Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 19 de septiembre de 2005 - 08:42 GMT
ONU: ¿qué pasa con el milenio?
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ya lo ha advertido: los países más pobres del mundo no alcanzarán las llamadas "Metas del Milenio" previstas para 2015 si continúan las tendencias actuales.

Huérfano africano.
Los que viven con menos de un dólar al día ya suman 1.200 millones.
En pocas palabras, no podrán reducir a la mitad la pobreza extrema y el hambre, es decir, el número de personas que viven con menos de un dólar al día y que no pueden, por lo tanto, cubrir sus necesidades básicas de alimento.

Hoy, en el mundo, los que viven con menos de un dólar al día ya suman 1.200 millones, de los cuales, unos 852 millones no tienen nada para llevarse a la boca.

Como si fuera poco, algunos países pobres tampoco serán capaces de brindar enseñaza primaria para todos sus niños, promover la igualdad de género, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud maternal, combatir enfermedades como el SIDA, o garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

Ante estas advertencias, la inquietud que surge es: ¿por qué estos países no lograrán cumplir con las expectativas del milenio? Más que nada cuando la mayoría de estas naciones han cumplido al pie de la letra con las sugerencias de los organismos internacionales en materia económica.

¿Qué faltó?

Una de las principales causas para el no cumplimiento de las metas es el escaso compromiso de las naciones ricas para aportar su ayuda a los países menos desarrollados.

Agricultores en Guatemala.
Una de las principales causas para el no cumplimiento de las metas es el escaso compromiso de las naciones ricas.
El compromiso adquirido durante la Cumbre del Milenio en 2000 establecía aportar el 0,70% del Producto Interno Bruto (PIB), pero sólo cinco (Suecia, Dinamarca, Holanda, Noruega y Luxemburgo) de los 22 países industrializados lo han cumplido al pie de la letra.

Para que las metas pudieran cumplirse sería necesario que los países ricos doblen la ayuda al desarrollo en los próximos diez años.

Pero la falta de recursos no ha sido el único obstáculo. Los países más pobres cargan sobre sus hombros con el pesado peso de la deuda externa y con el proteccionismo comercial de los países más ricos, fundamentalmente en el sector que estos son más competitivos: la agricultura.

Un comercio más justo y libre, como originalmente se había planteado en la Ronda Uruguay, no ha llegado a todos y eso perjudica las economías de los más pobres.

Según cálculos de los mandatarios latinoamericanos, si estas barreras se levantaran, los países en desarrollo podrían generar beneficios equivalentes a US$130.000 millones, monto muy por encima de la ayuda financiera -unos US$50.000 millones- que se calcula necesitarían otorgar las naciones ricas para alcanzar las metas de 2015.

Otra de las piedras en el camino hacia las metas del milenio es que en los países más pobres, la reforma política, la lucha contra la corrupción y el sistema judicial, son puntos que todavía quedan en sus agendas y que erosionan el crecimiento de sus economías.

¿Quiénes sí y quiénes no?

En América Latina, Chile es el único país de la región que ya ha alcanzado la meta de reducir la pobreza extrema a la mitad.

Agricultores en Guatemala.
En América Latina, Chile es el único país de la región que ya ha alcanzado la meta de reducir la pobreza extrema a la mitad.
Uruguay y México están más cerca de la recta final, mientras que países como Bolivia, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Paraguay, donde la indigencia supera al 30% del total de la población, el esfuerzo que se necesitará es mucho mayor.

Pero ¿estamos a tiempo? Según datos de las Naciones Unidas, el PIB per cápita de América Latina debería crecer un 2,9% anual durante los próximos 11 años para cumplir con la meta de reducir la pobreza extrema a la mitad.

Además de Chile, solo Brasil, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá y Uruguay estarían en condiciones de alcanzarla en 2015, si se estima un crecimiento futuro igual al registrado en el pasado.

Del resto de las regiones del mundo, África es la más comprometida y los pronósticos son poco alentadores.

La realidad no hace más que confirmar que el cumplir el sueño de pobreza cero en el mundo está, más que nada, en las manos de los países más ricos.

Y que los incesantes reclamos de los países pobres de reducción de deuda y un comercio más justo tienen objetivos claros: terminar con la pobreza y el hambre de su gente.



Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen