Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 5 de septiembre de 2005 - 10:57 GMT
Nicaragua: ¿Y la economía qué?
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Todo parecía indicar que 2005 sería un buen año en materia económica para Nicaragua, pero hoy los vientos no son tan favorables.

La economía tenía planeado crecer un 3,5% en 2005 y otro 4% en 2006, según los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras que la inflación tendería a reducirse de un 6,5% anual este año a 4,8% para finales del entrante.

Persona carga trastos
La economía nicaragüense es la segunda más pobre del continente tras Haití.
Sin embargo, estas proyecciones difícilmente podrán cumplirse debido a que Nicaragua enfrenta dos factores que no estaban presentes a la hora de hacer estos pronósticos: la más reciente crisis política que vive el país y la fuerte escalada -más allá de lo esperado- de los precios del petróleo a nivel internacional.

La alianza entre los sandinistas y los partidarios del ex-presidente Arnoldo Alemán para restar poder al ejecutivo ha surtido efecto y ha logrado debilitar al gobierno del actual presidente Enrique Bolaños, quien incluso anunció que podrían celebrarse elecciones anticipadas en el país.

La semana pasada, el tribunal de la Corte Suprema de Justicia, controlado por la oposición, ratificó la legalidad de las reformas aprobadas por el Parlamento que reducen los poderes del presidente para nombrar funcionarios en cargos claves de entidades de servicios públicos, así como también la obligación del mandatario de solicitar a la Asamblea Nacional la ratificación de nombramientos de ministros y embajadores.

Para los liberales y los sandinistas, quienes controlan el Congreso, estos cambios incrementarán la responsabilidad y transparencia del gobierno, mientras que para los simpatizantes de Bolaños, este es sólo un complot contra la democracia de parte de la oposición.

Incertidumbre sobre la mesa

Se esté a favor de unos o de otros, lo que está claro es que esta crisis política sólo trae incertidumbre, algo que sin dudas se reflejará sobre la economía nacional, una de las más pobres de Centroamérica y la segunda de Latinoamérica después de Haití.

Nicaragua es también uno de los países con el índice de percepción de la corrupción -elaborado por Transparencia Internacional- más alto de la región: 2,7 (en escala de 1 a 10, donde 10 corresponde al menos corrupto).

Y, justamente la crisis política que vive el país, tiene también como base problemas de corrupción.

Enrique Bolaños, presidente de Nicaragua
La crisis política afectó el desempeño de la economía.
Arnoldo Alemán, quien gobernó el país entre 1997 y 2000, paga actualmente una condena de 20 años de cárcel por lavado de dinero y corrupción, pero la Corte acaba de aliviar sus condiciones, pasando de arresto domiciliario a la libertad de moverse libremente por Managua.

A lo anterior se suma que el Congreso se está preparando para decidir si levanta la inmunidad del presidente para que sea juzgado por supuestos delitos electorales.

Ambos factores contribuyen a crear un clima de incertidumbre y volatilidad política en el país que repercute, en materia económica, más que nada sobre los inversionistas y cómo el resto del mundo ve las condiciones para hacer negocios en el país.

Alza del crudo golpea

Pero no sólo la crisis política golpea a la economía nicaragüense, la suba desenfrenada de los precios del petróleo -que roza los US$70 por barril en los mercados internacionales- le está también jugando una mala pasada.

Según declaraciones del Ministro de Hacienda y Crédito Público (MHCP), Mario Arana, a la prensa local, por cada US$10 de aumento en los precios del petróleo, la inflación en Nicaragua se eleva un 1,5%, por lo que el incremento en los precios se ubicará en los dos dígitos este año, muy por encima del 6,5% pronosticado por los organismos internacionales.

Cargador de bananas
El aumento del precio del petróleo llegó a los productos de la canasta básica.
En los primeros ocho meses del año, y debido al alza del petróleo, la canasta básica ha registrado una escalada de 17%, es decir, cada día les resulta más caro a los nicaragüenses satisfacer sus necesidades básicas de alimento, vestimenta y servicios.

Es fácil ver la correlación entre los precios de las productos básicos y el petróleo, si se piensa que los productores y empresarios deben pagar más a la hora de poner en marcha sus maquinarias y al transportar de sus productos. Por ende, lo trasladan a los precios.

Esto hace prever que los empresarios buscarán reducir costos mediante una disminución de su producción y un menor número de empleados. Lo que pondría en marcha un círculo vicioso en el país -de menor producción y menor consumo- que esfumarían los pronósticos alentadores para la economía previstos a comienzos del año.

Es por eso que, la crisis política y la desenfrenada suba del petróleo, son dos factores que sin dudas golpearán a los bolsillos de todos los nicaragüenses.



Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen