Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 25 de julio de 2005 - 14:24 GMT
China revaluó... ¿Y ahora qué?
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Por primera vez en más de una década, China optó por flexibilizar el tipo de cambio y revaluar su moneda, el yuan.

Cambista con billetes de yuan y dólar
El yuan fue revaluado frente al dólar.
De ahora en más, el yuan no estará fijo o "atado" al dólar estadounidense, si no que fluctuará contra una cesta de monedas. Contra la nueva canasta, el yuan fue revaluado un 2,1% (8,11 unidades) frente al billete verde, respecto a las 8,28 unidades por dólar que permitía el cambio anterior.

La medida adoptada por el gobierno chino fue una respuesta directa a la insistente crítica de Estados Unidos y Europa de que la moneda china estaba subvaluada -entre un 35% y un 40% por debajo de su valor "real", según cálculos de los exportadores- y que, por lo tanto, causaba daño sobre su industria debido a que esta no podía competir con la avalancha de productos baratos provenientes de China.

Washington y Bruselas habían acusado a China de "comercio desleal" y habían formulado advertencias de que llevarían la queja a la Organización Mundial del Comercio (OMC), asegurando que la debilidad del yuan volvía más competitivos (más baratos) los productos chinos frente a los del resto del mundo cuando de exportar se trata.

Según los reclamos de la comunidad internacional, no sólo los productos chinos gozan de los ya conocidos bajos costos de producción (debido fundamentalmente a la mano de obra barata), sino también de la ventaja comparativa que le ofrece la debilidad de la moneda local.

Aplausos pero con cautela

El anuncio de la revaluación del yuan o "renminbi" -moneda del pueblo- como se la conoce en la jerga financiera, fue aplaudido y recibido con alivio por naciones como Estados Unidos, Alemania, Francia y Japón, pero también con mucha cautela.

Y es que todavía quedan algunas preguntas rondando en el aire y sin respuesta clara, entre ellas: ¿cómo operará el nuevo régimen cambiario?, y más que nada ¿será esta revaluación suficiente para estabilizar la economía y el comercio mundial, tal y como demandaban las naciones más industrializadas?

Las dudas comienzan ante la interrogante de cómo funcionará el nuevo régimen cambiario
Las dudas comienzan ante la interrogante de cómo funcionará el nuevo régimen cambiario en China.

El gobierno de Pekín anunció que el yuan fluctuará contra una canasta de monedas, pero todavía no está claro cuáles serán esas divisas, ni cómo exactamente operará el nuevo sistema llamado tipo de cambio flotante manejado o en inglés "managed floating exchange-rate regime".

A partir de ahora, el yuan podrá oscilar en una banda de un 0,15% hacia arriba y un 0,15% abajo del precio de referencia respecto a la canasta de monedas integrada por un número indeterminado de divisas que el Banco Popular (banco central de China) no ha dado todavía a conocer, pero que incluirá el dólar estadounidense, el euro y el yen (los tres principales socios comerciales del país asiático).

¿Es suficiente?

Las preocupaciones se centran en que este nuevo sistema cambiario pueda ser más manejado o conducido que flotante. Es decir, más guiado por el gobierno o Banco Popular de China que por la fuerza del mercado, por lo que la revaluación del yuan -especialmente frente al dólar- podría resultar mucho menor a lo esperado o "demandado" por el resto del mundo.

De hecho, el viernes, las esperanzas se desvanecieron aún más después que el diario oficial de China comunicara que "las expectativas de que la revaluación fuera más elevada, fueron y serán poco realistas". Y más que nada, se evaporó la posibilidad de una libre flotación de la moneda, es decir, que esta se mueva sin restricciones en los mercados.

Lo que abre nuevamente el camino para futuros posibles reclamos de parte de Estados Unidos y las otras naciones más industrializadas.

¿Movimiento simbólico?

¿Pero entonces por qué China revaluó? ¿Fue el anuncio un simple movimiento simbólico?

Sin importar la magnitud de la revaluación, ante los ojos del mundo el gobierno chino dio el primer paso hacia una mayor flexibilización del tipo de cambio y respondió a los reclamos de la comunidad internacional.

De esta forma, China evitó que se desatara una guerra comercial en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y, al mismo tiempo, se libera -al menos por un momento- de la presión internacional.

Un trabajador de una fábrica textil en la hora del almuerzo
EE.UU. y Europa habían acusado a China de "comercio desleal".
Por otro lado, un yuan un poco más fortalecido le permite a China abaratar las importaciones de materia prima (los productos del resto del mundo serían más baratos), productos que son de vital importancia para que su economía continúe creciendo de forma sana y sin problemas.

La revaluación también genera menores presiones inflacionarias y ayuda a que las tasas de interés sean más estables. El Banco Popular ganará margen para elevar las tasas de interés para ponerle un freno a una acelerada economía que crece a un ritmo de 9% anual y favorecer un crecimiento más sano.

Lo que está más que claro y era de esperar, es que la revaluación no sería tan dramática. ¿Por qué? Justamente para que China pueda evitar el impacto negativo sobre sus exportaciones (sus productos se verán de ahora más caros o menos competitivos) y hacer menos negativas las consecuencias que esto tendrá sobre su mercado laboral (menores contrataciones de las firmas exportadoras).

Para América Latina, esta revaluación del yuan es un alivio, ya que los exportadores de la región (fundamentalmente de América del Sur) se beneficiarán con un yuan más fuerte, al crecer el poder de compra (especialmente de materia prima) de China.

Para las naciones más industrializadas -entre ellas EE.UU y los países de Europa-, este primer paso de China en materia de flexibilización de su moneda es un buen paso, pero seguramente será insuficiente. Las demandas lloverán. No hay que olvidar que estas naciones compiten, al igual que China, en los mercados mundiales por un espacio para sus productos manufacturados.

Mientras tanto, China gana tiempo y "sanea" su economía. Sabiduría china...



Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


NOTAS RELACIONADAS
El yuan se despega del dólar
22 07 05 |  Economía
¿Por qué es tan importante el yuan?
30 05 05 |  Barómetro económico

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen