticas, mientras otros optan por volcarse al sector informal. Es decir, inician el negocio sin hacer ningún trámite, no pagan impuestos y contratan empleados en "negro".

No faltan tampoco los que se someten a sobornos o las tradicionales "coimas" para acelerar la apertura de un negocio, con el pensamiento fácil de "si todo el mundo lo hace, por qué yo no habría de hacerlo".

Las numerosas trabas que existen en América Latina para hacer negocios son señaladas en el reciente informe titulado "Haciendo Negocios 2007", elaborado por el Banco Mundial (BM) y la Corporación Financiera Internacional (CFI).

El estudio destaca que América Latina quedó ubicada en el quinto lugar en el ranking de las regiones del mundo que más facilidades otorgan a la hora de hacer negocios, dos puestos más abajo que un año atrás, superada por Europa del Este, los países de la OCDE, Oriente Medio y África Subsahariana.

El informe investiga las regulaciones que incentivan la actividad comercial en un país y las que las restringen. En pocas palabras, las regulaciones que afectan/impulsan la apertura de una empresa, el manejo de licencias, el contrato de trabajadores, el registro de propiedad, el pago de impuestos, el acceso al crédito, la protección de los inversores, el comercio transfronterizo, el cumplimiento de contratos y cierre de una empresa.

Para abrir un negocio...

Según el estudio del BM poner en marcha un negocio en América Latina puede llevar en promedio unos 73 días y la realización de 10 diferentes trámites, con un costo del 48,1% del Producto Interno Bruto (PIB) per capita.

En cambio, en regiones más desarrolladas, como los países de la OCDE, los días se resumen a 17, los trámites a 6 y el costo a 5,3% del PIB per capita.

Por país, los números son aún menos alentadores. Haití, Brasil y Venezuela, son los países de la región donde se necesita más tiempo para abrir un negocio, 203, 152 y 143 días, respectivamente.

Una mano toma un billete de una ratonera
América Latina debe poner un punto final a los sobornos.

En cualquier de estos países se necesita hacer entre 12 y 17 diferentes trámites antes de poder levantar la cortina de su negocio y contar con al menos entre US$341 y US$1219 en su bolsillo (depende del país). Algo que le quita las intenciones de abrir un negocio a cualquiera.

Estos números no hacen más que poner en manifiesto que, aunque usted tenga una excelente idea para iniciar un pequeño negocio en América Latina -algo que no sólo le permitiría generar los recursos que usted necesita para salir de la pobreza, sino también para poner en marcha el motor de la economía en su conjunto-, le será extremamente difícil concretarla porque la burocracia simplemente no se lo permitirá.

Entre los peores

Según el informe, Venezuela y Bolivia estuvieron entre los países que en 2005 dificultaron más o realizaron la menor cantidad de reformas para facilitar los negocios.

Venezuela dificultó para las empresas el registro de propiedad, la obtención de crédito y el comercio transfronterizo, lo que la ubicó en la 164 posición en la clasificación de los países que más facilitan los negocios, sobre un total de 175 analizados.

Bolivia, por su parte, quedó en el lugar 131, no tanto por la nacionalización del gas, sino por haber endurecido ''las regulaciones laborales, al exigir a los empleadores que obtengan permisos de los empleados antes de despedirlos'', dice el informe.

Entre los mejores

Sin embargo, el informe destaca que tres países de América Latina se encuentran entre los más reformadores del mundo a la hora de facilitar la apertura y la marcha de los negocios. Ellos son: México, Perú y Guatemala.

Agregando que estas naciones sirven como modelo del tipo de reformas que la mayoría de los países de la región necesitan poner en práctica y pronto.

México ganó el tercer lugar de los países más reformadores, detrás de Georgia y Rumania, gracias a una nueva ley de valores que fortaleció las protecciones para los inversores, mientras que Perú se colocó en la quinta posición, detrás de China, debido a la introducción de tribunales especializados que redujeron el período para hacer cumplir los contratos de 381 a 300 días.

Guatemala, por su parte, está entre las diez naciones del mundo más reformadoras, luego que este país volviera más rápido el registro de nuevas empresas y una reducción en los plazos para obtener permisos de construcción.

Reformar para crecer

Los países más pobres, entre ellos la mayoría de los latinoamericanos, que necesitan imperiosamente nuevas fuentes de trabajo y que podrían ser fácilmente generados por la apertura de nuevas empresas, corren el riesgo, según el informe del BM, de quedar aún más relegados frente a las naciones ricas, las que simplifican cada día más las regulaciones y crean ambientes más favorables para las inversiones y los negocios.

Una mujer pobre en Bolivia pide limosna
Según el informe para combatir la pobreza hay que generar más negocios y empleo.

Según el Banco Mundial, existen reformas simples que los países en vías de desarrollo podrían implementar para mejorar el sistema formal de la economía.

Entre ellos, la creación de centros computarizados para la realización del trámite de apertura de nuevas empresas en un solo paso, mejorar los registros de crédito y aumentar la flexibilidad de las leyes laborales.

Esta "formalización" de la economía podría contribuir a crear oportunidades de empleo para las mujeres y los más jóvenes (los sectores más afectados en los países pobres), incentivar a aquellos que tengan ideas de negocios y, de paso, generar crecimiento económico para el país en su conjunto.

Sin embargo, aunque estas reformas que propone el BM parecen simples de poner en práctica, en América Latina pueden llevar su tiempo.

Ponerle punto final a la burocracia, el papeleo y los sobornos, requerirá no sólo gobiernos más responsables y comprometidos con el bienestar de la nación y sus pobladores, sino también del compromiso de su gente.

Sólo de esa forma América Latina conseguirá escapar de la informalidad que la caracteriza y encaminarse por la senda del crecimiento.

Barómetro económico
ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2005

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen