Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 21 de agosto de 2006 - 17:26 GMT
México: el costo de la incertidumbre
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

El candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador.
La incertidumbre ocasionada por las demandas de López Obrador son perjudiciales para la economía.
El bloqueo callejero en reclamo por el recuento de los votos de las elecciones presidenciales de México del 2 de julio pasado que llevan adelante los simpatizantes de Manuel López Obrador, no sólo incomoda a los transeúntes que circulan por la avenida Reforma y sus inmediaciones, sino también a los bolsillos de los mexicanos.

Mientras miles de comerciantes de la zona alegan pérdidas millonarias por el bloqueo, muchos se preguntan si este tenso clima político postelectoral logrará afectar la visión de los inversores sobre el futuro de la economía azteca y empañar el clima para realizar negocios en el país.

Por el momento, lo que está claro es que la peor parte del pastel se la han llevado los comerciantes.

Tras más de dos semanas de bloqueo que han paralizado al Zócalo -la plaza pública principal- y un gran tramo de la avenida Reforma -que conecta con el centro financiero-, las principales agrupaciones comerciales de Ciudad de México reclaman pérdidas millonarias.

Los 32.000 comercios de la zona, entre los que se encuentran hoteles, restaurantes, museos, centros turísticos y otros establecimientos, aseguran que hasta el momento han perdido unos US$300 millones y que se han visto obligados a eliminar más de 800 puestos de trabajo.

Según los reclamos de los comerciantes, la falta de clientes debido al bloqueo callejero está poniendo en jaque sus ingresos y causando una crisis en cadena en varios sectores productivos.

Fuertes pérdidas

En este caso, lo que preocupa es si será pacífico o no el desenlace de la impugnación de los votos llevada a cabo por López Obrador
Los comerciantes calculan que, de mantenerse los bloqueos hasta el 6 de septiembre, fecha límite para que el Tribunal Electoral declare un presidente electo, las pérdidas podrían alcanzar US$740 millones y aumentar el número de puestos de trabajo perdidos.

Los simpatizantes del izquierdista Andrés Manuel López Obrador ocupan la plaza capitalina del Zócalo y la avenida Reforma para denunciar un presunto fraude electoral en las elecciones presidenciales del pasado 2 de julio. El proceso arrojó una diferencia de apenas 0,58 puntos porcentuales a favor del oficialista Felipe Calderón.

La incertidumbre es uno de los peores enemigos que la economía puede tener. Algo que los inversores saben muy bien.

En este caso, lo que preocupa es si será pacífico o no el desenlace de la impugnación de los votos llevada a cabo por López Obrador.

Sin embargo, aunque los inversores han mostrado cautela durante la semana, todo parece indicar que confían en que el tribunal electoral ratificará a Felipe Calderón -el favorito de los mercados financieros- como presidente electo.

¿Y la economía?

Manifestaciones a favor de Andrés Manuel López Obrador.
Los comerciantes se quejan por la falta de clientes debido al bloqueo callejero.
El peso se depreció en la semana 0,18%, mientras que el Índice de Precios al Consumidor de la Bolsa de México cerró el viernes con un alza de 0,4%, la sexta suba consecutiva.

Por otro lado, los fundamentos de la economía mexicana muestran que está lo suficientemente sólida como para resistir cualquier incertidumbre asociada con los resultados de las elecciones.

México disfruta hoy de una estabilidad económica que el país no veía desde hace varios años.

El peso mexicano se muestra estable, el riesgo país de México -que mide el riesgo que entraña una nación para las inversiones extranjeras- es el más bajo de su historia y las reservas internacionales rondan el valor de las deuda pública externa, o lo que es lo mismo, la nación puede hacer frente a sus obligaciones con el exterior.

Aunque todavía quedan en el tintero los altos niveles de pobreza y la aprobación en el congreso de leyes que impulsen la reforma energética, el sistema de pensiones y aspectos en el área fiscal y laboral.

Buenas perspectivas

Centro de votación en Chiapas.
La situación de las elecciones presidenciales parece repetirse en Chiapas.
Esta semana los inversores se sorprendieron cuando el gobierno mexicano anunció que el Producto Interno Bruto creció un 4,7% en abril-junio a tasa anual, impulsado por el sector agropecuario y un crecimiento sostenido en la industria y los servicios.

Los inversores esperaban una moderación en la marcha de la economía mexicana en la segunda mitad del año, tras el 5,1% del primer semestre.

Reconocidos bancos como J.P Morgan y el alemán West LB, elevaron también sus pronósticos de crecimiento de la economía mexicana en 2006, de 4,5% a 4,9%, y de 4,3% a 4,7%, respectivamente.

El autónomo Banco Central de México (BCM) ya había elevado su proyección a finales de julio de un rango entre 3,5% y 4% a uno entre 4% y 4,5%.

A nivel del sector privado la encuesta de expectativas que mensualmente realiza el BCM dejó ver que los analistas económicos del sector privado confían en que el clima de negocios para las actividades productivas mejorará en los próximos seis meses.

La encuesta reportó también una mejora en las perspectivas de la evolución económica del país y el clima de inversión en los próximos seis meses.

Todo esto no hace más que mostrar que la economía mexicana está sólida y que será capaz de soportar la incertidumbre postelectoral sin espantar a los inversores, siempre y cuando, claro está, ésta se resuelva constitucionalmente y sin amenazar la gobernabilidad.

Barómetro económico
ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2005

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen