Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 8 de enero de 2005 - 05:48 GMT
La máquina de lavar a todo vapor
Mariana Martínez.
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

América Latina tiene la máquina de lavar encendida las 24 horas del día y a todo vapor. Y no justamente para limpiar la ropa de sus ciudadanos, sino para convertir grandes cantidades de dinero "sucio" en "limpio", y de paso, erosionar la economía y el bolsillo de todos los latinoamericanos.

Maletín rojo
El lavado de dinero representa entre el 2% y el 5% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

El lavado de dinero, como se le llama al proceso de convertir fondos ilícitos en claros y transparentes, es un negocio global que asciende a unos US$1,5 a US$2 mil millones anuales, según calcula el Fondo Monetario Internacional (FMI), y representa entre el 2% y el 5% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

En América Latina y el Caribe las operaciones de lavado de dinero representan entre el 2,5% y el 6,3% del PIB regional, según estima un informe del economista del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Alberto Chong.

¿Cómo es el proceso?

El proceso de lavado de dinero puede darse por dos canales: a través del sistema bancario o el no bancario, e implica la transformación de fondos que se generaron mediante un negocio ilícito en dinero "limpio".

Por ejemplo, mediante el depósito de pequeñas sumas de dinero (en montos menores a los que podrían despertar sospechas a las autoridades) en cuentas bancarias, o a través de la compra de propiedades o la instalación de negocios.

Compradores en la calle
El proceso puede darse a través del sistema bancario o el no bancario

Una vez el dinero ingresa al sistema bancario o se "instala" en el sector no financiero, el segundo paso es ocultar el origen de esos fondos. Este supone la reubicación del dinero, es decir, volver a depositarlo en otras cuentas (en el país o en el exterior) o invertirlo en otros negocios. De esa forma, el dinero que antes era ilícito, ahora aparece como generado a través de negocios "claros y transparentes", y es integrado a la economía sin que queden huellas que puedan ligarlo a actividades criminales.

Aunque el lavado de dinero en la región no es tan alto como lo puede ser en Asia y África, es considerablemente mayor que en las naciones desarrolladas. En escala de 0 a 10 (0 = extremadamente raro y 10 = mayor persistencia de lavado de dinero), América Latina obtiene un puntaje de 5,64 para lavado a través del sistema bancario y 6,57 para medios no bancarios. En tanto, los países de la OECD obtienen valores muy por debajo, de 3,41 y 4,31 respectivamente.

Latinoamérica a la cabeza

El lavado de dinero en la región no es tan alto como lo puede ser en Asia y África, es considerablemente mayor que en las naciones desarrolladas

Lo más alarmante es que entre los 10 países más populares del mundo para el lavado de dinero a través del sistema bancario, seis pertenecen a América Latina.

Argentina aparece liderando la lista de los latinoamericanos con 6,68 puntos, seguido por Colombia (6.57), Haití (6,43), Paraguay (6.43), Nicaragua (6.29) y Bolivia (6.0). Ecuador, Guatemala y Honduras, son los otros tres países de la región que aparecen en la lista de los más populares a la hora de lavar dinero.

Chile aparece una vez más, muy lejos del comportamiento promedio de la región, al ocupar el lugar 67 entre los 80 países estudiados en el informe de Chong, y con un puntaje de 3,0. Mientras que Uruguay y El Salvador lo hacen en el puesto 40 con 4,29 puntos, ocupando el segundo mejor puntaje entre los latinoamericanos. Es decir, Chile, Uruguay y El Salvador, son los países de la región donde es menos popular lavar dinero.

Cuando de lavar dinero a través de canales no bancarios se trata, siete países latinoamericanos están entre los 10 más populares. La lista la lidera Colombia con 8 puntos, seguido por Haití (7,86), Argentina (7,29), Paraguay (7,29), Nicaragua (7,14), Guatemala (7,14) y Bolivia (7.0). Chile obtiene el mejor puntaje (cuanto más bajo mejor), 4 puntos, seguido por Uruguay con 5,14 puntos.

¿Cómo afecta el lavado?

Según Chong, y contrario a la creencia popular, el narcotráfico y el terrorismo no son los únicos elementos que favorecen el lavado de dinero.

La debilidad y poco desarrollo del sistema financiero, así como también el tamaño de la economía informal, la baja calidad de gobierno corporativo y de las instituciones del gobierno, son otras características que también propician este tipo de actividades.

Los que lavan dinero tratan de invertirlo para ocultar el origen ilícito, sin importarles si lo hacen en actividades productivas o no productivas.

Pero, ¿cómo afecta el lavado de dinero a la economía de su país y a su bolsillo? Es muy simple, los que lavan dinero tratan de invertirlo para ocultar el origen ilícito, sin importarles si lo hacen en actividades productivas o no productivas.

Por ejemplo, no les interesa si están vendiendo un producto por debajo del precio de costo o "matando" a la competencia con sus precios de "ganga" y con ello provocando la quiebra de empresarios que sí tienen negocios legales.

También pueden generar crisis financieras y bancarias, ya sea al ingresar grandes cantidades de dinero al sistema bancario (lo que distorsiona el precio de la moneda nacional, entre otras cosas) o al salir muy rápido (de un día para el otro).

A esto se le suma que los esfuerzos que haga su gobierno para combatir el lavado de dinero, saldrá de su bolsillo. Y que este tipo de actividades ilícitas propician la corrupción y los actos criminales.

¿Cómo combatirlo?

Para combatir el lavado de dinero, dice Chong en su informe, es necesario desarrollar y fortalecer el sistema bancario, mejorar la calidad de las instituciones tanto públicas como privadas, y reducir la economía informal. Pero, sin duda alguna, alcanzar estos objetivos lleva tiempo y dinero.

Por el lado legal, algunos países de América Latina (entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay) ya están cumpliendo con las regulaciones de la Misión Especial de Acción Financiera (FATF, por su sigla en inglés), que buscan promover y desarrollar las políticas contra el lavado de dinero.

La mejora de los sistemas judiciales en Latinoamérica y la eliminación de la corrupción van de la mano a la hora de combatir el lavado de dinero.

Como ciudadanos nos queda contribuir con nuestro granito de arena: no dejar pasar por alto y denunciar cualquier actividad que luzca sospechosa. Está más que claro que, para que la máquina de lavar deje de funcionar en América Latina, es necesario el esfuerzo de todos.


Escríbale a la economista Mariana Martínez:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.




Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen