Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 14 de marzo de 2005 - 09:47 GMT
América Latina y sus mujeres
Mariana Martínez.
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Doña María es salvadoreña, tiene 37 años y trabaja de sol a sombra para darle de comer a sus cinco hijos. De su esposo, no se sabe nada ya hace mucho tiempo. Su situación económica es precaria y su futuro, mucho más sombrío.

Mujeres en un mercado en Guatemala
En el mercado laboral de América Latina las mujeres perciben salarios equivalentes al 68% de los ingresos masculinos.
Como si fuera poco la carga de su pobreza, su condición de mujer la pone en desventaja. Tiene que llevar los pantalones del hogar en un mundo donde las mujeres ganan menos que los hombres y en una sociedad donde el respeto es difícil de lograr.

"Aquí es difícil cuando hay niños que alimentar y no hay un hombre en la casa. Es difícil ganar dinero y se hace difícil la vida", me dijo Doña María, al mismo tiempo que me contaba que caminar por las calles cuando los amigos de lo ajeno o las personas malintencionadas saben que no hay un hombre en casa puede llegar a resultar un tanto peligroso.

La historia de Doña María no es muy diferente a la que viven otras mujeres en América Latina y el Caribe.

Las vivencias varían según el estrato económico al que pertenezcan, pero el denominador común es que sus ingresos son menores aunque luchen igual o más que cualquier hombre para sacar a sus hijos y sus vidas adelante.

¿Cuántas y en qué condiciones?

Según proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), las mujeres de la región suman ya 278 millones, frente a unos 273 millones de hombres. En 2050, serán muchas más, 403 millones frente a 390 millones de hombres.

Desigualdad
Las diferencias que perjudican a la mujer ocurren pese a que en la mayoría de los países de la región, las mujeres presentan más años de escolaridad que los varones.
Esta misma entidad afirma que en 2002 los ingresos que percibían las mujeres en el mercado laborar eran equivalentes al 68% de los ingresos masculinos. Es decir, si un hombre ganaba US$100 mensuales, las mujeres sólo recibían US$68.

El ingreso promedio por hora trabajada de las mujeres es aproximadamente el 80% del mismo ingreso masculino.

Y esto ocurre aún cuando entre la población económicamente activa (es decir, aquellos que están en edad de trabajar y buscan trabajo) y en la mayoría de los países de la región, las mujeres presentan más años de escolaridad que los varones, o lo que es lo mismo, asisten a la escuela por más años.

Todos los estratos

Pero esto no sucede simplemente con las mujeres que pertenecen a los estratos económicos más bajos de la sociedad latinoamericana.

Mujer peruana con su hijo
Las diferencias se producen en todos los sectores económicos.
Por el contrario, para las mujeres educadas (y suponiendo que las que se pueden educar son las que tienen mayores ingresos) la brecha es mayor: con 13 o más años de estudio, las mujeres ganan el equivalente al 72% del ingreso de los varones.

En promedio, el ingreso per-capita de los hogares con mujeres jefes de familia equivalía en 2002 al 94% del ingreso de los hogares urbanos con jefatura masculina.

Esto quiere decir que en los hogares con mujeres jefes de familia se hace mucho más difícil cubrir las necesidades básicas (alimento y vivienda) y escapar de la pobreza.

A esto se suma que el 90% de los hogares con jefatura femenina no tenía cónyuge, mientras que la incidencia es de apenas 13% en los hogares con jefatura masculina.

En los hogares donde la jefatura del hogar es liderada por el hombre, el 45% de las cónyuges tenía como principal actividad los quehaceres del hogar.

A la hora de buscar trabajo

Cuando de buscar trabajo se trata, las mujeres enfrentan más dificultades que los hombres para ingresar al mercado laboral.

La tasa de participación de las mujeres en el mercado laboral era de 49,7% en 2002, frente a un 81% de los hombres. La tasa de desocupación urbana femenina era de 12,6%, cerca de tres puntos porcentuales más que la masculina.

Países con más de un 30% de mujeres en el poder Legislativo
Congreso de Argentina
Cuba (36%)
Costa Rica (35%)
Argentina (31%)

Y la brecha se ha venido incrementando en los últimos años. Lo que quiere decir que cada día se le hace más difícil a las mujeres conseguir un puesto de trabajo.

Casi el 50% de las mujeres mayores de 15 años no tienen ingresos propios, mientras que la cifra para los hombres asciende a sólo el 20%.

El porcentaje de mujeres en hogares pobres que no tenían ingresos variaba del 45% en Perú al 78% en Costa Rica, mientras que en los hogares no pobres oscilaba entre 32% en Uruguay y el 54% en México.

Un punto a favor es que la representación de las mujeres en los órganos legislativos de 31 países de la región creció de 10% en 1990 a 15,5% en 2003.

Los países con más de un 30% de mujeres en el poder legislativo en 2003 eran Cuba (36%), Costa Rica (35%) y Argentina (31%), lo que eleva la voz de la mujer y da un paso más hacia el camino de la igualdad.

Si bien no se puede negar que las mujeres han ganado terreno en los últimos 20 años, las cifras de la CEPAL muestran que todavía queda mucho camino por recorrer en materia de igualdad de los sexos en América Latina y El Caribe.

Y nos hacen recordar que, más allá de celebrar el día Internacional de la Mujer todos los 8 de marzo, es importante luchar por la igualdad todos los días del año.

Pues sea día internacional o no, la mujer continua con su multifacética tarea de ser madre, educadora, profesional, ama de casa y, hasta en algunos casos, esposas. Una tarea que cumple las 24 horas y sin descanso.

Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen