Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 12 de septiembre de 2005 - 09:50 GMT
Katrina y sus efectos económicos
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

El paso de Katrina por las costas estadounidenses del golfo de México no solo será recordado por su furia y las vidas humanas que ha cobrado, sino también por los efectos negativos que tendrán sus vientos sobre la economía de Estados Unidos.

Una fotografía aérea de Nueva Orleans inundada
Los efectos negativos de Katrina se sentirían en los últimos meses del año pero serán transitorios dicen los expertos.

Y es que los daños materiales causados por el huracán podrían ya superar los US$100.000 millones, según cálculos de la firma estadounidense Risk Managment Solutions, lo que hace de Katrina el desastre natural más costoso en la historia de las empresas aseguradoras.

Esta abultada cifra pone en jaque a las aseguradoras (se estima que deberán pagar entre US$14 mil y US$ 35 mil millones) y abre la puerta para las disputas entre los propietarios y estas firmas por determinar qué es lo que exactamente está cubierto por las pólizas de seguro.

Los daños materiales han sido tan grandes que el Congreso estadounidense ha destinado US$10.500 millones en concepto de ayuda -más una partida adicional de US$51.800 millones- y se estima que los gastos federales por el desastre ascenderán a unos US$500 millones diarios, al menos por un largo rato.

Pero más allá de los daños puntuales, la pregunta clave es si el golpe del huracán sobre la economía estadounidense será pasajero o si, por el contrario, dejará secuelas en el largo plazo. Y si estos efectos negativos recaerán sobre las economías de América Latina y el Caribe.

Cae el empleo

Los estados de Alabama, Louisiana y Mississippi han sido los más afectados por el huracán Katrina.

Sólo en la primera semana tras el paso de Katrina, se han presentando 10.000 solicitudes de desempleo provenientes de esos tres estados, según datos del Departamento de Trabajo.

Dos hombres reparando cables de electricidad
En el próximo invierno se esperan alzas en los precios de los combustibles y la electricidad.

Pero, según estimaciones de la Oficina del Presupuesto del Congreso (OPC), la cifra podrá alcanzar los 400.000 a fines de 2005, cuando se procesen todas las solicitudes y se sientan "realmente" los efectos negativos sobre la economía.

Estos pronósticos tiran por tierra las especulaciones de algunos economistas que aseguraban que EE.UU. estaba cerca del pleno empleo gracias a la creación de dos millones de puestos de trabajo en los últimos dos años y una tasa de desempleo cercana al 5% que no se veía desde los ataques de septiembre de 2001.

Otro golpe para el crudo

Katrina también causó trastornos en los suministros de crudo y gas natural, justo en momentos que el precio de este oro negro está por las nubes. Lo que contribuyó a imprimir una mayor volatilidad a los precios internacionales del crudo.

La Agencia de Información de Energía (EIA, por su sigla en inglés) advirtió a los hogares estadounidenses que enfrentarán tarifas energéticas más altas en el próximo invierno (boreal).

El alza rondará entre un 71% para el gas natural, 31% para el gasóleo y 17% para la electricidad. Lo que significará un incremento en el costo de vida de los estadounidenses.

¿Y las remesas?

Pero también los inmigrantes, fundamentalmente aquellos sin estatus legal y/o de bajo poder adquisitivo, fueron los más afectados por Katrina, al resultarles más difícil escapar del lugar del desastre.

Se calcula que unos 145 mil mexicanos viven en Mississippi y que envían remesas regularmente a sus familiares en su país de origen. Sumados a otros tantos "latinos" residentes de Alabama y Louisiana.

Sin trabajo y con pocos recursos, se hace fácil prever que estos flujos de fondos se verán afectados, al menos en el corto plazo.

¿Qué podemos esperar?

Según el secretario del Tesoro, John Snow, los efectos negativos de Katrina serán puntuales y limitados, y sólo se sentirán en la economía de EE.UU. en la última etapa del año.

La pérdida de puestos de trabajo será transitoria, ya que el proceso de reconstrucción causará un rebote del empleo y dará un nuevo impulso al crecimiento.

Sin embargo, aunque estos efectos sean transitorios, no hay que olvidar que la economía estadounidense es una de las más grandes del planeta, por lo que una recesión -así sea pasajera- termina también afectando de una forma u otra, al resto del mundo.

Más que nada a aquellas economías que mantienen fuertes lazos comerciales con EE.UU., como lo son la mayoría de las de América Latina y el Caribe (en constante firma de tratados de libre comercio con ese país) y aquellas que dependen altamente del petróleo.

Es por eso que el paso de Katrina no sólo significará un agujero en los bolsillos de los estadounidenses -más que nada el de los más pobres- sino también un ajuste de cinturones para todos.

Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen