Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 4 de julio de 2005 - 11:55 GMT
África en números
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Nelson Mandela, ex presidente de Sudáfrica
Mandela: "donde persiste la pobreza, no existe verdadera libertad".
"Donde persiste la pobreza, no existe verdadera libertad", dijo el ex presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, durante un concierto multitudinario que se llevó a cabo simultáneamente en 10 países y cuyo objetivo fue bregar por la erradicación de la pobreza en el mundo, fundamentalmente en África.

Cientos de miles de personas, junto a cantantes, activistas y líderes políticos, unieron sus voces para solicitar a los líderes del G8 -los siete países más ricos del mundo y Rusia- que tomen acciones para ayudar a los más pobres del mundo en su próxima reunión en Escocia.

Pero, aunque la convocatoria muestra el poder que tiene el mundo de mostrar su punto de vista y reclamar por justicia social, tal y como sugirió el ministro de Finanzas británico, Gordon Brown, erradicar la pobreza sobre la faz de la tierra, y más que nada en África, llevará algo más que un concierto y una reunión del G8.

La tarea será ardua. Más de mil millones de personas en el mundo viven con menos de un dólar al día, mientras que otros 2,700 millones luchan por sobrevivir con menos de dos dólares, según datos del Banco Mundial (BM).

Los números, aunque fríos, se recrudecen si se toma conciencia de que más de 800 millones de personas se acuestan diariamente con el estómago vacío, de los cuales 300 millones son niños.

Y más aún si se piensa que, cada 3,6 segundos, una persona muere por no tener nada para comer, en su mayoría niños menores de cinco años.

Un continente hambriento

El 60% de la población de África subsahariana vive en la pobreza, mientras que un sexto de ella sufre de pobreza crónica, es decir, le resulta imposible escapar de la indigencia por sus propios medios
La pobreza extrema en el mundo está mayormente concentrada en el continente africano, particularmente en los países ubicados al sur del desierto de Sahara, señala el Informe 2005 de la Comisión por África, formada hace un año atrás por el ministro británico, Tony Blair.

El 60% de la población de África subsahariana vive en la pobreza, mientras que un sexto de ella sufre de pobreza crónica, es decir, le resulta imposible escapar de la indigencia por sus propios medios. Deben trabajar diariamente para poder comer, no tienen educación y sus pertenencias materiales son escasas o nulas.

Estas familias, según el informe, son conocidas en Etiopía como "aquellos que cocinan agua", o como le dicen en Ghana, "aquellos que tienen dos bolsas, una para suplicar en tiempos de hambre y otra para rogar en la época de abundancia".

En esta zona del planeta, la pobreza "se pasa de generación en generación, como si los niños la succionaran de los senos de sus madres", remarca el estudio de la Comisión por África.

Los pronósticos son poco alentadores. Se espera que el número de pobres se incremente de 315 millones en 1999 a 404 millones en 2015, fecha en que paradójicamente el mundo espera alcanzar las Metas del Milenio, entre ellas, reducir la pobreza a la mitad en el planeta Tierra.

En África, de cada mil niños que nacen, 175 no sobreviven. Cada 30 segundos, un niño muere de malaria. Mientras que el 50% de la población sufre de alguna enfermedad relacionada con la falta de agua potable, como cólera o diarrea infantil.

África es el único continente en el que la proporción de la población en la pobreza, en lugar de reducirse, se ha incrementado en los últimos años.

¿Qué hacer?

Para ponerle un alto a esta transmisión de la pobreza de generación en generación, es necesario el compromiso de las naciones líderes en materia de condonación o "perdón" de la deuda.

Los primeros pasos ya están dados. En una reunión de sus ministros de finanzas el 11 de junio pasado, el G8 anunció que perdonarían la deuda de los 18 países más pobres del mundo -entre ellos, naciones africanas.

La idea es que estos países puedan utilizar el dinero que no gasten en el pago de la deuda para reducir la pobreza, es decir, apostar por la salud, la educación y el bienestar de la población.

Pero para reducir la pobreza, también resultará clave un cambio en las reglas en que se maneja el comercio mundial. Algo que se espera se hable poco en la reunión del G8 en Escocia.

Un tema importante para África, ya que agricultura es la actividad económica de las que se valen los más pobres para crear sus medios de subsistencia.

Comercio y subsidios

Reparto de alimentos en Sudáfrica
Los que aseguran que la ayuda de las naciones más poderosas debe ir más allá de la condonación, señalan que los países ricos gastan al año alrededor de US$350 mil millones en subsidios y otras protecciones, es decir, 16 veces la ayuda financiera que recibe África anualmente
Los productores rurales -de los cuales, el 80% son mujeres- pagan entre dos y seis veces más por los fertilizantes agrícolas que el resto del mundo, lo que eleva los costos de su producción.

A esto se suma la barrera que encuentra África a la hora de colocar su materia prima en el exterior: los subsidios y aranceles que ponen los países más ricos del mundo sobre sus productos agrícolas.

Los que aseguran que la ayuda de las naciones más poderosas debe ir más allá de la condonación, señalan que los países ricos gastan al año alrededor de US$350 mil millones en subsidios y otras protecciones, es decir, 16 veces la ayuda financiera que recibe África anualmente.

Para África, al igual que el resto de las zonas del mundo menos desarrolladas, la idea de exportar más para crecer, sería una estrategia viable (junto a planes de desarrollo y una distribución más equitativa de la riqueza) para reducir la pobreza y el hambre.

Es por eso que si bien la condonación de la deuda de los países africanos es un buen primer paso, es posible vaticinar que el sueño de un continente africano sin pobres sólo podrá cumplirse si las naciones más ricas se comprometen también a un comercio mundial más justo.



Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen