Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 9 de mayo de 2005 - 10:11 GMT
Cuando las tasas suben
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal de EE.UU.
Alan Greenspan subió nuevamente las tasas de interés.
Una vez más, el presidente de la Reserva Federal estadounidense, Alan Greenspan, decidió subir las tasas de interés. Y, sin importar en qué lugar del mundo usted viva, su bolsillo se verá afectado, un poco más o un poco menos, con este incremento.

La razón es muy simple. Las decisiones y mandatos de Greenspan tienen gran peso no sólo en Estados Unidos, sino también en el nivel global. Sus acciones pueden determinar el rumbo de la economía mundial.

Es que la tasa de interés de los fondos federales de Estados Unidos se ha convertido en un marco de referencia mundial, y sus alzas y bajas se reflejan rápidamente en los restantes tipos de interés del mundo. Por eso, si usted vive en Colombia, México, Venezuela o en cualquier otra parte del planeta, este nuevo incremento no le será ajeno.

¿Y en casa?

Por octava vez consecutiva, la Reserva Federal (conocidca como Fed) decidió subir la tasa de los fondos federales en un cuarto punto porcentual a 3%, manteniendo su promesa de seguir recurriendo a alzas "mesuradas" para contener el avance de las presiones inflacionarias en el país.

Esta subida no hace más que seguir encareciendo el acceso al crédito. Es decir, los intereses para las compras de propiedades (hipotecas), así como los de las tarjetas de crédito y préstamos personales y/o empresariales continuarán ajustándose al alza. Y, por lo tanto, frenando el consumo y afectado el bolsillo de aquellos que viven en el norte.

La Fed justificó su acción diciendo que fue un movimiento de política monetaria "apropiado" para que los riesgos de la economía estadounidense permanezcan equilibrados entre un crecimiento más débil y precios más altos.

La economía estadounidense ha mostrado una expansión constante desde la recesión que enfrentó en 2001, pero el ritmo se ha desacelerado debido a los altos precios del petróleo y sus derivados.

¿Por qué suben las tasas?

Las cifras hablan por sí mismas. En el primer trimestre del año, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos se desaceleró a 3,1% anual, de 3,8% en el último trimestre de 2004.

A esto se suma que el índice de precios (o inflación) del gasto de consumo personal, excluyendo los alimentos y la energía, subió a una tasa anual de 2,2% en el primer trimestre de 2005, el aceleración más importante desde fines de 2001.

Una billetera abierta
El alza de las tasas frena el consumo.
Lo que preocupa es que ese aumento en los precios pueda frenar el crecimiento al reflejarse en todas las actividades económicas del país.

En términos sencillos, por ejemplo, si usted es productor rural y debe pagar más por la gasolina con la que prende sus tractores, ese aumento en los costos se verá reflejado en un aumento en el incremento de los precios de sus productos, así como en la posibilidad de no contratar más mano de obra o incluso hasta reducirla, con lo que se inicia un cadena contractiva en toda la economía.

El Instituto de Gerencia de Abastecimiento informó que el índice de actividad en el sector manufacturero bajó a 53,3% en abril, de 55,2% en marzo, lo que muestra ya una contracción en la economía estadounidense.

Aunque los datos de la creación de nuevos puestos de trabajo fueron bienvenidos y sirvieron para alentar los pronósticos de los analistas en Wall Street, no borran las posibilidades de futuras alzas en las tasas.

Por el momento, todo parece indicar que los estadounidenses seguirán viendo tasas altas en el corto plazo, con el consecuente ajuste para sus bolsillos. Ya no será tan fácil comprar una casa, empezar un negocio propio o poner en marcha el que ya está andando.

¿Y en Latinoamérica?

Cuando suben las tasas en Estados Unidos, Latinoamérica también se ve afectada, y el primer coletazo es el encarecimiento del pago de la deuda externa.

Cuando los tipos de interés en Estados Unidos suben, al mismo tiempo se incrementa el pago del servicio de la deuda a tasa variable de los países de la región.

Tractor arando
Aumentarán los costos para los productores agrícolas.
Es decir, cada día habrá que pagar más para cumplir las obligaciones económicas que tenga el país con el exterior. O, lo que es lo mismo, su país debe ajustarse el cinturón -recortando gastos en salud, educación y otros sectores- para pagar sus deudas.

Con el alza de las tasas en Estados Unidos se reduce también la posibilidad de que su país, cualquiera que sea en Latinoamérica, coloque títulos de deuda a tasa fija en términos favorables. Y la razón es muy clara. Los activos estadounidenses lucirán más atractivos para los inversores (pagan mejores tasas y ofrecen menor riesgo).

Hay que recordar que esta es ya la octava suba en las tasas de interés. Si su país quiere competir, deberá sacar más de su bolsillo (compensar mejor a los inversores), algo que la mayoría de los países de la región no está en condiciones de hacer.

Al mismo tiempo, esta nueva alza en las tasas de interés estadounidenses se podría traducir en un menor nivel de actividad en su país, ya que al sector privado se le dificultaría el acceso al crédito, con la consecuente desaceleración en la economía. Algo que afecta a todos.

Buena noticia

Sin embargo, el panorama no se ve tan desalentador para los que viven en Latinoamérica.

Hasta el momento, la región ha sabido llevar bien puestas las riendas de la economía pese a las ocho subidas consecutivas en las tasas de interés en Estados Unidos.

Los pronósticos de los organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), dicen que este año será positivo para Latinoamérica: se espera un crecimiento de alrededor de 4% en promedio para la región.

Por eso, si los precios del petróleo contienen su escalada alcista y si la Fed continúa subiendo las tasas pero de forma "moderada", es altamente probable que su bolsillo logre sobrevivir a los impactos de las palabras de Greenpsan.

En tanto, en Estados Unidos habrá que esperar hasta la próxima reunión de la Fed para determinar cuál será el rumbo de la economía de aquí en más. Por el momento, habrá que ajustarse los cinturones.

Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen