Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 8 de marzo de 2005 - 02:06 GMT
Economía mundial bajo lupa
Mariana Martínez.
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

La economía mundial corre peligro de descarrilar su crecimiento, tras el fuerte salto registrado un año atrás, debido a los desequilibrios causados por el abultado déficit de cuenta corriente de Estados Unidos y el superávit en Asia. Así lo advirtió el subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (IMF), Agustín Cartens. Y no es de extrañarse.

Check out worker ringing up a sale with fistful of dollars
La economía mundial se mueve al compás de Estados Unidos.
La economía mundial se mueve al compás de las grandes potencias. Estados Unidos es una de ellas, y su abultado déficit, así como su endeudamiento, está dando de qué hablar.

El FMI ya había pronosticado a comienzos de año perspectivas favorables para la economía mundial, pero el temor es que el vigor de 2004 - cuando creció 5%- se vea empañado por una ligera desaceleración como consecuencia de un enfriamiento en el motor de la economía estadounidense y un crecimiento por debajo de la capacidad máxima en la zona euro y Japón.

El crecimiento de la economía mundial es, en términos sencillos, el resultado que se obtiene después de sumar y restar lo positivo y lo negativo que aporte cada una de estas potencias a lo largo del año. Lo que preocupa es justamente la acumulación de desequilibrios en la cuenta corriente entre las principales economías del mundo, es decir, superávit en Asia y déficit en Estados Unidos.

Cuidado con el déficit

Aunque a primera vista el déficit comercial y el endeudamiento de Estados Unidos parecen dos temas que deberían importarle solamente a los estadounidenses, es de interés de todos.

Y es que el crecimiento del déficit ha contribuido a la depreciación del dólar en los mercados mundiales, y eso es algo que, de una forma u otra, afecta los bolsillos de la mayoría de los ciudadanos del mundo.

Tarjeta de crédito
El crecimiento del déficit contribuye a la depreciación del dólar.
El déficit por cuenta corriente de EE.UU. alcanzó en 2004 la cifra récord de US$617.700 millones. Esto quiere decir que EE.UU. importa (compra) más bienes y servicios de los que exporta (vende), y lo hace por un monto abultado que equivale al 5,5% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Detrás de este déficit se esconde el alto poder adquisitivo de los consumidores estadounidenses. Simplemente, estos no se satisfacen sólo con productos nacionales, sino que cada día demandan más productos extranjeros.

Eso hace que los importadores estadounidenses, al comprar bienes y servicios provenientes del exterior, deben cambiar dólares por las monedas en las que se venden esos productos. Al ponerse en acción la ley de la oferta y la demanda, el dólar se deprecia o pierde valor, al existir menos personas demandando esa moneda y una mayor oferta de la misma.

A lo anterior se le suma un mercado bursátil no tan eufórico como hace una década atrás, lo que hace que la demanda de dólares sea menor y vuelve a la moneda estadounidense mucho más débil.

A eso hay que agregarle el abultado déficit fiscal que sufre el país y que se ha acelerado en los últimos cuatro años. Esto simplemente quiere decir que la economía estadounidense gasta más de lo que recibe por ingresos. Y para mantener un equilibrio, el escape es endeudarse.

Los altos niveles de gasto, más que nada por la guerra en Irak y la seguridad interna como producto de la lucha contra el terrorismo, junto a la reducción en los impuestos que ha venido haciendo el gobierno del presidente George W. Bush, explican el abultado déficit fiscal de EE.UU.

¿Y cómo nos afecta a todos?

Soldados estadounidenses
La guerra en Irak elevó los altos niveles de gasto de Estados Unidos.
La pregunta clave es cómo afecta a la economía mundial este "desajuste" en la economía estadounidense

Muy sencillo. El alto endeudamiento del gobierno federal estadounidense tiene el potencial de elevar las tasas de interés en los mercados financieros. Y justamente es lo que ha venido pasando en los últimos meses. La Reserva Federal (FED) ha venido subiendo la tasa de los fondos federales.

Esa subida afecta no sólo al consumidor estadounidense, que ahora tiene que pagar más a la hora de endeudarse (pagar tarjetas, comprar una casa, etc.). Afecta también a la deuda de los países en vías de desarrollo al tener que desembolsar mucho más de sus bolsillos a la hora de pagar sus compromisos financieros.

Otra de las consecuencias es la depreciación del dólar. Y Europa es una de las regiones del mundo más afectada por ese debilitamiento. Un euro más fuerte (o dicho de otra manera, un dólar más débil) vuelve menos competitivas las exportaciones europeas, es decir, los productos y/o servicios europeos se vuelven más caros frente a los estadounidenses. Lo mismo ocurre en los países asiáticos.

El frente asiático

En el frente asiático, el temor viene por el lado del superávit. Estas economías tienen el motor de la producción encendido y están produciendo en cantidades industriales.

China es un claro ejemplo. Sus productos de exportación (de bajo costo gracias a la mano de obra barata), compiten con los del resto del mundo. Y se pueden encontrar en cualquier rincón del planeta.

Ante estos "peligros" que corre la economía mundial, el funcionario del FMI invitó a los protagonistas a corregir sus problemas internos a favor de la economía mundial.

Relojes chinos
Los productos chinos se pueden encontrar en cualquier rincón del planeta.
Estados Unidos debe recorte su déficit, mientras que Europa debería adoptar reformas estructurales que le permitan dinamizar su crecimiento y la demanda interna.

A China y las economías asiáticas le recomendó flexibilizar sus rígidos régimenes cambiarios para vigorizar sus economías, mientras que a América Latina le reiteró la necesidad del recorte de la deuda pública, reducir las restricciones al comercio, la puesta en marcha de reformas estructurales e institucionales y la insuficiencia en la inversión social.

Al cierre del año, el desempeño de la economía mundial dependerá del empeño de estos protagonistas para solucionar sus "problemas" internos.



Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen