Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 8 de agosto de 2005 - 13:58 GMT
Refinerías, crudo y el rey Fahd
Mariana Martínez
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Los precios del petróleo están por las nubes desde hace ya un buen tiempo, pero durante la semana han sufrido un nuevo empujón alcista en los mercados internacionales.

Un aumento que se traslada casi de forma inmediata a los precios de los derivados del crudo que, tanto a nivel individual como industrial y nacional, se utilizan a diario, entre ellos el más común, la gasolina, gas oil o benzina, y que afecta de una forma u otra el bolsillo de todos los consumidores.

El rey Abdala
El rey Abdala mantuvo en su cargo a todos los ministros, incluyendo el de Petróleo.
La reciente muerte del rey Fahd de Arabia Saudita fue el último golpe que recibieron los precios del crudo en los mercados internacionales y que los disparó al alza.

El barril de crudo llegó a cotizarse en niveles de US$60 y US$62, tanto en Londres como Nueva York, tras conocerse la noticia del fallecimiento del monarca saudí quién gobernó por más de 25 años la nación que produce más petróleo en el mundo.

El fallecimiento del monarca saudita no fue una sorpresa, ya que en 1995 una hemiplejia había obligado al rey Fahd a dejar las riendas del país en manos de su medio hermano, Abdala, quién se ocupó de seguir al pie de la letra la política petrolera que había caracterizado al monarca hasta el momento.

Sin embargo, el mercado prefirió ser cauto y reaccionó de inmediato ante la expectativa de si Abdala -elegido rey luego del fallecimiento de Fahd- mostrará durante su mandato la misma tónica conservadora que lo ha caracterizado durante los últimos 10 años, orientada a amortiguar la escalada alcista de los precios del petróleo.

A lo anterior se sumó además algunos problemas con las refinerías en Estados Unidos, lo que incrementó los temores de que los productores de petróleo y combustibles no puedan hacer frente a la actual demanda del verano boreal (fundamentalmente de gasolina por turismo y aires acondicionados); así como también la que vendrá durante el invierno, cuando los sistemas de calefacción se enciendan en millones de hogares de América del Norte y Europa.

El precio del crudo Texas, de referencia en Nueva York, ha subido 42% en los últimos 12 meses, y un 20% en los últimos 3 meses. A su vez el barril de Brent, que se usa como marcador en Londres, escaló 45% en un año y 17% entre abril y julio.

Interrogantes

Arabia Saudita
2000: US$27,6
2001: US$23,12
2002: US$24,36
2003: US$28,1
2004: US$36,05
2005: US$45,54 (al 13/05/05)
2005: US$44,65 (al 19/05/05)
2005: US$55,29 (al 05/08/05)
(*) Precio por barril - Fuente: OPEP

¿Por qué es importante lo que ocurre en Arabia Saudita? Y más importante aún: ¿Cómo sus movimientos económicos y/o políticos afectan el precio del crudo?

La respuesta es muy simple. Arabia Saudita no sólo es la primera productora (y exportadora) de petróleo en el mundo, sino que también es el único país con la capacidad suficiente como para balancear o nivelar el mercado. Es decir, puede elevar y/o reducir su producción lo necesario para estabilizar los precios internacionales del petróleo.

Arabia Saudita cuenta con reservas de petróleo estimadas de 261.000 millones de barriles, las más grandes del planeta al representar un cuarto del total de las reservas mundiales.

Además, su producción de petróleo representa el 45% del Producto Bruto Interno (PIB) de la nación.

De allí que todo lo que ocurra al interior de este país es de vital importancia para los mercados del crudo.

Un claro ejemplo ha sido la política que Abdala ha seguido en lo que va del año -mientras suplía funciones de gobierno ante la frágil salud de Fahd-, que ha buscado moderar la escalada alcista del crudo. ¿Cómo? Aumentando la producción (o la oferta) del hidrocarburo a unos 9,5 millones de barriles diarios, lo que representa el 11% del suministro mundial.

Actualmente, Arabia Saudita está invirtiendo unos US$50.000 millones para poder elevar su capacidad máxima de producción de 11 millones de barriles diarios a 15 millones de barriles diarios.

Aunque la noticia de la muerte del rey Fahd causó una escalada alcista en los precios, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) considera que es una reacción natural de los mercados.

Pero, al mismo tiempo confía que Abdala mantendrá la misma política de los últimos 10 años lo que generará tranquilidad en el corto plazo.

Una señal positiva fue el hecho de que el nuevo monarca optara por mantener a todos sus ministros en sus puestos, incluyendo al de Petróleo, Ali al-Naimi, quien viene ocupando el cargo por los últimos 10 años. Ello hace prever que no habrá un cambio significativo en la política económica de la nación petrolera.

¿Y las refinerías?

A la muerte del rey Fahd se le sumó otro factor de inestabilidad para los precios del crudo y que genera temor en los mercados: la posibilidad de que las refinerías no sean capaces de cubrir la demanda del mercado durante los meses de invierno del hemisferio norte y la actual temporada de huracanes. Especialmente en Estados Unidos, país que consume la cuarta parte del crudo mundial.

Un escenario como este provocaría inmediatamente una presión al alza del valor del hidrocarburo en los mercados.

Operadores en Nueva York.
En la Bolsa de Nueva York hubo alza de precios y agitación tras la muerte de Fahd.
El problema radica en que desde la crisis asiática en 1998, los inversores han optado por no invertir en la construcción de refinerías (debido a la volatilidad y riesgo de la inversión).

Incluso, en países como EE.UU., el propio presidente, George W. Bush, ha reconocido que desde 1976 no se construye ninguna refinería en el país. Lo que agrava la situación de los suministros y encarece el valor del barril.

Para la OPEP la robustez de los precios se basa en la falta de refinerías. Pero aquellos que han invertido en refinerías aseguran que el problema radica en el escaso suministro de crudo, aún cuando la OPEP produce hoy a su nivel máximo en 26 años.

Por su parte, los inversores en los mercados internacionales afirman que la muerte del rey Fahd y la decisión del presidente de Irán de reiniciar el programa nuclear, han causado una mayor presión alcista en los precios, ya que ambas noticias causan inestabilidad y aumentan la posibilidad de interrupciones en los suministros en Oriente Medio.

Cualquier sea la causa, el precio del barril del petróleo sigue subiendo y, aunque las previsiones son de un reajuste a niveles de US$50 y US$55 por barril en el corto plazo, lo que está más que claro es que los consumidores, personas como usted o como yo, seremos los que seguiremos pagando, directa o indirectamente, y de nuestro bolsillo, el alto precio del petróleo.



Barómetro económico

ÍNDICE DE NOTAS

ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003


NOTAS RELACIONADAS
Aprueban el CAFTA en EE.UU.
28 07 05 |  Internacional
CAFTA: las razones de Bush
27 07 05 |  Internacional
Bush vende CAFTA en la OEA
21 07 05 |  Internacional
Maduro: "Vinimos a apoyar a Bush"
12 05 05 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen