Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 18 de diciembre de 2004 - 16:38 GMT
A. Latina: ¿pobre y sin empleo?

Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Hace un año, contaba en estas páginas la historia de doña María, una salvadoreña cuyo único sueño es el de escapar de la pobreza y alcanzar una vida "decorosa".

Niños peruanos
224 millones de latinoamericanos viven en la pobreza; muchos son niños.

Las remesas que doña María recibe desde del exterior, son sin duda una ayuda, pero no le alcanzan ni para ahorrar, ni para estudiar, ni -simplemente- para sobrevivir.

La falta de empleo es el común denominador en su entorno y las probabilidades de estudiar son muy reducidas.

Hoy, doña María, al igual que otros 224 millones de latinoamericanos que viven en la pobreza, recibe un duro golpe que desmorona sus sueños: la noticia de que la indigencia la acompañará al menos por un largo tiempo más.

Y, lo que es peor, que el escapar de la pobreza dependerá más que nada de los planes económicos que designen los gobernantes y los organismos internacionales, y no de su propio esfuerzo.

La información llega de manos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), entidad que afirma que probablemente los países de América Latina y el Caribe no lograrán en 2015 la llamada "meta del milenio" de reducir a la mitad el número de personas que viven con menos de US$ 1 por día.

Las perspectivas de reducir en un 50% el número de personas que viven con menos de US$ 2 diarios son menos alentadoras, según dice el informe anual sobre el empleo a nivel mundial elaborado por la OIT.

Este poco optimista pronóstico está basado en tres fenómenos que han golpeado a América Latina en la última década: desempleo, poca productividad y el estancamiento en los niveles de la educación.

Falta de empleo

Según la OIT, en los últimos diez años se ha registrado una caída en el ratio empleo/población, es decir, se ha creado un mayor número de empleos, pero éstos no han sido suficientes para absorber a la creciente fuerza de trabajo.

Según la OIT, en los últimos diez años en América Latina se ha creado un mayor número de empleos, pero éstos no han sido suficientes para absorber a la creciente fuerza de trabajo.

En consecuencia, el desempleo ha aumentado en 24 años de 6% en 1980 a 10,5% en 2004.

El informe destaca que, pese a una tendencia general a la recuperación económica durante 2003, el número de trabajadores que no ganan lo suficiente como para mantenerse a sí mismos y a su familia (ganan menos de US$ 1 por día), alcanzó los 30 millones.

Y no sólo eso. Entre 1980 y 2004, el poder adquisitivo o de compra de los salarios mínimos en América Latina se contrajo un 22%, mientras que la cifra de personas que trabajan en el sector informal de la economía es cada día más grande: alcanza a seis de cada diez trabajadores.

Es decir, cada día los trabajadores pueden comprar menos y se emplean cada vez más bajo condiciones "inseguras".

La OIT asegura que la mejor herramienta para combatir la pobreza es la creación de trabajos decentes, de empleos que ofrezcan no sólo un nivel de ingresos suficientes para vivir, sino también seguridad social, buenas condiciones laborales y oportunidad de hacerse oír.

Son condiciones que deberían aplicarse no sólo a los que no tienen trabajo, sino también a aquellos que lo tienen pero son pobres y necesitan una oportunidad para salir de la pobreza.

La agricultura es la clave

Otra herramienta para combatir la pobreza, dice el informe, es volver más productivo el sector agrícola.

Población bananera en Perú
Más del 75% de los trabajadores pobres de América Latina y el Caribe viven en áreas rurales.

Hay que recordar que más del 75% de los trabajadores pobres de América Latina y el Caribe viven en áreas rurales donde los índices de pobreza son altos.

A eso hay que sumarle que en muchos países de la región, tales como Haití, Nicaragua, Guatemala y Honduras, la agricultura genera entre el 30% y el 50% del total de los empleos en el país y que, justamente, este sector tan importante de la economía es generalmente olvidado por los gobernantes.

El informe asegura que para reducir la pobreza es esencial elevar la productividad, fundamentalmente en los sectores de la economía donde la mayoría de la población trabaja: el agro, los pequeños negocios o el sector informal urbano.

¿Y el crecimiento qué?

En cuanto a tasas de crecimiento económico, la OIT pronostica que se necesitaría un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) regional de entre 3% y 4% anual para recortar a la mitad el número de pobres que subsisten con US$1 al día, y entre 4% y 6% anual para disminuir a los que viven con menos de US$ 2 por día.

Si nos basamos en datos históricos, los de la última década no son muy alentadores. La región sólo creció un 2,6% anual entre 1993 y 2003.

Es necesario generar empleos para todos. Y en eso, América Latina ha venido fallando por más de 20 años.

La pregunta clave es si América Latina será capaz de crecer a un ritmo mayor y a la tasa que se necesita durante la próxima década para combatir la pobreza.

Según la OIT, existen sólidas señales de que la región va a mostrar un crecimiento mucho más sólido en los próximos años.

Sin embargo, existirán algunas piedras en el camino que podrán debilitar este crecimiento, entre ellas, el desequilibrio en Estados Unidos (por el lado del déficit fiscal), la posibilidad de una subida en las tasas de interés de ese mismo país (lo que incrementaría el pago de la deuda externa de la región), la amenaza latente que representa China (en materia de comercio) y la tendencia alcista de los precios del petróleo.

Pero vale la pena dejar en claro también que para reducir la pobreza se necesita mucho más que un incremento en el PIB.

Es necesario generar empleos para todos. Y en eso, América Latina ha venido fallando por más de 20 años.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) pronostica que después de crecer a la mayor tasa en los últimos 25 años en 2004 (5,5%), la región registrará una subida del PIB menos acelerada en 2005 -de 4%-, pero ésta no será suficiente como para reducir el desempleo.

¿De qué dependerá entonces el futuro de América Latina y el Caribe? De las políticas de los gobernantes, de la coyuntura mundial y de lo que "recomienden" los organismos internacionales.

De lo que no hay duda es que ese destino no está ni en los sueños ni en las manos de doña María.


Escríbale a la economista Mariana Martínez:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.
Es posible que sus comentarios sean publicados en la BBC.




NOTAS RELACIONADAS
EE.UU.: ¿Y ahora qué?
06 11 04 |  Barómetro económico
Entre deudas y promesas
09 10 04 |  Barómetro económico


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen