Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 3 de octubre de 2005 - 12:02 GMT
Chile a la cabeza
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

La economía chilena, considerada "el modelo" económico de América Latina, recibió un nuevo galardón: el número uno en el ranking de manejo de variables macroeconómicas publicado por el Foro Económico Mundial.

Por primera vez en 26 años y desde que se publica el informe de competitividad global del WEF (por sus siglas en inglés), Chile aparece por encima de países como Estados Unidos, Finlandia y Singapur, en materia de la puesta en práctica y el seguimiento de las políticas macroeconómicas.

Presidente de Chile, Ricardo Lagos
El gobierno de Chile celebró los resultados del informe.
El manejo macroeconómico toma en cuenta variables como el nivel de inflación, la tasa de ahorro nacional, el peso de la deuda pública en el Producto Bruto Interno (PIB), el tipo de cambio real, el déficit o superávit fiscal y el diferencial de las tasas de interés.

El país que logra mantener alineadas sus metas macroeconómicas recibe la mayor calificación. En este caso, Chile. Desempeño que, según el gobierno de ese país, ha permitido hablar del "milagro" chileno al atenuar los vaivenes del ciclo económico y empujar hacia arriba el crecimiento.

Este excelente desempeño macroeconómico sumado a un entorno institucional transparente y abierto, han permitido también a Chile ubicarse entre las 25 economías de mayor competitividad de crecimiento mundial (índice ICC), según el informe del WEF.

Chile ocupa el puesto 23 (prácticamente en la misma posición que el año anterior), resultado que lo coloca por encima de todas las naciones de América Latina e incluso arriba de países como Luxemburgo (25), Hong Kong (28), Francia (30) y China (49).

Aunque todavía muy lejos -en materia de competitividad- de naciones como Finlandia (número uno), Estados Unidos (2), Suecia (3), Dinamarca (4), Taiwán (5) y Singapur.

Aunque muestra "excelencia" en variables que afectan el entorno de negocios de una economía y que resultan claves a la hora de crecer, también es cierto que Chile todavía tiene cuentas pendientes en el ámbito de la reducción de la brecha entre los ricos y los pobres
El estudio muestra que Chile cuenta con instituciones públicas que, en términos de transparencia y eficiencia, no tienen nada que envidiarle a las de la Unión Europea (UE), debido a que sólo 8 de las 25 naciones miembros de la UE recibieron calificaciones por encima de las de este país andino.

En el índice de competitividad global (ICG) -que considera variables como instituciones, infraestructura, macroeconomía, salud, educación, eficiencia de los mercados, tecnología, negocios e innovación- Chile saltó dos posiciones respecto al año anterior y se ubicó en el lugar 27 gracias al avance en materia macroeconómica.

¿Se podrá mantener?

Si bien el galardón fue recibido con aplausos en Chile, la pregunta clave es si este país podrá mantener este excelente desempeño en el futuro.

Algunos puntos débiles hacen pensar que será un tanto difícil y que Chile todavía tiene tareas pendientes en materia de desarrollo económico.

Entre ellos, un fuerte retroceso en la calidad del sistema educativo -debido a un menor acceso a la universidad e institutos técnicos- y en la infraestructura -se observó un estancamiento en la tecnología fija y debilidad en la red ferroviaria-.

Así como también marcados retrocesos en los factores de innovación, la disponibilidad tecnológica y la capacidad de agregar valor a los productos/servicios.

Todos puntos en que Chile deberá trabajar si es que quiere seguir creciendo.

¿Y Latinoamérica?

Chile luce como un oasis en el desierto, si se toma en cuenta a los restantes países de América Latina.

La brecha entre Chile y el siguiente país clasificado en materia de competitividad del crecimiento (ICC) es de 31 puestos. Uruguay aparece como el segundo país latinoamericano del ranking y ocupa el puesto 54.

Le sigue México (55) que descendió 7 lugares debido fundamentalmente a altos niveles de criminalidad, desconfianza ante las elecciones de 2006 y la escalada en materia tecnológica de Asia.

Santiago de Chile
Chile es el oasis de la región.
Brasil, por su parte, bajó 8 puestos hasta ubicarse en el número 65, por causa de un marcado retroceso en materia de deterioro en la calidad de sus instituciones públicas.

Venezuela cayó al lugar 89 -desde el puesto 62 en 2001- debido fundamentalmente a la inestabilidad macroeconómica y el deterioro de las instituciones públicas.

Chile aparece entonces como la excepción latinoamericana.

Sin embargo, aunque muestra "excelencia" en variables que afectan el entorno de negocios de una economía y que resultan claves a la hora de crecer, también es cierto que Chile todavía tiene cuentas pendientes en el ámbito de la reducción de la brecha entre los ricos y los pobres.

Tarea que resulta fundamental para crecer con igualdad y perpetuar las bondades del crecimiento económico.



Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen