Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 23 de mayo de 2005 - 08:37 GMT
Todas las miradas sobre China
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

China está dando de qué hablar. No sólo porque es un gigante a la hora de hacer negocios, sino también por su "envidiable" modelo económico de crecimiento y su potencial de poder equilibrar o desequilibrar la economía mundial de un solo soplo, algo que sólo las súper potencias pueden hacer.

Una joven china organiza prendas de vestido en un almacén.
El temor es que China inunde los mercados con mercancías baratas.
En materia de comercio, todos quieren negociar con China, pero no por eso dejan de temerle. La capacidad de China para comprar materia prima ha despertado el interés de Latinoamérica pero, al mismo tiempo, ha generado incertidumbre en cuanto al creciente volumen de productos manufacturados que continuará ingresando a los mercados y a muy bajo costo.

Estados Unidos y la Unión Europea también han manifestado su preocupación en reiteradas ocasiones y hasta acusaron a China de inundar sus mercados tras la eliminación de las cuotas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) el pasado 1 de enero.

Como medida de protección, el Departamento de Comercio estadounidense había anunciado el restablecimiento de cuotas a siete categorías de exportaciones textiles chinas (entre ellas, pantalones de fibra de hombre, camisas de algodón y fibra, blusas y productos de hilo) y la Unión Europea había advertido que consideraba imponer una serie de sanciones similares.

En contrapartida, el ministro chino de Comercio, Bo Xilai, había señalado que era injusto que estas naciones culparan a China por el rápido crecimiento de sus exportaciones textiles y se protejan con restricciones.

Según declaraciones del ministro durante el Foro anual de la revista "Fortune", en la ronda de Uruguay celebrada en 1995, la OMC instó a los países a levantar sus restricciones gradualmente en los próximos diez años, pero algunos países no lo hicieron, mantuvieron entre un 70% y un 90% de las cuotas más importantes hasta finales de 2004.

El ministro argumentó que esa fue la causa del rápido crecimiento de las exportaciones chinas en los primeros meses del año.

Giro de 360 grados

Sin embargo, y sorpresivamente, este viernes el portavoz del Consejo de la Industria Textil de China, Sun Huaibin, anunció que China contribuiría al orden textil mundial al ordenar subir las tarifas de las exportaciones de 74 categorías textiles a partir del próximo 1 de junio.
Feria textil en China.
China es una fuerza dominante en la industria textil.

Una serie de prendas de vestir verán elevada la tarifa actual de 0,2 yuanes (unos 2,4 céntimos de dólar) a 1 yuan (12 céntimos de dólar); mientras que otras categorías, las más problemáticas, como las capas y abrigos de señora, subirán a 4 yuanes (48 céntimos de dólar) de la previa tarifa unitaria de 0,3 yuanes o 3,6 céntimos de dólar.

Con estas subidas, también se anunciaron las rebajas para tres variedades de pantalones cortos, calzoncillos y bragas, y la abolición completa de la tarifa para dos accesorios de ropa de punto. Y se restringirán las exportaciones de hilo de lino, algo que había solicitado la Unión Europea.

Según el portavoz chino, estas medidas son "sacrificios" necesarios y que tienen el propósito de contribuir a la creación de un nuevo orden del comercio textil mundial y aliviar las fricciones comerciales.

Una medida que sin dudas ayuda a calmar los temores de naciones como Estados Unidos, las de la Comunidad Europea, y hasta Latinoamérica, pero que también podría ser entendida como un paso inicial de muchos que todavía faltan.

El yuan y el dólar

Pero no sólo el reclamo internacional va por el lado de las tarifas y las reglas del comercio, sino también por el sistema cambiario chino.

El secretario del tesoro estadounidense, John Snow, reiteró esta semana un pedido que EE.UU le viene haciendo a China desde los últimos dos años, el que abandone su tipo de cambio fijo frente al dólar (8,28 yuanes por dólar), vigente en el país desde hace una década. Solicitud que fue apoyada por el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato.

Según los exportadores estadounidenses, el yuan está subvaluado en un 40%, lo que hace que los productos chinos sean más baratos frente a los del resto el mundo.

Si China optara por dejar que su moneda se negociara libremente, esto ayudaría a disminuir el déficit comercial de Estados Unidos (uno de los principales socios comerciales de China) y simultáneamente daría impulso al dólar, moneda que actualmente está muy débil.

Los que argumentan a favor de la libre flotación del yuan aseguran que esto ayudaría mucho a la economía China. ¿Cómo? Al abaratar las importaciones de materia prima (los productos del resto del mundo serían más baratos), generaría menores presiones inflacionarias, las tasas de interés sería más estables y el gobierno podría utilizar los recursos que hoy utiliza para mantener fijo el cambio para generar infraestructura y otros servicios.

En contrapartida, el mercado laboral chino se vería afectado ya que una menor demanda de productos se traduce en una menor producción de las empresas exportadoras y por ende, en menos mano de obra necesaria.

Aunque Snow dijo que un yuan libre ayudaría a detener el déficit comercial estadounidense y por ende, darle mayor vigor al dólar, el secretario del Tesoro estadounidense, Alan Greenspan, aseguró que la medida simplemente significará que los proveedores comerciarán con otros países, como Malasia y Tailandia, para hacerse de textiles más baratos y de otros productos que China provee actualmente.

¿Oportunidad o amenaza?

China es un gigante que se ha despertado y como tal, genera temores de que crezca demasiado rápido e inunde los mercados. Y estos temores son justificados, si hoy la mayoría de las prendas de su guardarropa dicen "made in China", imagínese lo que podría llegar a ser en un par de años.

Pero también es cierto que China necesita alimentarse para mantener sus motores encendidos. Después de todo, su modelo económico ha sido calificado por organismos internacionales como un modelo "a seguir", ¿por qué debería detenerse ahora?

Estas dos caras de la moneda indican que detener los pasos de este gigante no será una tarea fácil.

Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen