Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 24 de julio de 2006 - 11:28 GMT
Medio Oriente, economía y crisis
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Un puente destruido en Beirut
Se calculan US$500 millones de pérdidas en infraestructura en Líbano.
Las tensiones en la frontera norte de Israel y Líbano han escalado y mientras los analistas políticos debaten sobre cuánto durará y qué desenlace tendrá este conflicto en el Medio Oriente, varias inquietudes en materia económica ya se hacen sentir entre los inversores.

Entre ellas, ¿qué pasará con la economía libanesa y la israelí? Y ¿qué repercusiones tendrá el conflicto sobre la economía mundial?

Los temores de que el conflicto pueda extenderse a la región e involucrar a países como Siria e Irán, han hecho que los precios del crudo se montaran en una montaña rusa en los mercados internacionales.

Si bien ni Israel ni Líbano producen petróleo y Siria lo hace pero no en grandes cantidades, los tres países son considerados claves en el Medio Oriente, región que genera 30% del petróleo mundial y 75% de las reservas de hidrocarburos.

Irán, por su parte, es el segundo socio de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y un aliado político e ideológico de Hezbolá.

Estos temores propiciaron que el precio del barril de crudo superara la barrera de los US$78 en Londres y Nueva York, para luego ceder un poco y mantenerse inestable siguiendo el rumbo de los acontecimientos.

Un efecto que, sin importar a cuántos kilómetros de distancia se esté del Medio Oriente, se hará sentir un poco más o un poco menos en los bolsillos de todos.

Dos economías en jaque

El impacto sobre la economía mundial sin duda dependerá de la duración del conflicto y de las "fichas" o "actores" que participen en él.
Aunque el impacto económico del conflicto sobre Israel y Líbano dependerá de su duración, ambas economías ya han sido golpeadas con fuerza.

Tanto la infraestructura productiva como la actividad comercial y turística, en Líbano y la frontera norte de Israel, están paralizadas.

Las cancelaciones en los hoteles y las aerolíneas están a la orden del día, mientras que el consumo se ha reducido al mínimo a ambos lados de la frontera.

Según cálculos del gobierno libanés, las pérdidas en infraestructura suman unos US$500 millones, lo que representa un fuerte impacto para una economía que recién comenzaba a recuperarse tras los golpes que le propició la guerra civil de 1975-1990, y que esperaba crecer entre 4% y 5% este año.

La industria de la construcción y de las propiedades estaba pasando por el mejor momento. Los precios de las propiedades se dispararon más de 50% en el último año y miles de millones de dólares fueron invertidos en infraestructura en el centro de la capital libanesa.

Fuerte golpe al turismo

Soldados israelíes se preparan para una incursión militar
Se calcula en US$2,000 millones el costo de la ofensiva militar para Israel.
El ministerio de Turismo de Líbano esperaba que, alentada por ese crecimiento en la infraestructura, la industria turística experimentara un crecimiento de 50% en los primeros seis meses del año, con la visita de más de 1.6 millones de turistas y un gasto de alrededor de US$2.500 millones.

El turismo tiene un peso de alrededor de 15% en el Producto Bruto Interno (PIB) de Líbano, lo que lo hace un sector clave de la economía libanesa.

Además del cierre de comercios en Líbano, los bancos han limitado las extracciones de dólares -los que ya comenzaron a escasear en el país- y se prevé un explosivo aumento en las tasas de interés.

Hasta el momento, Líbano venía recortando el peso de su abultada deuda externa -equivalente al 180% de su PIB- gracias al creciente flujo de inversiones extranjeras y el fuerte crecimiento económico. Pero, todo hace pensar que, tras la ofensiva israelita, esa bonanza quedará en el pasado.

Con el conflicto, Israel también deberá olvidarse del 5,2% que pronosticaba crecer este año. Justo en momentos que el país se ha recuperaba de la crisis económica de 2001-2002 y cuando el crecimiento del empleo había comenzado a estimular el consumo interno.

Los más de US$2.000 millones que el gobierno calcula costará la ofensiva militar, así como también el impacto en el turismo y el consumo, logrará al menos borrar 2% del crecimiento económico esperado.

A esto se suma el daño que pueda sufrir la industria de la alta tecnología -computadoras, software, etc.- en Israel, sector que ha experimentado un "boom" en los últimos años y que podría verse afectado por el conflicto.

¿Y la economía mundial?

Frontera entre Israel y Líbano
Ambas economías ya han sido golpeadas con fuerza.
El impacto sobre la economía mundial sin duda dependerá de la duración del conflicto y de las "fichas" o "actores" que participen en él.

Si el conflicto se resuelve en el corto plazo, sin involucrar a países de la región como Siria e Irán, entonces el impacto se limitará a un desajuste momentáneo en los precios del petróleo en los mercados internacionales como el que se ha visto en los últimos días.

Pero, por el contrario, si el conflicto envuelve a países como Siria e Irán, eso generará mayor inestabilidad en los países productores de petróleo. Entonces, el impacto tendrá mayor alcance, por lo que se puede esperar precios del crudo por encima de los US$90, con las consecuencias negativas que eso generaría en las economías, más que nada, de los países importadores a nivel mundial.

Por el momento, los inversores se muestran cautos y buscan refugio seguro en el dólar, los bonos del Tesoro de Estados Unidos y el oro, mientras siguen muy de cerca cada uno de los pasos que se dan en el Medio Oriente.

Barómetro económico
ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2005

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen