Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 28 de febrero de 2005 - 15:52 GMT
Niños del olvido
Mariana Martínez.
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Ya hace un tiempo desde que lo conocí, pero todavía tengo grabada en mi memoria la mirada triste de Jeferson, un niño guatemalteco de apenas 9 años, cuando meticulosamente me explicaba en qué consistía su trabajo en el basurero central de ciudad de Guatemala.

Marcha contra el trabajo infantil
Según UNICEF, unos 350 millones de niños de entre 5 y 17 años trabajan en el mundo.
Durante nuestra conversación, su cara estuvo siempre sonriente. Pero sus ojos sin dudas no expresaban lo mismo.

En ese desolador lugar, donde el olor fétido carcome los pulmones y las bacterias se reproducen a altas velocidades, los niños como Jeferson se hacen adultos a la fuerza y se ven obligados a esconder su tristeza bajo el sudor de su frente.

De Jeferson ya les había comentado antes, pero su recuerdo llega con más fuerza a mi mente después de haber repasado lentamente las nuevas estadísticas de la UNICEF sobre el trabajo infantil en el mundo.

Las cifras son alarmantes. Y si fueran simplemente cifras no lo serían tanto. El hecho es que representan a millones de niños en el mundo que, al igual que Jeferson, deben ganarse la vida trabajando porque no tienen otra salida: si no trabajan no comen. Y esa es su realidad.

Según datos de la UNICEF, los niños de entre 5 y 17 años que trabajan en el mundo son muchos. Suman unos 350 millones, aunque la cifra no es exacta y podrían ser aún más.

La mayoría -casi el 70%- desempeña tareas agrícolas, de caza, pesca o prestación. Otros son explotados sexualmente, mientras que uno de cada 12 es obligado a realizar tareas de tiempo completo y de alto riesgo.

Minas y fábricas

En América Latina y el Caribe, por ejemplo, los niños trabajan en su mayoría en minas, como ocurre en Perú, en el campo o en fábricas.

Latinoamérica
En América Latina y el Caribe, por ejemplo, los niños trabajan en su mayoría en minas, como ocurre en Perú, en el campo o en fábricas.

La UNICEF estima que un 17% del total de los niños de la región -o 17,4 millones- tienen que ganarse el pan de cada día para poder sobrevivir.

En África, la cifra alcanza el 41% y las edades oscilan entre 5 y 14 años. En ese lado del planeta, los niños son utilizados como combatientes en los conflictos armados.

En Asia y el Pacífico, los menores que trabajan son el 21% del total de su población entre 5 y 14 años, es decir, unos 127,3 millones.

Esta es la región del mundo donde se da la mayor incidencia de niños explotados sexualmente. Los menores también realizan tareas agrícolas, pasan interminables horas trabajando en fábricas y/o en plantas químicas.

La pobreza es la causa

El 97% de ellos, según UNICEF, proviene de países en vías de desarrollo.

Niños peruanos
En los países con PIB inferior a US$500 anuales, el porcentaje de niños que trabajan oscila entre el 30% y el 60%.
Es más, la probabilidad de que un niño trabaje es directamente proporcional a la pobreza de su país, aunque eso no excluye a algunos países desarrollados -como Estados Unidos- de tener trabajo infantil.

En el primer mundo, los niños inmigrantes y los que pertenecen a las minorías de la sociedad son los más afectados.

El organismo calcula que en los países cuyo Producto Interno Bruto (PIB) es menor a US$500 anuales, el porcentaje de los niños que trabajan oscila entre el 30% y el 60%.

La mayoría de los niños que trabaja lo hacen para contribuir con el ingreso de la familia.

Jeferson, por ejemplo, trabaja más de 10 horas y gana menos de un dólar por día por juntar cartones viejos y botellas de vidrio.

Al finalizar la jornada, según me contó, todo lo que gana va a manos de su mamá, quien según lo ganado por todos en el día decide qué es lo que comerá la familia.

Es por eso que encontrar la solución para el trabajo infantil no es fácil. Estos niños contribuyen en buena medida con los ingresos de su familia. Entonces, ¿qué se puede hacer?

¿Hay solución?

Una de las alternativas que propone la UNICEF consiste en que los países industrializados colaboren con los países más pobres para combatir la pobreza y por ende el trabajo infantil.

La entidad exhorta a los países más ricos a aumentar su ayuda anual a unos US$50 mil millones. Hace 30 años, éstos se habían ya comprometido a destinar 0,7% de su PIB para ayudar a los más pobres pero, según la UNICEF, sólo Dinamarca, Noruega, Holanda, Luxemburgo y Suecia han cumplido con sus obligaciones.

Ayuda
La UNICEF ha pedido a los países industrializados que colaboren con los países más pobres para combatir la pobreza y por ende el trabajo infantil. La entidad exhorta a los países más ricos a aumentar su ayuda anual a unos US$50 mil millones.

Otro de los pasos es el de comprometer más firmemente a los gobiernos de las naciones más pobres para combatir el trabajo infantil.

En Guatemala, por ejemplo, recientemente el gobierno y la UNICEF suscribieron un acuerdo de cooperación para garantizar la seguridad alimenticia y combatir la desnutrición crónica que afecta a miles de niños y jóvenes en el país.

En Colombia, aunque todavía muchos niños son reclutados para combatir, el programa nacional de desarme, desmovilización y reintegración del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ha ayudado a más de 800 niños a salir de grupos armados ilegales en un año, según datos de un informe dado a conocer por Naciones Unidas.

Endurecer las leyes contra el trabajo infantil es otra de las alternativas. El problema está en que muchos niños trabajan en el sector informal, como en el servicio doméstico, donde la ley se hace más difícil de aplicar.

En el plano personal, no esquivar la mirada cuando se ve a un niño trabajando tiene un poderoso efecto: crea conciencia social, una herramienta vital para crear cambios en la sociedad en la que vivimos.

Es por eso que los ojos de Jeferson llegan a mi memoria. Unos días con más intensidad, otros días con menos, pero siempre están ahí presentes, para recordarme que eliminar el trabajo infantil en el mundo es tarea de todos.

Y que niños como Jeferson no merecen quedar archivados en el olvido.

Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen