Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 11 de julio de 2005 - 16:11 GMT
Entre lágrimas y rosas
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Festejo en Trafalgar Square
Júbilo el día que se conoció la noticia de que Londres será la sede olímpica en 2012.
Fue una semana de lágrimas y rosas.

Primero llegó la buena noticia: Londres fue elegida como la sede de los Juegos Olímpicos de 2012.

Y aún cuando faltan siete años para tan importante fecha, la reacción inmediata de los londinenses y de los mercados fue de júbilo.

No es para menos, ya que se estima que la organización del evento deportivo significará para el país una inversión que se calcula rondará entre unos US$1.700 millones y US$8.500 millones, a lo que se suma la satisfacción "impagable" de sentirse sede de tal magno acontecimiento.

Los Juegos Olímpicos de 2012 significarán una inyección de desarrollo económico para el Reino Unido, ya que supone la construcción de instalaciones deportivas y alojamientos para los deportistas, así como el mejoramiento de los sistemas de transporte y de turismo.

Para eso será necesaria mano de obra, por lo que se espera un aumento del empleo, al menos durante el período previo o de organización del evento y durante las tres semanas que éste durará.

Pero la mejor parte, en el nivel económico, viene con la visita de los más de 500.000 turistas que se esperan lleguen a Londres durante las Olimpíadas, algo que -según cálculos de expertos británicos- significará un volumen de alrededor de US$560 millones que ingresará a la economía del país en concepto de turismo.

Más el valor "intangible" de estar expuesto a los ojos del mundo durante las tres semanas del evento. En pocas palabras, el efecto dominio de los turistas que vuelven porque les gustó lo que vivieron y aquellos que llegarán porque se sintieron atraídos por lo que vieron a través de las imágenes de la prensa.

Un duro golpe

Pero el júbilo duró poco. Cuando nadie lo esperaba, llegó la mala noticia. Las bombas que estallaron en la ciudad durante la hora de más tránsito en la mañana del jueves 7 de julio, y que borraron de un saque la sonrisa que la buena noticia les había dado a los londinenses.

Tributo a las víctimas de las bombas en Londres
Personas, trabajadores, como usted y como yo, que de un momento a otro vieron sus vidas cambiadas para siempre
Personas, trabajadores, como usted y como yo, que de un momento a otro vieron sus vidas cambiadas para siempre. No sólo porque los que murieron en los ataques podrían haber sido familiares, amigos o conocidos, sino también por la tristeza y, más que nada, el miedo que da pensar en qué sucederá mañana y a quién le tocará.

Pero, a pesar de la tristeza y el temor, los londinenses regresaron el viernes a sus puestos de trabajo y la ciudad retornó a su vida "normal", lo que demuestra la fortaleza (o la "garra" como diríamos en el Río de la Plata) de la gente y hace posible proyectar que el impacto negativo de estos ataques sobre la economía británica será muy reducido.

Los precios de las acciones fundamentalmente aquellas relacionadas con el turismo-, el petróleo y la cotización de la libra esterlina cayeron en los mercados tras la noticia, pero los expertos británicos son optimistas y esperan se recuperen una vez las amenazas se disipen y se hayan reparado los daños materiales.

La única área que podría tener efectos negativos inmediatos es la de turismo, ya que es posible que algunos turistas decidan cancelar su visita a Londres durante el verano.

Sin embargo, es de esperarse la misma tendencia que sufrieron Nueva York y Madrid luego de los ataques del 11 de septiembre y 11 de marzo, respectivamente, de una leve caída en el número de vistas de visitantes en las semanas siguientes a los ataques y luego un aumento en la demanda a los niveles previos.

No pudieron con el G8

Los ataques no lograron detener la vida de los londinenses y tampoco la reunión de los líderes del G8 -los siete países más ricos del mundo y Rusia- que se llevaba a cabo en Escocia.

La cumbre estuvo precedida por conciertos simultáneos en 10 ciudades del mundo, donde cientos de miles de personas, junto a cantantes, activistas y líderes políticos, pidieron al G8 tomar medidas para ayudar a los más pobres del mundo. Fue el concierto más grande de la historia.

Londinenses caminan de vuelta a casa
Tras los atentados, tristeza y temor. Los londinenses, sin embargo, volvieron a sus trabajos.
Aunque las versiones son encontradas (los líderes y partidarios del G8 aseguran que esas voces fueron escuchadas en su totalidad, pero -según los activitas- lo fueron muy poco), lo concreto es que el G8 anunció que aumentará la ayuda a África a US$50.000 millones para 2010, lo que es un buen primer paso (aunque es verdad que se requerirá de mucho más) para comenzar con la lucha contra la pobreza extrema en ese continente.

El G8 decidió también cancelar la deuda de 18 países altamente endeudados, así como brindar acceso a tratamiento contra el SIDA a todos los africanos en 2010, entre otras medidas que fueron dadas a conocer en Escocia.

Y, si bien no se puede afirmar que los resultados del G8 fueron en un cien por ciento satisfactorios (muchos puntos, más que nada los relacionados al comercio, quedaron en el tintero o poco esclarecidos), lo que quedó en evidencia en la semana es que la solidaridad y la fuerza de voluntad de la gente mueve montañas.

Se trate de un concierto para pedir por los pobres del mundo o de un gesto o una mano amiga en momentos de tristeza y llano.

Ahora lo sabemos más que nunca.



Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


NOTAS RELACIONADAS
África en números
04 07 05 |  Barómetro económico
¿El G8 olvidó a América Latina?
06 07 05 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen